Noticias

Apócrifo, uno de cada dos libros en México

No huelen a libro. La piratería les arrebató a los textos su fragancia, esa que a los lectores los lleva a hacer una pausa en la lectura para de vez en cuando simplemente oler el libro que tienen entre sus manos. Tampoco son agradables a la vista, están impresos en hojas demasiado blancas que lastiman la pupila. La tinta de las portadas se escurre y mezcla con el sudor de las manos. Las letras marean, pues muchas veces el texto está inclinado o las letras encimadas. Simplemente no son agradables y mucho menos disfrutables; aún así, las cifras demuestran que la mitad de los libros que los mexicanos compran son piratas.

México es uno de los países de América Latina con mayor producción de libros piratas, con la mitad de los 20 millones de volúmenes que se venden al año, lo que significa una pérdida de mil 250 millones de pesos para la industria editorial (10%) y 110 millones de pesos en regalías, según informa el Consejo del Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor (Cempro).

Están en las calles del Centro Histórico; atrás de la Catedral, en Eje Central, en la Ciudadela y en muchos puestos de revistas y periódicos. Sin la oportunidad de hojearlos, los ofrecen envueltos en plástico y con precios, que van entre el 20 y 50 por ciento, inferiores que en las librerías. Así que cuando se retira el plástico la sorpresa es que están mal impresos, tienen hojas en blanco o se desencuadernan; no hay derecho a quejarse, esa es la ley de la piratería.

Aunque no están todos. Los productores de libros pirata parecen copiar sólo las listas top de los más vendidos en las librerías mexicanas. Cada puesto de éstos es un buen punto de referencia para saber que está leyendo la gente, al menos de forma popular, éste 2010 los campeones son Ghostgirl y Apocalipsis 2012, según los vendedores de piratería éstos dos ejemplares serán los que reinen en los regalos de Navidad.

Los costos son variados, en los puestos de la calle se consiguen libros “de moda” desde 50 hasta 200 pesos. Pero en sitios como el metro, donde en los últimos meses una nueva modalidad es la venta de libros pirata en los vagones, el precio es de 20 pesos. Aquí, entre estación y estación, los vendedores ofrecen los libros después de explicar, de memoria, brevemente la historia.

Grandes pérdidas

Pero que 10 millones de libros pirata se vendan al año no sólo afecta la calidad de la lectura sino a los autores pues cada año el perjuicio económico se calcula en 110 millones de pesos en cuanto a regalías no cobradas, en tanto que la industria editorial mexicana es golpeada en casi 50% de su producción anual, de acuerdo con datos del Cempro.

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) reporta que al menos dos de cada 10 libros que se ofrecen en el marcado mexicano son apócrifos o piratas.

De los 142 mil 715 títulos comercializados en 2009, 56% fueron ediciones importadas, y los libros más vendidos fueron los de educación básica (35.8 millones de ejemplares); secundaria para planteles de gobierno (27.3 millones de ejemplares); lenguas (10.9 millones de ejemplares); tecnología y ciencias aplicadas (6.3 millones de ejemplares) y en el área de literatura (8.1 millones de ejemplares).

Aunque se ha intentado luchar contra el problema. En 2007, el Cempro decomisó cerca de un millón 200 mil libros piratas, pero sólo representan 3% del total de ediciones que circulan en todo el territorio nacional.

Una cifra que resulta pobre cuando la industria editorial mexicana se enfrenta a un comercio informal que aprovecha bajos costos en insumos, no paga derechos de autor, ni traductores, correctores de estilo o tipógrafos.

Además, tienen una mecánica que no falla: toman la lista de los 10 libros más vendidos de cualquier librería y los reproducen de manera ilegal, lo que provoca que 80% de las ediciones “piratas” que se venden en la calle sean de interés general y el 20% restante sean libros de texto que se compran sólo durante el periodo escolar.

Piratería en internet

Otra vía para piratear literatura es internet. De acuerdo con el Centro Mexicano de Protección y Fomento de los derechos de Autor (Cempro), sólo en México este fenómeno ha registrado un crecimiento del 20%, esto es, de cada 10 libros que se venden por Internet, dos son piratas y aunque la cifra aún está por debajo de lo que se vende en las calles, es un fenómeno que tiende a crecer con la incorporación de dispositivos como la iPad.

Las cifras señalan que las descargas no autorizadas de libros digitales se han duplicado respecto al último semestre del 2009, lo que la industria editorial le atribuye a estos nuevos dispositivos tecnológicos.

Los editores temen que lo que esperaban que fuera una nueva fuente de ingresos se convierta en otro escape de ganancias económicas.

Fuente: El Universal, letras+artes, p. 14.
Reportera: Cinthya Sánchez.
Publicada: 27 de diciembre de 2010.

Click sobre la imagen para ampliar

libros-mexico

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]