Conoce este caso de éxito

Hablar de una cultura de responsabilidad social empresarial no solo implica contar con acciones o prácticas que contribuyan al desarrollo de las comunidades y el medio ambiente, significa también que toda la organización se unifique, tome consciencia, y que sus actividades y decisiones se lleven a cabo bajo esta visión, es decir, tener colaboradores responsables.

Las ventajas de contar con colaboradores responsables son múltiples: generalmente tienen mayor compromiso con la organización, toman mejores decisiones ya que conocen y entienden el impacto de sus acciones, son proactivos al proponer nuevas iniciativas o mejorar las existentes, el clima organizacional mejora y favorece el descubrimiento de nuevos líderes.

¿Cómo incentivar la formación de colaboradores responsables?

Existen diversas herramientas a las que puedes recurrir para fomentar una cultura de responsabilidad al interior de la organización, te compartimos algunas:

Comunicación: genera distintos mensajes claros y concretos de lo que hace la empresa en términos de responsabilidad social, informa cómo se espera que la RS forme parte de las actividades laborales, sensibiliza a los colaboradores acerca de los temas o las causas elegidas por la empresa e invita a que participen de forma activa.

Formación de un comité: identifica a un líder representante de responsabilidad social de cada área para formar un comité, ellos, además de las campañas de comunicación, serán los voceros para compartir con su departamento las iniciativas de RS.

Fomento a la participación: incentiva la generación de propuestas de iniciativas o mejoras en términos de RS, evalúa las ideas e implementa las que sean más viables y se apeguen a la estrategia del negocio.

Ser el ejemplo: para tener colaboradores responsables primero se requieren líderes responsables, es importante que los directivos de cada área, de la organización y del área de RSE sean ejemplo a través de su trabajo, de una cultura responsable.

A continuación te compartimos el ejemplo de una empresa que se fortalece día a día gracias a la participación e interés de sus colaboradores responsables, nos referimos a KLM.

KLM y Wings of Support

El grupo corporativo Air Fance-KLM que nace en 2004 como resultado de la fusión entre KLM Royal Dutch Airlines y Air France, es uno de los líderes mundiales del negocio.

Como una de las pioneras de la aviación civil, KLM además de destacar de una forma comercial y operacional, busca hacerlo en temas de sostenibilidad, por lo que cuenta con procesos, políticas e iniciativas de responsabilidad social que integra a la estrategia del negocio. Una de estas es Wings of Support.

Wings of Support es una organización que nace en 1998 por iniciativa de los colaboradores responsables de KLM, con el propósito de mejorar la calidad de vida de niños en los países donde la empresa tiene operaciones.

La organización trabaja bajo tres líneas de acción: educación, refugio y atención médica, siendo los mismos colaboradores quienes la operan de forma voluntaria, con el apoyo financiero de la empresa, de patrocinadores y donantes.


Wings of Support es una organización que nace por iniciativa de los colaboradores de KLM, con el propósito de mejorar la calidad de vida de niños a través de educación, refugio y atención médica.

Twittea esta frase.


Wings of Support opera con el esfuerzo de sus voluntarios y los medios que tiene a su disposición, lo hace de forma transparente y rinde cuenta de resultados a través de un informe anual.

Este 2017 se reportó que los voluntarios de la organización brindaron apoyo a 24,866 niños en 16 países y lo hicieron por medio de 86 proyectos dentro de las tres líneas de acción mencionadas. Además, las contribuciones de los donantes y patrocinadores lograron un récord de 700 mil euros, mismos que permitieron aumentar el alcance.

Los empleados voluntarios de KLM tienen la facilidad de colaborar con la organización, apoyar en los distintos países, proponer nuevos proyectos y mantener relación con los representantes locales, como resultado de su mismo trabajo, ya que no tienen gastos adicionales de viaje o subsistencia.

El interés y la iniciativa de los colaboradores voluntarios que participan en Wings of Support (WoS) han sido el motor para impactar de forma positiva en la vida de miles de niños en distintos países.

KLM anunció que durante los próximos tres años será benefactora oficial de la organización, brindando apoyo financiero, compartiendo conocimiento y ayudando a difundir las actividades y proyectos de WoS para captar la atención de clientes y público en general.

Sin duda un gran ejemplo de lo mucho que se puede lograr con la motivación necesaria, el compromiso y el apoyo a las iniciativas de los colaboradores responsables.

Recuerda que las grandes iniciativas comienzan con pequeñas ideas. Involucra a tus colaboradores, escucha sus propuestas y evalúa su factibilidad; no dejes escapar proyectos que pueden tener un impacto significativo, para la empresa, la comunidad y por supuesto, para los mismos empleados.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.