RSE

Cachaza y sostenibilidad

La tendencia mundial es establecer políticas macroeconómicas basadas en un desarrollo sustentable y en la búsqueda de alternativas energéticas renovables, en particular a partir de la utilización de la biomasa.

En este contexto, la caña de azúcar es uno de los cultivos que almacena en forma de biomasa la mayor cantidad de energía, al mismo tiempo que dispone de un potencial genético de cosecha de entre 200 a 300 toneladas por hectárea.

Aunado a esto, la caña de azúcar puede utilizarse como fuente de materias primas para una amplia gama de derivados, lo que a su vez, representa una gran variedad de oportunidades para nuevos negocios.

La cachaza es considerada un grave problema de contaminación para los ingenios azucareros. Sin embargo, gracias a sus características es posible su transformación en un biofertilizante orgánico de bajo costo y amigable con el medio ambiente.

El desarrollo de este negocio consiste en retirar del ingenio la totalidad de la cachaza generada en la cosecha para transportarla a terrenos donde se le proporciona agua y aire, de modo que con los micronutrientes, el nitrógeno y los minerales, se generan los microorganismos necesarios para descomponer la materia orgánica y transformarla en biofertilizante.

Así, el ingenio se ve beneficiado con la eliminación de los residuos de cachaza y los productores de biofertilizante obtienen una nueva forma de ingresos.

Para realizar la transformación del residuo en fertilizante, se requiere de una máquina composteadora, además de capacitación para que los productores conozcan más acerca de los beneficios de los biofertilizantes obtenidos a partir de la cachaza.

De esta manera, los productores establecen un negocio altamente redituable, que se convertiría en un importante ingreso para muchos otros productores cañeros.

Hoy en día, el biofertilizante a base de cachaza tiene una buena aceptación en el mercado ya que es orgánico, de bajo costo, mejora la estructura del suelo, no contamina el medio ambiente y brinda la posibilidad de incrementar los rendimientos de 20 a 30% en los cultivos donde se utiliza, representando una gran ayuda para los productores en la reducción de los costos por fertilizantes.

*Julio Armando Medina Jiménez es promotor de FIRA en la Agencia Ciudad Mante. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

Fuente: El Economista, Valores y Dinero, p. 17.
Columnista: Julio Armando Medina Jiménez*.
Publicado: 19 de enero de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

cachaza

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]