3er Sector

5 grupos de infancia que necesitan protección especial en México

5 grupos de infancia que necesitan protección especial en México
5 grupos de infancia que necesitan protección especial en México

Derechos de los niños vía Shutterstock

Migrantes, población callejera, menores trabajadores o víctimas de la violencia son parte de la población infantil que mayor atención requieren del Estado, según el reporte «La Infancia cuenta en México 2014» realizado por la Red por los Derechos de la Infancia.

En México, el 34.9% de la población son menores de 17 años, es decir, 39 millones de mexicanos son niños, niñas y adolescentes que pueden considerarse un grupo vulnerable y para los que el Estado debe crear políticas para atender problemas específicos que enfrentan.

Según la Convención de las Naciones Unidas de los Derechos del Niño, esos menores necesitan medidas de protección especial del Estado para enfrentar problemas específicos, como es el caso de los refugiados, los niños en situación de calle, trabajadores, indígenas, con discapacidad, en conflicto con la ley, víctimas de trata, venta, explotación y abusos sexuales, de uso de drogas, en situaciones de conflicto armado y con VIH-Sida.

En el reporte La Infancia cuenta en México 2014, la Red por los Derechos de la Infancia (Redim) presentó, tras recopilar cifras oficiales, la situación de los niños, niñas y adolescentes que se enfrentan a alguna de esas problemáticas en el país.

Infancia en contexto de violencia

Entre 2000 y 2012 la tasa de mortalidad por homicidio en la población de niñas y niños entre 0 y 17 años se incrementó 135%, pasando de 1.7 muertes por cada 100 mil habitantes a cuatro muertes.

Con datos del INEGI, la Redim alerta que en 2012 se cometieron mil 614 homicidios de niños, niñas y adolescentes, con las cifras más altas en estados en los que el gobierno federal identifica mayor presencia del crimen organizado.

Otros datos del INEGI que muestran el panorama para la infancia en contexto de violencia son los de homicidios por arma de fuego: en 2012, el 59% del total de muertes entre niños, niñas y adolescentes ocurrió de esta forma.

“De nuevo, las y los adolescentes de 15 a 17 años se convierten en el grupo de población que mayor impacto recibe, pues representan el 70% de las muertes violentas perpetradas con arma de fuego”.

En ese sentido, Juan Martín Pérez García, director de Redim, señaló que la tasa dehomicidios entre menores de 18 años disminuyó 29% de 2012 a 2013 y se colocó en 11 asesinatos por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, alertó que en entidades como Guerrero o Chihuahua las tasas son de 38 y 33 muertes violentas por cada 100 mil habitantesen el grupo de adolescentes entre 15 y 17 años.

Pero no existen datos oficiales ni una política para atender la exposición a diversas forma de violencia criminal de niños, niñas y adolescentes.

“El diagnóstico (necesario) debe ser actualizado de forma anual y debe servir como una herramienta para la toma de decisiones en materia de prevención, atención y erradicación de todas las formas de violencia contra niñas y niños de México”.

Infancia migrante

La política migratoria del país no cuenta con un enfoque de derechos de infancia, privilegia la seguridad nacional. Las cifras del Instituto Nacional de Migración muestran que desde 2010,una de cada diez personas detenidas en estaciones migratorias es un niño, niña o adolescente y que alrededor del 80% de esa población son menores de entre 12 y 17 años de edad que fueron aprehendidos mientras cruzaban el territorio nacional sin compañía de un adulto.

En el caso de menores migrantes internacionales el panorama es similar: en 2012 se detuvo a 6 mil 100 y de esa cifra, el 97.6% fue deportado sin oportunidad de recibir refugio.

“Dentro de las decisiones que se tomen para atender a niñas y niños migrantes es menester comprender sus trayectorias, las razones por las cuales han decidido migrar y el proceso que han transcurrido durante su desplazamiento con el fin de brindarles un cuidado integral que permita la protección de todos sus derechos”, cita el informe de Redim.

Para proteger los derechos de la infancia migrante, la Red hace énfasis en que la política migratoria debe dejar atrás la aprehensión de niñas y niños migrantes como mecanismo de protección a la seguridad nacional del país.

Infancia trabajadora

En México aproximadamente dos millones 500 mil niños y niñas de entre 5 y 17 años realizan alguna actividad económica, lo que representa el 8% del total de la población infantil de ese rango de edad.

Las cifras de la infancia trabajadora también muestran que 9 de cada 10 adolescentes de entre 12 y 17 años son mujeres, por lo que el tema también se convierte en un problema de igualdad de género.

En este rubro, la Redim específica la falta de datos para detallar la situación actual de la infancia indígena, pues el último dato oficial es la Encuesta Nacional de Empleo en Zonas Indígenas que data de 1997 y que concluye que el trabajo infantil en zonas indígenas es casi dos veces mayor que en el resto del país.

En ese sentido, los datos permiten que Redim llegue a la conclusión de que los motivos que llevan a niños y niñas a trabajar son, principalmente, la situación de pobreza y la falta de oportunidades: 22% de la población infantil ocupada dijo que en su hogar necesitan de su trabajo, 23% para poder estudiar y cubrir sus propios gastos, 13% para aprender un oficio y 9% para contribuir con algo en su hogar.

El Informe de Redim urge a tener medidas para respetar los derechos de la infancia trabajadora y evitar la criminalización con medidas persecutorias, prohibitivas y punitivas. Es decir, la infancia trabajadora debe contar con políticas y leyes que permitan el respeto a sus derechos laborales y que, al mismo tiempo, eviten la explotación laboral.

Infancia callejera

En México existen medidas y políticas públicas que permiten la criminalización de niños y niñas que viven en situación de calle, en lugar de que éstas ataquen y comprendan las causas que los llevaron a esa situación.

“Las medidas de retiro y de limpieza social distan mucho de reconocer el interés superior de niños y niñas, y por supuesto de buscar la garantía de todos su derechos. Las acciones coercitivas y punitivas no contribuyen a la inclusión social de la infancia callejera, por tanto no se cuenta con acciones integrales construidas para superar la transmisión intergeneracional de la pobreza”, concluye Redim.

Los niños y niñas en esta situación no pueden acceder a un registro de nacimiento, por lo que se vulnera su derecho a la identidad y ven obstaculizado su derecho a la salud y a la educación.

Infancia en cuidados alternativos

En 2013, los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) mostraban que 188 mil 487 menores vivían en hogares sin cuidado parental, es decir, que no viven en familia.

Aunque la Constitución establece el derecho a la familia, no existen políticas públicas que regulen los lugares de acogida o los sitios de cuidados alternativos y vigilen que éstos sigan con los más altos estándares para la protección de niños y niñas.

La Redim urge a que el Estado garantice que los menores privados de sus familias sean reintegrados a su núcleo familiar y si esto no es posible, tengan acceso a programas de acogimiento familiar.

Fuente: Animal Político

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]