Ambiental

Bonos de carbono, mucho por hacer

Emisiones de Carbono

El mercado internacional de bonos de carbono se encuentra “a la espera de lo que va a pasar con el proceso de negociaciones de cambio climático”, aseguró Ede Jorge Ijjasz Vásquez, director sectorial del Departamento de Desarrollo Sustentable para América Latina del Banco Mundial (BM).

Hizo ver que el Protocolo de Kyoto —que formalmente ya concluyó, pero que se encuentra en una fase de prórroga temporal— requiere de un nuevo acuerdo de todos los países, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que será definitivo para el futuro del mercado de bonos de carbono.

“El mercado de carbono asociado al Protocolo de Kyoto está cerrando, y estamos en un periodo de transición muy difícil, porque se termina un acuerdo global y todavía no está el otro acuerdo global”, comentó Ede Ijjasz.

Conservan validez

Informó que por lo pronto los bonos actualmente existentes conservarán su validez y vigencia, conforme a los plazos y las condiciones pactados. Algunos vencen en el 2015, mientras que otros se prolongan hasta el 2020.

Ede Ijjasz insistió en que se requiere un relanzamiento de compromisos globales, porque mientras no se tenga un sistema de medición de emisiones, que permita saber cuánto se produce y quién lo hace, y que además se pueda verificar, “el mercado internacional no le va a creer al sistema”.

Entrevistado recientemente, en un encuentro organizado por el BM, el experto hizo ver que México ha mostrado su liderazgo, al aplicar desde este año un impuesto al carbono para las empresas contaminantes.

Destacó la expedición de una reforma energética, la publicación de una ley de cambio climático y la instauración de la Plataforma Mexicana de Carbono México2, que consiste en una bolsa especial para el intercambio de bonos de carbono a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Aplaudió las acciones emprendidas en países como Sudáfrica y China, que promueven mecanismos de impuestos e incentivos económicos, para que las compañías contaminantes reduzcan sus emisiones sin afectar sus negocios.

Pese a estos avances, el funcionario confió en que se logrará dar pasos adelante sobre el nuevo acuerdo global, en la próxima reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidos (COP), a realizarse en Perú en diciembre próximo.

De esta forma, se podrán firmar acciones concretas en la COP de París, que se efectuará en el 2015, y por tanto el mercado de bonos de carbono alcanzará la certidumbre que necesita.

Insistió en que el intercambio de este tipo de instrumentos financieros ofrece un gran potencial de crecimiento en todo el mundo; sin embargo, hizo ver que “el sector privado no invertirá en un mercado que es dudoso”.

En este sentido, comentó que además de definirse las acciones que deberá tomar cada país para reducir su producción de agentes tóxicos, también es pertinente que se adapte el sistema para alentar a más empresas a participar.

“Actualmente está muy rígido el sistema y a veces cuando se hace de esa forma se pueden cometer errores. Cuando uno logra un mercado más flexible, entonces el sector privado viene con mucha energía e innovación y se logran esas metas de una manera económicamente más eficiente”, manifestó Ede Ijjasz, quien puso como ejemplo de lo anterior las experiencias de Europa y algunas regiones de Estados Unidos.

Bonos de carbono

Qué es y cómo funcionan los bonos de carbono

Se denominan bonos de carbono a las Reducciones Certificadas de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (CER, por sus siglas en inglés). Cada bono de carbono representa el derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono.

Los más de 160 países, entre ellos México, que firmaron el Protocolo de Kyoto sobre cambio climático, establecen como una de las estrategias de reducción y mitigación de los gases de efecto invernadero el comercio de los derechos de emisión.

Es así como nace la compra-venta de bonos de carbono, mediante la cual una empresa contaminante puede adquirir dichos documentos y de esta forma financiar proyectos de sustentabilidad ambiental en su propio país de origen o en otro.

El Mecanismo de Desarrollo Limpio de la Organización de Naciones Unidas constituye el esquema más importante a nivel internacional, por el que varias empresas han incursionado en el mercado mundial de bonos de carbono, entre ellas las mexicanas Cemex y Bimbo.

En México se desarrolla incipientemente un mercado local de bonos de carbono, lo cual está previsto en la Ley de Cambio Climático y la reforma energética, entre otros instrumentos legales.

Por lo pronto, ya se pueden adquirir dichos instrumentos a través de la Plataforma Mexicana de Carbono MéxiCO2, en la que se encuentran listados siete proyectos locales, que juntos suman 732,000 bonos.

Fuente: El Economista

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact