Comedor ecotécnico, ¿cómo funciona? – ExpokNews

¿Has escuchado hablar de un comedor ecotécnico? ¡Hay uno en México!

Existe una iniciativa en México que hizo posible que una población vulnerable ahora tenga acceso a un comedor ecotécnico. ¡Conócela!

Un compromiso con las comunidades rurales

Santa Rosa de Lima es un poblado ubicado en el estado de Oaxaca que cuenta con aproximadamente 2,195 habitantes, de los cuales 141 son niños. Sus dos principales actividades de negocio son el cultivo de café y la apicultura, pero su difícil situación geográfica mantiene a los residentes en la marginalidad y sin muchas oportunidades de desarrollo, por lo que es considerada una de las zonas más pobres del país.

Afortunadamente, desde hace ocho años tiene el apoyo de Fondo para la Paz I.A.P. (FPP), una agencia de desarrollo local que incrementa el bienestar de los pueblos indígenas a través de proyectos participativos y la organización comunitaria.

“Creemos que el desarrollo surge desde la comunidad, surge desde la gente, que no es impuesto por tomadores de decisiones, sino que es colaborativo” afirma Gustavo Maldonado, director general de FPP. “Nadie conoce la problemática mejor que quien la padece y nadie puede aportar mejores soluciones que la gente que vive la situación”.

Como cualquier otra organización social, el FPP trabaja de la mano de aliados. Uno de ellos es Alsea, empresa con la que ha colaborado en iniciativas de producción y construcción de capacidades técnicas tanto en Santa Rosa de Lima como en otras poblaciones.

Hace un año, el FPP se unió con Fundación Alsea para realizar un nuevo proyecto: edificar un comedor ecotécnico y comunitario en Santa Rosa de Lima que ayude a terminar con la pobreza alimentaria en la que viven y, al mismo tiempo, elevar la calidad de vida de la gente que reside allí.

“Va por mi cuenta”, una iniciativa exitosa

“Va por mi cuenta” es un movimiento impulsado por Fundación Alsea que nació en el 2012. Su misión es brindar una mejor alimentación a niños y jóvenes mexicanos en situación vulnerable por medio de la operación de comedores.

Cuando recién inició el movimiento, Fundación Alsea se propuso la meta de instaurar diez comedores en diferentes estados del país en cinco años, y el pasado 15 de noviembre cumplió este objetivo al inaugurar el décimo en Santa Rosa de Lima, Oaxaca.

3,500 niños son atendidos diariamente en los comedores y el 78% de ellos ya tiene un estado nutricional adecuado.

Este último comedor es especial por una razón: es el primer comedor ecotécnico y comunitario del movimiento “Va por mi cuenta”. Esta característica le da un nuevo nivel de impacto, pues su diseño integral y sustentable permite que la comunidad goce de los servicios de necesidad básica a los que tiene derecho. Además, los habitantes fueron capacitados para operar cada elemento del comedor ecotécnico y también son ellos quienes se encargan de la preparación de los alimentos servidos. Esto ocasionará que este cambio social perdure, alcanzando la sostenibilidad y el desarrollo plenos.

Comedor ecotécnico, ¿cómo funciona?

Para asegurar que el comedor ecotécnico tuviera una infraestructura inteligente y de calidad, Fundación Alsea y FPP contactaron a la organización BORDA LAS AMÉRICAS, la cual es experta en provisión de servicios públicos básicos en áreas de agua, saneamiento y energía a nivel global.

“Ha sido un honor formar parte de la construcción de este comedor comunitario en Oaxaca, un diseño basado en la planeación participativa y mantenimiento de bajo costo”, declaró Pedro Kraemer, director de BORDA LAS AMÉRICAS, quien estuvo presente en la inauguración.

Debido a los periodos de sequía por los que normalmente atraviesa el estado y la comunidad, el acceso ininterrumpido al agua es fundamental. Por ello, el comedor ecotécnico tiene un techo de dos aguas invertido que es parte de un sistema de captación de agua pluvial, drenaje, planta de tratamiento de aguas grises y un bebedero dual, del cual los niños pueden tomar agua filtrada o de garrafón en caso de escasez hídrica.

comedores ecotecnicos, alsea, fundacion alsea, fondo para la paz, movimiento va por mi cuenta, borda las americas, que es un comedor ecotecnico, santa rosa de lima, oaxaca, comunidades en pobreza alimentaria, seguridad alimentaria en mexico, comedores comunitarios alsea, comedor comunitario, sustainable coffee challenge

Lavamanos y fregaderos no podían faltar en las instalaciones, así como un almacén, congelador y refrigerador. Después de todo, y tal como señaló Renzo Casillo, director general de Alsea México, proveer seguridad alimentaria no solo significa entregar comidas, sino darlas en el mejor estado y calidad para evitar enfermedades.

En la cocina, se implementaron estufas ahorradoras de leña estilo patsari. De acuerdo con un estudio publicado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), este tipo de estufas conlleva varios beneficios:

  • Minimiza el consumo de leña y contribuye a la conservación forestal.
  • Elimina el humo dañino, protegiendo la salud de las personas que cocinan.
  • Su costo es bajo.
  • Tiene una vida útil extensa.

comedores ecotecnicos, alsea, fundacion alsea, fondo para la paz, movimiento va por mi cuenta, borda las americas, que es un comedor ecotecnico, santa rosa de lima, oaxaca, comunidades en pobreza alimentaria, seguridad alimentaria en mexico, comedores comunitarios alsea, comedor comunitario, sustainable coffee challenge

comedores ecotecnicos, alsea, fundacion alsea, fondo para la paz, movimiento va por mi cuenta, borda las americas, que es un comedor ecotecnico, santa rosa de lima, oaxaca, comunidades en pobreza alimentaria, seguridad alimentaria en mexico, comedores comunitarios alsea, comedor comunitario, sustainable coffee challenge

Además de estas ecotecnias, el comedor está compuesto por una rampa de acceso, ventilación cruzada, iluminación con focos LED y mobiliario para dar servicio a alrededor de 60-70 pequeños, jóvenes y mujeres embarazadas o en lactancia.

El comedor ecotécnico mejora las condiciones de vida de los cafeticultores y sus familias, lo que fortalece el compromiso que Alsea tiene con el reto Sustainable Coffee Challenge.

Este proyecto, fruto de la alianza entre Fundación Alsea, FPP y BORDA LAS AMÉRICAS, sin duda tiene el potencial de ser replicable y/o escalable no solamente en otras poblaciones rurales, sino urbanas de México y el resto del mundo.

“Nos enorgullece decir que con la apertura del comedor en Santa Rosa de Lima (…) iniciamos la operación de un nuevo modelo sustentable tanto social, económico y ambiental” comentó Casillo. “Este es un camino largo, pero queremos seguir en esta dirección”.

Acerca del autor

Alejandra Ramírez

Licenciada en Escritura Creativa y Literatura, egresada de la UCSJ. Ha trabajado para el medio editorial y la Secretaría de Cultura, y también ha colaborado como redactora de contenido en revistas digitales de entretenimiento.