Noticias

Alergólogo, docente, filántropo y rayado

El mundo de la medicina está de luto, pero también el del futbol. Con su muerte, a los 87 años, Carlos Canseco deja un amplio legado como impulsor de la salud pública pero también fue uno de los responsables de fundar el Club de Futbol Monterrey -hoy mas conocidos como Rayados de Monterrey- para la ciudad del norte que lo adoptó y en donde radicó por muchos años.

Nacido en 1921 en el puerto de Tampico, Carlos Canseco elige la misma profesión que su padre, y egresa como Médico Cirujano y Partero de la UNAM. Posteriormente se especializó en alergología en las universidades estadounidenses de Northwestern y Pittsburgh. Se cuenta que Canseco escogió esa especialidad debido a los escasos especialistas en esta rama que en Tampico era posible encontrar en aquellos años.

A su regreso a México, se instala en la ciudad de Monterrey comenzó a laborar en la Universidad de Nuevo León en donde fundó la primera cátedra de alergología en México en 1949. No le tomó mucho tiempo para destacarse en la docencia, en la investigación, y además en la filantropía: Junto con varios empresarios locales, funda el Club de Futbol Monterrey.

En 1971 a Carlos Canseco se le nombra Secretario de Salud en Monterrey, donde comienza una intensa campaña por controlar la poliomielitis. Labor que prolongaría a nivel mundial, cuando en 1984, propuso un programa (Polio Plus) para erradicar la poliomielitis, con recursos del Rotary International, en colaboración con dicho organismo. A la fecha, este programa está establecido en 97 países y ha alcanzado una cobertura de 83% de los niños menores de un año en los países en desarrollo.

En el campo de la alergología también destacó por su participación en la creación del Centro Regional para la prevención y Tratamiento de las Enfermedades Alérgicas (CRPTEA) del Hospital Universitario de la UANL.

No obstante de sus logros y reconocimientos mundiales y nacionales (como la medalla Belisario Domínguez, máxima presea otorgada por el Senado de la República a la que se hizo acreedor en el 2004) el doctor nunca olvidó al puerto: El uniforme de los Rayados de Monterrey –una playera con líneas en azul y blanco- es un recuerdo del equipo de futbol en el que Carlos Canseco jugó durante su adolescencia: Tampico.
Fuente: Milenio

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario