RSE

¿Cómo esta empresa quiere combatir el hambre?

Conoce la estrategia de Kellogg en tres pasos para combatir el hambre

De acuerdo con UNICEF, uno de cada 4 niños menores de 5 años a nivel mundial sufre de desnutrición crónica. Este problema se asocia a una reducción del desarrollo físico y mental durante la infancia, y al entrar a la edad adulta con una mayor propensión al sobrepeso y enfermedades crónicas.

Kellogg es una empresa cuya estrategia de responsabilidad social se enfoca en el combate al hambre y la desnutrición, haciendo énfasis en la importancia del desayuno específicamente en los niños a través de su programa Desayuno para Mejores Días.

Para llevar a cabo este objetivo de manera exitosa, la empresa tiene una estrategia que consta de tres pasos:

1.- Expandir los programas de desayuno: alrededor del mundo existen muchos niños que van a clases sin haber consumido algún alimento, el programa busca donar porciones de alimento para que todos los días los pequeños puedan iniciar con la energía necesaria.

Kellogg

En 2014 se buscó expandir las alianzas para incrementar la participación de gobiernos y otras organizaciones que luchan contra el hambre y así tener mayores resultados. En Estados Unidos con Healthy Kidsz, se incrementó el apoyo de desayunos en un promedio de 30% en 207 escuelas y con Food Research and Action Center casi se duplicó la participación en 16 escuelas.

2.- Maximizar la donación de producto: para maximizar la donación y el impacto, Kellogg crea políticas y procedimientos de donación regionales para asegurarse de que la ayuda llegue a las familias que más lo necesiten.

En estados unidos, desde hace más de 30 años, la compañía se asoció con Feeding America para asegurar que la donación que se hace alcance a las personas más vulnerables. Con esta misma organización se distribuyen alimentos tras el paso de desastres naturales, con el centro de ayuda móvil que puede desplazarse a lugares afectados.

3.- Promover el mensaje: para promover el mensaje de la importancia del desayuno y combate al hambre, la empresa ha participado en conferencias importantes en Estados Unidos y Latinoamérica, y ha organizado eventos de influencia en las oficinas de Kellogg en todo el mundo incluyendo Reino Unido, Alemania y España.

La labor de promoción extiende el programa de desayunos también a los consumidores, a través de campañas de sensibilización para poner en marcha donación de alimentos y efectivo con la compra de algunos productos específicos de la marca.

De esta manera es como se pretende que el programa crezca año con año, teniendo como meta alcanzar mil millones de porciones donadas para finales de 2016.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario