Fundaciones Empresariales

Cómo despertar la confianza de tus donantes

Confío entregó reconocimientos a organizaciones que utilizan su metodología para crear confianza en los donantes.

Confio en el Tec 006

Por: Emilio Guerra Díaz

El pasado jueves 4 de agosto se llevó a cabo en las Instalaciones del ITESM Ciudad de México la entrega de reconocimientos a organizaciones de la sociedad civil que participaron en el modelo de Transparencia y Buenas Prácticas de Confío, Construyendo Organizaciones Civiles Transparentes. El programa contempló además la impartición de la Conferencia “Sociedad Civil y Cultura de Rendición de Cuentas que impartió el Dr. Alejandro Natal, quién es investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Lerdo.

El Dr. Julio Ernesto Rubio Barrios, Director de Ciencias y Humanidades del ITESM dio la bienvenida a la audiencia y compartió los programas de vinculación que tiene ese instituto con organizaciones de la sociedad civil que cada vez son más comunes, lo que une a la universidad con la comunidad y consideró que la verdadera “hélice del desarrollo es aquella que tiene 4 aspas: una es la empresa, otra la universidad, mientras que las dos restantes son el gobierno y la sociedad civil.

Posteriormente el Lic. Mauricio Reyes, Director de Comunicación Corporativa de Femsa Comercio, compartió con los asistentes un breve recorrido de la historia del corporativo que está cumpliendo 125 años. Femsa se ve como un actor al que le interesa tener una sociedad más fuerte y vigorosa de ahí que tenga interés de acercarse a organizaciones de la sociedad civil. Destacó el programa de redondeo “Clientes Oxxo” que cada día cobra mayor relevancia y por lo tanto requiere informar a los donantes sobre el destino y uso de los recursos recaudados. Reyes comentó que estamos viviendo cambios y nuevas formas de relacionarnos. Gracias a los cambios de las tecnologías de información hoy las comunidades son más activas y demandan mayor información, por ello las organizaciones civiles deben estar mejor preparadas para generar confianza. Mauricio Reyes estuvo acompañado de su equipo de trabajo con Martha García, Luis Quirós y Cordelia Portilla (Responsabilidad Social de Oxxo).

El programa de Transparencia y Buenas Prácticas de Confío cuenta con el apoyo de Femsa y Oxxo, empresa que ha apostado recursos a organizaciones de la sociedad civil por estar interesados en incidir favorablemente la profesionalización, institucionalización y transparencia de aquellas a fin de incrementar la confianza del donante y darle información para que tome una decisión de donación de recursos.

A diferencia de otros modelos que se ostentan como “certificadores de OSC”, la metodología Confío no brinda ningún documento de esa naturaleza sino que ofrece el servicio de analizar organizaciones de manera gratuita para evitar un conflicto de interés como: “sí me pagas tu certificación, estás vigente para recibir donativos…” y detectar áreas de oportunidad en base a los principios de Confío. Quienes cubren el costo del servicio de análisis son los financiadores como empresas y fundaciones empresariales que alientan la confianza en el sector social y filantrópico pues reconocen que forman un equilibrio adicional en las relaciones gobierno-empresa-sociedad civil, en este caso Femsa y OXXO.

Para alcanzar su misión Confío, ha unido esfuerzos con otras organizaciones internacionales de probada experiencia y prestigio como el International Committe on Fundrasing Organizations, la española Fundación Lealtad, la Fundación del Empresariado Chihuahuense y otras más. Tiene presencia en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Distrito Federal y está en franca expansión.

Los principios de Confío en Transparencia y Buenas Prácticas son:

1.- Principio de Funcionamiento y Regulación del Órgano de Gobierno.

2.- Principio de Claridad y Divulgación de la misión.

3.- Principio de Planeación y Seguimiento de Actividades.

4.- Principio de Comunicación e Imagen Fiel en la Información.

5.- Principio de Transparencia en el Financiamiento.

6.- Principio de Pluralidad en el Financiamiento.

7.- Principio de Control en la Utilización de los Fondos.

8.- Principio de Presentación de las Estados Financieros y cumplimiento de las Obligaciones Legales y Fiscales.

9.- Principio de Promoción del Voluntariado.

Después de la explicación del modelo Confío que hizo el Lic. Javier García Gutiérrez, Director de Confío, cedió el micrófono al Dr. Alejandro Natal para impartir su conferencia.

Alejandro Natal hizo una propuesta a la audiencia de hacer un recorrido “reinterpretativo” sobre la historia de la sociedad civil del país que es más profunda de lo que pensamos. “Nuestros personajes de la independencia eran como nosotros, ciudadanos. Se organizaban, platicaban, conversaban y cambiaban puntos de vista. Convocan a curas, militares, etc. en ese sentido estaban construyendo sociedad civil. Se fueron acercando a donantes como Leona Vicario”. Natal continuó “ahí están los primeros héroes de la sociedad civil”. En el México independiente, en particular el porfiriato, las organizaciones más activas eran las de los ciudadanos, no eran los empresarios ni los opositores del régimen. Muchas de esas organizaciones no eran políticas sino tenían otra naturaleza como el Ateneo de la Juventud o la que dio origen al Conservatorio Nacional, la Cruz Blanca, la Sociedad de Biólogos, etc.

Durante el periodo de la Revolución “la sociedad civil se ve sujeta a la creación de un sistema político que tenía como fuentes el corporativismo y el patrimonialismo. Por otro lado se registró una división de la sociedad en sectores políticos: campesinos, organizaciones populares, empresarios y sindicatos de trabajadores. Lamentablemente el corporativismo cooptó a los líderes de las organizaciones sociales a participar en el sistema. Esto significó una sociedad menos participativa en lo público, su actividad social pasó a ser una forma discreta”.

En 1968 “vuelve a aparecer la sociedad civil y nuevas organizaciones con temas de vivienda, desarrollo comunitario, las comunidades de base, grupos de personas marginadas, etc. esta sociedad en los ochenta la vemos más pujante”. En 1985 “la sociedad civil se vuelve el gran héroe que salva a la sociedad y evita que el país se pierda en el caos”.

En las reuniones de café de los años noventa, los ciudadanos empiezan a organizarse de nuevo para discutir los cambios que cada quien quiere ver. De manera aislada quizá no tenía importancia, pero en conjunto hacen una gran fuerza ciudadana. Muchas de ellas, en el año 2000, promovieron el voto y el cambio de partido en la presidencia. La sociedad civil trabajó para impulsar muchas asociaciones en contra de las resistencias del estado y de los partidos políticos. Muchas de las ahora instituciones públicas tuvieron sus antecedentes en organizaciones de la sociedad civil como el Instituto Nacional Electoral, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Transparencia.

Cuando hablamos de sociedad civil vemos nuestro micro cosmos y el referente es nuestro propio universo y nos cerramos pero reflexionemos, dijo Nadal, sin ese microcosmos no podríamos construir los enormes cambios de México. Por ello, el tema de Transparencia y Rendición de Cuentas ha venido empujándose desde hace mucho tiempo por la sociedad civil, que hoy abrevan, por ejemplo, en la Ley 3 de 3. Construimos opinión pública desde las redes sociales y eso es parte del proceso que vivimos hoy. La reunión de hoy y el taller que están cursando las organizaciones suma a ese universo de cambios que queremos. La rendición de cuentas muestra que nuestras organizaciones si son útiles a la sociedad.

El Dr. Alejandro Natal concluyó su disertación reconociendo a las organizaciones que participaron en el proceso Confío de manera contundente: “Ustedes no están trabajando sólo por su organización, por hacer su organización más transparente, sino que aunque no lo vean, están sumando a la transformación de una sociedad con una cultura de transparencia y rendición de cuentas. Están cambiando a este país. Es admirable que la sociedad civil esté dando ejemplo de ser más transparente de lo que la ley les pide; mientras que nuestros políticos están intentando ser menos transparente de lo que la ley les pide”.

Posterior a esta magnífica disertación, Femsa y Confío entregaron los reconocimientos a 7 organizaciones: Asilo de Ancianos Rosa Loroño, I.A.P., Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural, A.C., Fundación Pro-Empleo D.F, A.C., México Unido contra la Delincuencia, A.C., Residencia Rosa Fernández Veraud, I.A.P., Trasplante y Vida, I.A.P., y Voluntarias Vicentinas de la Santa Cruz del Pedregal, I.A.P.

Confío cuenta con un Consejo Directivo y un Comité Técnico plural de personalidades que provienen de distintas universidades y organizaciones como Alberto Hernández Baqueiro, Blanca Maiz, Alejandro Natal, Enrique A. Hernandez B. (quien es el Presidente del Director), Enrique E. Siebert S., Jorge Ortiz B., Dña. Patricia E. de Roda G., Adrián Aguirre R., Ana de la Rosa C., Emilio Guerra Díaz, Hortensia Ortiz M., Michael D. Layton M., Dominique Derijckere L. y Javier García Gutiérrez.

Desde el Consejo Directivo

Impresionante el trabajo de la Fundación Alfredo Harp Helú y su programa Home Runs Banamex, dijo el Presidente del Directorio. Recién entregó recursos por 9 millones de pesos a diversas organizaciones de asistencia y desarrollo que trabajan en el país valorando a todas por igual en la trascendencia de sus actividades y poblaciones que atienden.

El Tesorero de la organización expresó que da gusto que existan más iniciativas de la sociedad civil que están interesadas en protección civil como la que llevan a cabo Visión México, Ayuda en Acción, Oxfam México y el Programa de Apoyo a la Reducción de Riesgos de Desastres en México (PNUD). Con su ayuda se ha beneficiado a aproximadamente 100,000 personas en 50 municipios y 270 comunidades de 10 estados de la República Mexicana.

El Director de la organización señaló que cada vez es más frecuente ver en las ceremonias de los juegos olímpicos referencias de agradecimiento a todas las personas que colaboraron o ayudaron a realizar los juegos. Rio 2016 no fue la excepción. El presidente de Brasil dio las gracias en reiteradas ocasiones a los voluntarios que están prestando su servicio. En esta ocasión se ha entregado por primera vez el Laurel Olímpico a personas del mundo del olimpismo que destacan por su contribución a la cultura, la educación, la paz y la filantropía mediante el deporte. En esta primera edición el premio fue para el keniano Kipchoge «Kip» Keino, quién está dedicando su vida a llevar educación para niños pobres.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact