Gobierno

Adiós a los focos incandescentes

Medidas tan pequeñas como cambiar un foco son suficientes para reducir el consumo de energía, al menos eso piensa la Secretaría de Energía, la cual considera que se necesita impulsar una cultura de ahorro de electricidad en todos los usuarios por igual.

Antes era opcional, pero a partir del 29 de noviembre, con la aplicación de la nueva Norma Oficial Mexicana (NOM) para la producción y comercialización de lámparas y focos, ya será obligatorio.

La secretaria de Energía, Georgina Kessel, dijo que el ahorro es un buen motivo para que la industria y los usuarios domésticos y comerciales hagan su parte como consumidores y con la nueva norma no hay manera de darle la vuelta.

Este cambio cultural será fortalecido con la entrada en vigor de la NOM para sustituir lámparas incandescentes por ahorradores en el país, precisó.

La funcionaria anunció que la NOM será publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 29 de noviembre y lo realmente novedoso “es que no nos estamos yendo por la tecnología, sino por las eficiencias”.

La NOM iniciará un periodo de transición en el que todavía se permitirá el uso de luces alógenas, pero es un hecho que deberán desaparecer para el 2014.

Pero la NOM va acompañada de un programa especial dedicado al cambio de focos, este programa busca que la implementación sea exitosa. La meta es sustituir 45.7 millones de luminarias para uso doméstico.

El subsecretario de Planeación Energética de la Sener, Carlos Petersen, es optimista al respecto y dijo que dentro de este programa los tiempos ya están dados.

Para diciembre del 2011 se eliminarían los focos incandescentes de 100 watts, un año después se van de 75 y de 60 watts, y en la parte de los hogares terminará en el 2013.

“Nos aventamos discusiones, negociaciones y demás con la industria durante cuatro o cinco meses. Negociaciones algunas veces difíciles”, dijo el funcionario.

…Y los datos duros son:

Algunas estimaciones consideran que los focos incandescentes tienen una vida en promedio de 1,000 horas, mientras que los ahorradores superan esta cifra en casi ocho veces, al tener una duración en promedio de 8,000 horas.

En 1854 el relojero Heinrich Göbel construyó la primera lámpara incandescente. Incluyó una tira socarrada de bambú en un bulbo de cristal del cual todo el aire había sido evacuado; conectó el bulbo con una batería y utilizó esta lámpara para encender su taller en Nueva York.

La primera lámpara incandescente se presentó en la exposición universal de la electricidad, efectuada en 1881 en la Ópera de París.

México sigue la tendencia internacional del ahorro de energía, lo que está ocasionando una disminución en la compra de lámparas de 150 y 100 watts, y optando cada vez más por focos de 60 watts de potencia.

Los focos incandescentes son de menor rendimiento, ya que su operación radica en el calentamiento de un filamento hasta el rojo-blanco, ocasionando que 85% de la energía sea efectiva.

La empresa OSRAM ha mejorado la tecnología de focos incandescentes al introducir un filamento mucho más estable de metal. Desde entonces, las lámparas han mejorado continuamente.

Las normas de iluminación es un paso, siguen las de vehículos eficientes con un mayor kilometraje en el uso de gasolinas.

En el 2024, los programas y las acciones permitirán ahorros de 280 terawatts, lo que representa más de dos años de consumo de electricidad del país.

Banobras anunciará un programa de sustitución de alumbrado público en municipios, se pagará con ahorros de los nuevos equipos.

Fuentes: Osram, Caname y Secretaría de Energía.

Pese a la resistencia, prenderán los nuevos focos

La imposición de la NOM no fue sencilla, las empresas se resistieron a la medida y se trabajó cerca de medio año en convencerlas de la necesidad de tenerla, al final se logró, dijo Carlos Petersen, subsecretario de Planeación Energética.

Las fases por las que atraviesa una NOM para ser aprobada es primero hablar con las empresas y luego, con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), en donde se publicó para recibir comentarios.

Ahí se abre un periodo de 60 días en donde puede haber observaciones a la propuesta de la NOM; ese tiempo terminó el viernes pasado y ahora “estamos listos para ponerlo en la lista del DOF el 29 de noviembre”.

“El efecto de este programa en la industria será quizá menor que en los edificios e instalaciones comerciales, ya que el consumo industrial importante no radica en el alumbrado, sino en la operación”, dijo Jaime Williams, presidente de la Comisión de Energéticos de la Conamin.

Sin embargo, es una medida importante porque al utilizar focos más eficientes disminuirá la demanda eléctrica por alumbrado. Aunque el foco incandescente es más barato, pierde mucha energía porque genera calor, lo que provoca que al alumbrar sea ineficiente, argumentó Petersen.

Programa de sustitución costaría al gobierno federal $876 millones

El Programa de sustitución de focos tradicionales (incandescentes) por ahorradores podría representará un costo para la Secretaría de Energía (Sener) de aproximadamente 875 millones 520,000 pesos, cifra cercana al incremento presupuestal que recibió la dependencia para el próximo año.

Se trata de dinero que sale del gobierno federal y que operará el Fideicomiso para el Ahorro de Energía (Fide). La medida va orientada a un público muy específico: residencial, que representa 87.9% de los usuarios a nivel nacional (28 millones 479,600), y 25% del consumo de electricidad en el país, de acuerdo con el Fide, que dirige Juan Manuel Carreras López.

El programa será lanzado en el 2011 y estará terminando en el 2014 y el 2015. Consiste en el canje de cuatro focos por igual número de lámparas ahorradoras por familia.

“El canje no implicará ningún costo para las personas”, dijo Sylvia Treviño Medina, vocera del Fideicomiso.

La meta para el 2012 es sustituir 45 millones 700,000 focos tradicionales por ahorradores. El objetivo: apoyar a las familias y contribuir en la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, de esa forma, fortalecer la estrategia nacional de ahorro de energía eléctrica.

Sener revoluciona a la industria de la iluminación

La Secretaría de Energía (Sener) revolucionará a la industria de la iluminación a través de una norma de eficiencia energética, por lo que los fabricantes se preparan para hacer cambios en sus líneas de producción.

Es un cambio pactado con la industria en donde se realizarán ajustes y/o modernizaciones en infraestructura para cambiar su fabricación de focos incandescentes por ahorradores, de acuerdo con la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caname) y el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide).

La Caname, que preside Gabriel Garza Herrera, confirmó que las modificaciones no dañarán a los fabricantes. En México sólo hay dos empresas que fabrican focos incandescentes: OSRAM y General Electric (GE).

De hecho, la Sener consideró que se otorgará un plazo a los fabricantes de las mencionadas tecnologías para que modifiquen sus líneas de producción y así manufacturar en el país las lámparas que se requieren en las diferentes etapas, de acuerdo con el documento de la dependencia sobre comentarios a la NOM, con fecha 12 de noviembre.

En ese sentido, Industrias Sola Basic propuso a la dependencia permitir la comercialización de sistemas de lámparas fluorescentes lineales (que cuentan con mejores niveles de eficacia), al menos el mismo tiempo que se permitirá a sistemas incandescentes y fluorescentes compactas, es decir, hasta diciembre del 2015 y así cumplir con el objeto de esta norma.

Para no confundir a los consumidores, Truper Herramientas aclaró que este proyecto de NOM no aplica a las lámparas para iluminación que cuenten con una NOM específica en materia de eficiencia energética, así como a los tipos de lámparas que posean una o más de las siguientes características:

Sino que se trata de lámparas incandescentes para uso exclusivo en los electrodomésticos, en potencias menores o iguales a 40 watts, tales como las utilizadas en hornos, microondas, refrigeradores, ventiladores, campanas extractoras, máquinas de coser y secadoras.

Sin embargo, la sustitución de focos no aplicará a lámparas de “uso rudo”, refirió la empresa Duro de México, pues considera que existen algunas aplicaciones en donde no es posible una sustitución económicamente viable de lámparas incandescentes por otro tipo de fuentes luminosas, principalmente por la presencia de vibración o movimiento, las cuales afectan de manera importante la vida de lámparas convencionales.

Incluso, precisó, estas aplicaciones no son de uso masivo y el número de lámparas de este tipo instaladas en nuestro país es lo suficientemente reducido como para no considerarlo relevante en cuanto al uso de recursos energéticos.

Fuente: El Economista, Primer Plano, 4,5.
Reportero: Margarita Palma.
Publicada: 22 de Noviembre de 2010

Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]