- Advertisement -
NoticiasRSEBaja la compra de atún en lata tras evidencia de Profeco

Baja la compra de atún en lata tras evidencia de Profeco

Tras la publicación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) donde se dio a conocer que el atún enlatado que consumimos normalmente no es 100% de este pescado, sino que al contrario, es más soya que atún, los consumidores se encuentran enojados, insatisfechos y “castigan” a las marcas al no consumirlas más.

Y es que varias opiniones de los consumidores tanto en las redes sociales, como en los supermercados son negativas. Ellos se sienten engañados por las empacadoras de atún y ahora están buscando nuevas opciones.

Es justo en este periodo del año cuando la gente consume más de estos enlatados puesto que, el respeto hacia la Cuaresma hace que no consuman carne y prefieran el pescado, sin embargo, las ventas están bajas, tanto que por lo menos en los centros comerciales de la Ciudad de México, las latas se están ofertando con un promedio del 20% de descuento.

Es importante recordar que fue hace un mes que la Profeco encontró que 18 presentaciones de atún analizadas en sus laboratorios contenían hasta 62 por ciento de soya, sin que se precise al consumidor esta información.

Por esa razón, el interés por el atún de lata bajó y muchos están prefiriendo atún fresco.

De acuerdo con la Agencia de Noticias Notimex, entre las declaraciones que se hicieron en la investigación del medio, uno de los comerciantes de pescados y mariscos en el mercado La Nueva Viga en la alcaldía de Iztapalapa, Antonio Carbajal, dijo que “por lo menos aquí no hay posibilidad de que se le esté engañando al consumidor. El pescado se corta y se despacha delante del cliente”.

Además, “sí se han llevado un poquito más de atún fresco que en otros años, y es que aunque pareciera más caro, a 160 pesos el kilo, el consumidor tiene la certeza de que se trata de atún».

Según la misma investigación las amas de casa se preguntan si el atún que compran es fresco porque ya no confían en las latas, tal s el caso de la señora Teresa Lomelí, quien declaró a Notimex que:

“Cómo quieren vender si ya no sabemos en quien confiar. Tantos años buscando lo mejor para que coma la familia y resulta que nos engañan. Me da mucho gusto que hasta estas cosas esté cuidando nuestro gobierno. Yo ya no llevo atún, aunque me lo regalen”.

Esta noticia enojó mucho a Jazmín, hija de la señora Lomelí puesto que por instrucción médica no debe comer soya, pero el atún sí lo tenía permitido.

“Imagínese, estaba yo comiendo soya sin darme cuenta. Es un engaño. Estoy muy molesta y espero que si hagan algo en contra de estos engañadores”.

Durante la investigación se recorrieron diferentes centros comerciales, en donde se invitaba constantemente, mediante los altavoces, a consumir atún durante la temporada de Cuaresma.

Estudio de atun de profeco

En los pasillos se podrían ver ofertas que dejan en descuento a las latas de atún, de un costo regular de 18.50, se anuncia la oferta de tres latas por 43.50 pesos.

El estudio de Profeco reveló que en una de las presentaciones analizadas de Atún aleta amarilla con proteína de soya en agua y aceite con contenido neto de 140 gramos y masa drenada a 100 gramos, se encontró hasta 62 por ciento de soya en masa drenada, por lo que estableció que el consumidor no está adquiriendo atún, sino soya con atún.

Por esta razón es importante leer con detenimiento las etiquetas de los productos, además de revisar cada ingrediente para que de esta forma se identifique si el producto contiene soya y se verifique la caducidad.

Ahora cada marca empacadora de Atún tendrá que mejorar su estrategia o implementar mejores prácticas puesto que la mala reputación ya está tocando a sus puertas y será muy complicado que los consumidores vuelvan a creer en ellas. ¿Será posible que las marcas reviertan esta situación?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR