RSE

BMW Group Mexico presenta los resultados de la primera etapa del Proyecto MINI E

Cerca de 80,000 kilómetros de experiencia se suman al proyecto de movilidad eléctrica de la compañía bávara

Después de que en 2012 llegara a México una flotilla de 12 MINI E, BMW Group Mexico presenta los resultados de la primera etapa de su proyecto de electromovilidad, donde instituciones gubernamentales, académicas, así como de investigación y desarrollo, realizaron pruebas y estudios sobre datos representativos del uso del vehículo bajo condiciones reales del tráfico en la capital mexicana y zona metropolitana.

Las instituciones académicas y de investigación que participaron y que realizaron un protocolo de estudios fueron el Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente, el Centro de Investigación en Mecatrónica Automotriz (CIMA) del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV), la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto de Asistencia en Investigaciones Ecológicas (INAINE).

Dichos organismos evaluaron el desempeño del MINI E en aspectos como rendimiento de la batería, tiempo de carga, cambio de hábitos del usuario, entre otros. Asimismo, identificaron las condiciones que requieren las grandes urbes, como la Ciudad de México, para la comercialización de los vehículos eléctricos.

En un total de siete meses, se sumaron cerca de 80,000 kilómetros de experiencias mexicanas. Las organizaciones involucradas coincidieron en que los vehículos eléctricos deben ser de uso exclusivamente urbano. Calificaron el desempeño del MINI E como bueno y su nivel de satisfacción superó las expectativas. En promedio, la autonomía del auto fue de 130 kilómetros, el tiempo de carga de la batería fue de 4 horas, y recorrieron alrededor de 50 kilómetros diarios.

“Es fácil acostumbrarse al manejo del MINI E, ya que tiene todo el par motor disponible desde el primer momento y acelera sin interrupciones hasta la velocidad máxima, circula sin emitir ruido, y el uso del freno regenerativo en pendientes descendentes permite que la batería se recargue” comentó Germán Carmona Paredes, responsable del Programa de Desarrollo de Vehículos Eléctricos e Híbridos del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Las instituciones concluyeron que para el desarrollo y comercialización de los vehículos eléctricos, aún existen áreas de oportunidad:
1) para los desarrolladores de tecnologías, quienes pueden mejorar el tamaño y capacidad de las baterías;
2) para el gobierno, pues es importante ofrecer incentivos en impuestos, desarrollar una red pública de tomas de corriente ubicadas cerca de centros comerciales y supermercados, carriles especiales para circular, lugares de estacionamiento preferentes, así como adecuar la infraestructura eléctrica en casas y oficinas para la instalación de estaciones de recarga, establecer cuotas de electricidad que no impliquen tarifas DAC (Doméstica de Alto Consumo), entre otros.

Adicionalmente, otras organizaciones que también tuvieron a prueba el MINI E fueron la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), BASF Mexicana, Siemens, la administración anterior del Gobierno del Distrito Federal (GDF) con el ex jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard, junto con la Secretaría del Medio Ambiente del GDF y Martha Delgado; así como diversos medios de comunicación. En los próximos meses, nuevas instituciones gubernamentales, académicas y de investigación se unirán a la segunda fase del proyecto de movilidad eléctrica de BMW Group Mexico.

MINI E es un producto concebido para un programa piloto que BMW Group inició en el 2009 en diferentes países para obtener retroalimentación de usuarios en situaciones cotidianas de traslados en un vehículo 100% eléctrico, con el objetivo de avanzar en los planes futuros de movilidad de la compañía y su nueva sub marca BMW i; de la cual se derivan para 2013 y 2014, respectivamente, dos próximas propuestas que marcarán a nivel mundial una nueva era de vehículos visionarios con una arquitectura revolucionaria: el BMW i3, impulsado únicamente con energía eléctrica y el BMW i8, un deportivo híbrido enchufable (Plug-in).

“La compañía continúa con el fuerte compromiso de desarrollar soluciones innovadoras que permitan asegurar la movilidad de las personas en las megaciudades. Los proyectos de electromovilidad han permitido acumular conocimiento práctico de más de 15 millones de kilómetros; lo que coloca al Grupo como el fabricante de automóviles Premium pionero en este tema” comentó Andreas Klugescheid, vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de BMW Group.

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario