Nutrición para días grandiosos

Alimentos para mejorar el estado de ánimo

Si últimamente has estado irritable conoce estos 8 alimentos que te ayudarán a mejorar tu humor

Kelloggs

¿Cómo se relaciona lo que comemos con nuestro estado de ánimo? Los alimentos que ingerimos además de influir en el estado físico, lo hacen también en el estado emocional.

Nuestro cuerpo requiere de nutrimentos para tener la energía necesaria y funcionar de forma adecuada. Si llevamos una alimentación equilibrada y tenemos un estilo de vida saludable, consecuentemente nos sentiremos bien y nuestro estado de ánimo se verá favorecido.

Si en ocasiones te encuentras de humor irritable, es aconsejable que prestes atención a los alimentos que consumes. A continuación te presentamos algunos que pueden influir de manera positiva en tu estado de ánimo:

Alimentos ricos en vitamina B: la deficiencia de vitaminas complejo B, en especial la cobalamina y el ácido fólico, puede generar alteración del sistema nervioso central, dando lugar a la depresión. Se recomienda incluir a la dieta alimentos como verduras de colores intensos, frutas cítricas, leguminosas, cereales fortificados para el desayuno, levadura de cerveza, entre otros.

Vitamina B vía shutterstock

Vitamina B vía shutterstock

Grano entero: los alimentos que contienen grano entero, como cereales para el desayuno, pan y arroz integral, entre otros, son fuente de triptófano y lisina; aminoácidos esenciales para la producción de químicos, como la serotonina, que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Grano entero vía shutterstock

Grano entero vía shutterstock

Alimentos fuente de omega 3: los pescados azules o grasos, como el atún, salmón, trucha, sardinas y anchoas son excelentes fuentes de este ácido graso esencial. Investigaciones demuestran que las personas con depresión tienen carencia de un ácido graso llamado Eicosapentaenoico, que se encuentra precisamente en estos alimentos. El omega 3 se asocia con la disminución de síntomas de ansiedad, trastornos del sueño, y tristeza.

Omega 3 vía shutterstock

Omega 3 vía shutterstock

Alimentos dulces: tienen incidencia en el nivel de serotonina del organismo. Este es un neurotransmisor que participa en la señalización neuronal y en la transmisión nerviosa. Posee una estrecha relación con los estados de ánimo, ya que impacta zonas del cerebro relacionadas con la tranquilidad y la relajación.

Dulces vía shutterstock

Dulces vía shutterstock

Alimentos ricos en zinc: estudios demuestran que bajos niveles de zinc se relacionan con trastornos de estado de ánimo, y la suplementación de este mineral mejora los trastornos depresivos. Los alimentos ricos en proteínas, como carnes, pescado, leche y derivados, contienen grandes cantidades de zinc. Otras fuentes son las nueces, cereales de granos enteros y leguminosas.

Proteína vía shutterstock

Proteína vía shutterstock

Fibra: el consumo adecuado de fibra ayuda a evitar y disminuir los cuadros de constipación, uno de los desencadenantes de los cambios en el estado de ánimo. Además, alimentos ricos en fibra liberan la glucosa en el flujo sanguíneo de forma gradual, evitando que baje el azúcar en la sangre y con ello, los cambios de humor.

Fibra vía shutterstock

Fibra vía shutterstock

Chocolate: la cafeína en su contenido proporciona efecto estimulante, activando el sistema nervioso central y levantando el estado de ánimo. Sus flavonoides son los responsables de favorecer la regulación de la presión arterial y una sustancia conocida como fitocannabonoides otorga un efecto reconfortante.

Chocolate vía shutterstock

Chocolate vía shutterstock

Otros alimentos recomendados para mejorar el estado de ánimo son los espárragos, considerados un poderoso calmante natural que desde la antigüedad lo utilizaban para tratar la depresión y trastornos mentales. Y el plátano que regula el estado de ánimo. Consumirlo periódicamente estabiliza la serotonina, evita la depresión y controla el estrés.

Espárragos vía shutterstock

Espárragos vía shutterstock

Los alimentos que mejoran el estado de ánimo son muy diversos , mientras más variada sea la dieta, mayores beneficios tiene el cuerpo, sin embargo, la cantidad de calorías ingeridas a lo largo del día también será determinante para el buen o mal humor de una persona.

Además de recurrir a estos alimentos, es recomendable llevar una dieta equilibrada acompañada de actividad física para mantener un buen equilibrio emocional.

Fuente: INSK

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario