Noticias RSE

Código de ética ‘brinca’ al gobierno de la Ciudad de México

postales codigo de etica-01

postales codigo de etica-02

postales codigo de etica-03

postales codigo de etica-04

postales codigo de etica-05

postales codigo de etica-06

postales codigo de etica-07

postales codigo de etica-08

postales codigo de etica-09

postales codigo de etica-10

postales codigo de etica-11

postales codigo de etica-12

postales codigo de etica-13

postales codigo de etica-14

postales codigo de etica-15

postales codigo de etica-16Volcándose hacia una herramienta empresarial por excelencia, el gobierno capitalino adoptó un código de ética que regirá el desempeño de sus funcionarios públicos con valores y principios como honestidad, transparencia, compromiso y solidaridad.

código de ética

El documento prohíbe a los servidores de la Ciudad de México solicitar o recibir compensaciones, beneficios o privilegios injustificados de cualquier naturaleza, ya sea de personas u organizaciones, y los obliga a realizar sus funciones con eficacia y calidad así como a desarrollar procesos de mejora continua, modernización y optimización de los recursos públicos.

Vigente a partir del 10 de julio de 2014, luego de su publicación en la Gaceta Oficial capitalina, el nuevo código exhorta a los funcionarios gubernamentales a conducirse con sensibilidad en el desempeño de su trabajo, en particular hacia las personas o grupos vulnerables, adultos en plenitud, niños, personas con capacidades especiales y miembros de etnias.

Con esta medida, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) pretende fomentar la credibilidad de la sociedad en las dependencias públicas de la capital de un país corrupto por tradición y con mínima confianza institucional.

En el Índice de Percepción sobre Corrupción, realizado por Transparencia Internacional, México se ubica en el lugar 106 de 177 y con una calificación de 34 sobre 100. Esto ubica al país en similares niveles de corrupción que Kosovo, Gabón o Albania.

Según estimaciones del Banco Mundial, la corrupción cuesta a México lo equivalente a 9% del Producto Interno Bruto (PIB), más de lo que alcanza el gasto destinado a educación, por ejemplo.

Por otro lado, la credibilidad de los mexicanos hacia sus instituciones de gobierno está en el fondo de la tabla, muy por debajo de la confianza que inspiran los amigos o familiares, maestros, Iglesia y medios de comunicación, de acuerdo con un estudio de Parametría.

La credibilidad en las instituciones de gobiernos locales, según el análisis, oscila entre 46 y 55%, e incluso cuando se trata de las policías cae hasta 38%.

¿Será el nuevo código de ética del GDF un David contra Goliat o abonará en la credibilidad de los funcionarios públicos y las instituciones públicas de la capital del país?

Deseable es que mitigue la percepción de corrupción que se ha posicionado ya como acompañante permanente de México. Y tú, ¿crees que funcionará este intento del gobierno de la ciudad?

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Muy valioso conocerlo; muy triste reconocerlo, pero en la medida en que todos los ciudadanos mexicanos lo conozcamos, podremos exigir que se cumpla, así como abstenerse de poner en riesgo de caída al Servidor Público! Éste ha sido corrupto, porque ha habido algún ciudadano que lo corrompió!!!

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]