Gobierno RSE

AMLO pide un mundo post-COVID-19 con mayor responsabilidad social

López Obrador dio a conocer 8 lecciones que a su decir nos deja la pandemia por COVID-19.

México envía un mensaje a los líderes mundiales sobre la importancia de velar por la salud, la responsabilidad y el desarrollo económico que genere bienestar, a través de un discurso que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) compartió hace unas semanas a los jefes de Estado del Grupo de los 20 (G-20) y este viernes compartió en su conferencia mañanera.

El mandatario mexicano informó que su carta “Lecciones del Coronavirus” se difundirá en medios de comunicación nacionales e internacionales buscando ser una guía de aprendizaje de las lecciones que dejará la pandemia en la humanidad.

Los ocho planteamientos que hace en el documento hablan de buscar una actuación más responsable de todos los actores sociales, implementar esquemas de salud más equitativos, fomentar un sistema de gobierno que apoye a los más necesitados, entre otros.

El tercer apartado del documento señala que es indispensable un mundo más solidario para hacer valer la fraternidad y evitar que se padezca de acaparamiento de alimentos, medicamentos y equipos hospitalarios.

El quinto punto indica que el planeta requiere desechar el modelo económico que genera riqueza sin bienestar y procurar una mayor intervención del Estado en cumplimiento de su responsabilidad social para garantizar derechos básicos y sociales, como el acceso a salud, educación, trabajo, vivienda, cultura y deporte.

“El periodo neoliberal se enfocó en desaparecer la responsabilidad social del Estado, diluirlo, y es hipócrita porque no se quiere que intervenga el Estado para atender las necesidades de la población, pero sí se pide la intervención del Estado para rescatar empresas o instituciones financieras en quiebra”, dijo.

La carta de AMLO refiere que la COVID-19 ha dejado al descubierto la voracidad mercantil de algunas empresas y gobiernos, pues existe poca solidaridad para adquirir equipos médicos y medicamentos.

Describió que un ventilador antes de la pandemia costaba en promedio 10 mil dólares, ahora se vende hasta en 100 mil dólares y lo peor es que, debido a la escasez, hay acaparamiento de gobiernos y empresas que los producen.

En el segundo punto de la carta se subraya como impostergable atender el problema de las enfermedades crónicas, que aplica para México y todo el mundo, ya que éstas han sido las pandemias que han causado más fallecimientos. “Son muchos más los que pierden la vida por infartos y diabetes que los que desgraciadamente morirán por coronavirus”.

Según los datos disponibles por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta ahora el 55% de los fallecidos por la COVID-19 padecía de hipertensión, diabetes u obesidad.

Informó que se requiere modificar el consumo de productos industrializados y acabar con los malos hábitos alimenticios. De ahí la necesidad de un movimiento global de prevención y educación para salud, orientación nutricional y fomento al deporte.

“En este documento habló de garantizar el derecho universal a la salud, que no se deje al mercado el tema de la salud, que no sea un asunto mercantil, sino que sea un asunto vinculado estrechamente a los derechos humanos”, informó.

Puntualizó que la pandemia dejará miles de ausencias irreparables y una economía dislocada y severamente disminuida. “En muchos sentidos, tenemos que darnos a la tarea de reconstruir el mundo. Hago votos porque se logre sobre nuevas bases y propuestas que nos permitan aprovechar lo bueno que nos ha dejado esta crisis”.

López Obrador agregó que las conclusiones del archivo señalan que es indispensable fortalecer los sistemas públicos de salud y, al mismo tiempo, considerar que al igual que la educación y la seguridad social, este rubro no puede ser una mercancía ni un privilegio.

El texto presidencial concluye con las palabras: tanto para individuos como para naciones, el cuidado de la salud ha de ser una tarea colectiva y solidaria; si aplicamos el “sálvese quien pueda” no se salva nadie, o casi nadie. Somos seres gregarios por naturaleza y todas las personas y todos los pueblos pertenecemos a una misma familia: la Humanidad.

Lecciones del Coronavirus

1. Es indispensable fortalecer los sistemas públicos de salud y, al mismo tiempo, considerar que al igual que la educación y la seguridad social, este rubro no es una mercancía. Por ello, los presupuestos destinados a estos rubros no son gastos, sino inversiones.

2. Es impostergable atender el grave problema de las enfermedades crónicas (obesidad, diabetes, infartos, etc.). Estas pandemias han causado más fallecimientos en el mundo.

3. Es indispensable un mundo más solidario para hacer valer la fraternidad, empezando por evitar el acaparamiento de alimentos, medicamentos y equipos hospitalarios.

4. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) deben convocar de inmediato a gobiernos y científicos del mundo para la creación de vacunas contra el coronavirus y otros males.

5. Desechar el modelo que genera riqueza sin bienestar y procurar una mayor intervención del Estado en cumplimiento de su responsabilidad social para garantizar derechos básicos y sociales, como el acceso a la salud educación, trabajo, vivienda cultura y deporte.

6. Fortalecer valores culturales, morales, espirituales y reconocer a la familia como la mejor institución de seguridad social.

7. Reconvertir organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el Grupo de los 20, entre otros, en verdaderos promotores para la cooperación del desarrollo.

8. Procurar que las ideas y las acciones de los países del mundo se conduzcan por principios humanitarios más que por intereses económicos creados o de potencias. No a la violencia ni a las guerras de ninguna índole, no al predominio de grupos de presión.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact