Estocolmo, Suecia. Las olas de calor, el aumento en las mareas, la intensificación de las tormentas y otros impactos del cambio climático atraparán a millones de personas en la pobreza, advirtió el miércoles el Banco Mundial (BM).

Como resultado, el BM informó que está incrementando sus esfuerzos para frenar el cambio climático y ayudar al mundo a adaptarse a él.

“Es necesario emprender medidas urgentes no sólo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también para ayudar a los países a prepararse para un mundo de grandes cambios climáticos y condiciones extremas”, manifestó el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, en un comunicado.

De acuerdo con el reporte, para la década del 2030, 40% de la tierra usada para cultivar maíz en la región subsahariana de África será incapaz de producir el grano debido a las sequías y al calor. También para ese entonces, la crecida en el nivel del mal, junto con ciclones más intensos, podría inundar gran parte de la capital tailandesa, Bangkok.

En el Banco Mundial “estamos preocupados de que, a menos que el mundo tome acción decisiva ahora, un desastroso calentamiento planetario amenaza con poner la prosperidad fuera del alcance de miles y echar para atrás décadas de desarrollo”, expresó Kim. “En respuesta, estamos acelerando nuestro trabajo de mitigación, adaptación y manejo de riesgo de desastres, y veremos cada vez más todos nuestros asuntos a través de una lente climática”.

En una conferencia telefónica, la vicepresidenta del Banco Rachel Kyte, indicó que el BM duplicó sus créditos para los esfuerzos de adaptación a 4,600 millones de dólares en el 2012.

Agregó que el dinero es adicional a los fondos de adaptación transferidos de países ricos a pobres en las negociaciones del clima de la ONU. Los países desarrollados han prometido incrementar ese financiamiento hasta 100,000 millones de dólares anualmente para el 2020.

Los críticos afirman que no es suficiente y refieren como ejemplo a Nueva York, que recientemente anunció un plan de 20,000 millones de dólares —sólo para esa ciudad— para mantener a raya la elevación del mar con compuertas para inundaciones, diques y otras defensas.

El reporte se dio a conocer en Londres y fue preparado para el BM por el Instituto Potsdam para la Investigación del Cambio Climático y por Climate Analytics, ambos con sede en Alemania.

Fuente: Banco Mundial

Acerca del autor

ExpokNews