RSE

¿Cómo celebran a las mujeres en Kellogg?

Conoce la empresa que celebra con las mujeres a través de un voluntariado.

Fue un 8 de marzo de 1975 cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebró por primera vez y de manera oficial el Día Internacional de la Mujer. En la actualidad esta fecha se celebra tanto en los países desarrollados, como en los que están en desarrollo; desde entonces, la ONU ha creado estrategias, programas y objetivos acordados internacionalmente para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo, que sirven para promover los derechos de la mujer y mostrar la evolución social en una lucha por lograr la equidad.

Kellogg se siente orgulloso de celebrar este día con mujeres que forman parte de la compañía y de las comunidades cercanas en donde la marca opera; es por ello que en el marco del Día Internacional de la Mujer, buscó rodearse de historias en su primera jornada de voluntariado del año, donde mujeres de la empresa y de la comunidad de Huixcazdhá tuvieron una mañana llena de inspiración.

Mujeres de Kellogg trabajando por y con la comunidad

Muchas mujeres que pertenecen a la comunidad de Huixcazdhá en el estado de Hidalgo, se sintieron orgullosas de realizar actividades de voluntariado con las mujeres de Women of Kellogg (WOK), un grupo de empleados que tiene como objetivo reconocer el trabajo exitoso de las mujeres dentro de la compañía, y uno de sus ejes estratégicos es el trabajo con la comunidad; apoyando así a mujeres no solo de la empresa, sino de distintos lugares.

“En este día queremos compartir lo mucho que tenemos con la comunidad, para que salgan adelante y puedan ser muy exitosos.” Afirmó María Esther Torres, líder de WOK en Latinoamérica.

Además, una de las características de este primer voluntariado de Kellogg 2017, es que Desayunos para Mejores días y las mujeres que pertenecen a WOK, compartieron conocimientos con las jefas de familia de la comunidad, acercándose y regalando a estas mujeres parte de su tiempo, y logrando generar un impacto positivo en los diferentes grupos de interés.

Para nosotros es importante acercarnos, trabajar y compartir nuestro tiempo con la comunidad.” Compartió Atalía Ortiz, Gerente de Responsabilidad Social de Kellogg Latinoamérica.

Esta sesión fue una experiencia de valor para todos, ya que mientras las voluntarias de Women of Kellogg aprendieron a trabajar en equipo realizando una composta, también aprendieron a mantener sano y verde un huerto. Por otro lado las 40 jefas de familia, recibieron un taller de nutrición en el Centro Comunitario de Aprendizaje, en el cual aprendieron consejos acerca del plato del buen comer, impartido por una de las nutriólogas del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg’s (INSK), Irazú Portillo Muñoz, quien logró en conjunto unir a las familias con actividades a favor de la comunidad.

Además, mientras las jefas de familia recibían este curso, los voluntarios realizaron talleres para niños y niñas en la fábrica de San Miguel de Proyectos, donde mostraron su creatividad; mientras que algunos otros lavaron y engrasaron bicicletas; y ordenaron y catalogaron libros de la biblioteca de la primaria y secundaria de la comunidad.

Dos mujeres ejemplares

La señora Reina Chávez trabaja desde hace 12 años en la fábrica San Miguel de Proyectos, un lugar que ofrece productos nutritivos de amaranto y lo más importante, brinda empleos a las mujeres de la comunidad de Huixcazdhá en el estado de Hidalgo; esta pequeña empresa es también proveedora de Kellogg.

Reina trabaja en el área de producción y compartió con los voluntarios la satisfacción que siente gracias al importante trabajo que realiza, pues sabe que con los productos de la fábrica puede combatir la desnutrición de los niños de su comunidad.

Por otro lado, la señora Deisy Camacho es técnica en enfermería y ha salido adelante gracias a que trabaja como voluntaria en la Casa de salud de esa comunidad; lo que ha significado un verdadero reto personal y profesional; ya que tiene la responsabilidad de cuidar y atender la salud de adultos y niños.

Con este festejo, las jefas de familia, los voluntarios y la compañía aprendieron que el empoderamiento y la equidad de la mujer son dos de los principales esfuerzos que se deben seguir reconociendo en cada rincón del país y del mundo.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga egresada y titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por las lecturas románticas y dramáticas. Aprende sobre todo tipo de herramientas que están en la red y amante de los conciertos.

1 comentario

Dejar un comentario