RSE

4 prácticas que hacen falta en tu empresa para hacerte feliz

¿Qué esperas para conocer estas cuatro prácticas que tu empresa debería adoptar hoy?

Trabajo Feliz vía Shutterstock

Trabajo Feliz vía Shutterstock

Las características del mercado laboral están cambiando y con ello se han transformado también las necesidades de los trabajadores; lo que significa que, en breve, la implementación de mejores prácticas que garanticen calidad de vida dentro las organizaciones dejará de ser algo completamente voluntario y se convertirá en un requisito indispensable para que estás puedan atraer a los mejores talentos.

Esto significa que el desarrollo laboral de tus colaboradores ya no se trata únicamente del curso de su carrera, sino también de la forma en que los objetivos, valores y prácticas de la organización pueden alinearse con sus ideales personales, por lo que para las empresas es fundamental preocuparse por conocer a profundidad las necesidades particulares de sus trabajadores y mantenerse al día con sus transformaciones con el fin de estimular su nivel de satisfacción laboral, incrementar su productividad y generar un impacto positivo entre su comunidad interna.

Pero ¿qué deben hacer las empresas para estimular esta sensación de satisfacción? Las siguientes prácticas han comenzado a ser implementadas con éxito por algunas grandes compañías, por lo que seguramente te serán de gran utilidad para integrarlas o proponerlas dentro de tu organización. Sin embargo, debes recordar que no todas las empresas son iguales y no todos los trabajadores tienen las mismas necesidades, por lo que deberás ajustar algunos detalles acorde a tus requerimientos particulares.

1. Más allá de los incentivos económicos

Los incentivos económicos son probablemente una de las técnicas más utilizadas por las empresas para motivar a sus colaboradores a dar lo mejor de sí mismos; bonos de productividad, de puntualidad, y cuanta modalidad se te venga a la mente se encuentran presentes en las compañías y con frecuencia generan un ambiente sumamente competitivo. Sin embargo, más allá del dinero, los trabajadores buscan también crecimiento profesional y equilibrio.

Los vínculos con el equipo de trabajo, una buena relación con el jefe, el compromiso con los valores de la organización y otros factores intervienen de forma especial en la satisfacción laboral, por lo que promover y mantener relaciones saludables entre los trabajadores es sumamente relevante.

2. Empodera a tus colaboradores

Antes de contratar a un nuevo colaborador, revisas sus antecedentes laborales y académicos con detenimiento y te aseguras de que está calificado para cubrir determinado puesto. El profesional atraviesa por procesos de capacitación y es supervisado y evaluado periódicamente, así que ¿por qué dudar de su capacidad para resolver problemas o tomar decisiones?

Otorgar a tus colaboradores cierto poder de decisión no sólo reducirá tu carga sino también generará una mayor sensación de bienestar y les permitirá sentir valoradas sus aptitudes y su labor dentro de la organización.

Desde luego, los incentivos económicos penden resultar alentadores para los trabajadores, pero lo que realmente los motiva a seguir contribuyendo va mucho más allá de los bonos. Se trata de no estar simplemente atrapado en los oficina, sino contar con las herramientas necesarias parte construir nuevas oportunidades.

3. Comunicación abierta

Al trabajar en estrecha colaboración, los trabajadores de una compañía crean fuertes vínculos que les permiten llegar a conocer a profundidad los objetivos, preferencias y técnicas de trabajo de cada uno de sus compañeros de equipo, así como sus metas personales y sus ideales. Se comunican abiertamente entre sí y esto facilita llegar a los resultados esperados de la mejor forma posible.

Los líderes no pueden quedar exentos de esta dinámica. En realidad se trata de una práctica que las empresas necesitan promover a fin de apoyarse unos a otros a equilibrar adecuadamente su vida laboral y personal, ya que de la suma de la felicidad y productividad de todos los miembros del equipo depende un mejor entorno y mejores resultados.

4. La flexibilidad es productiva

Casi el 70% del aprendizaje ocurre de manera informal, ya sea por ver a otros, utilizando los recursos disponibles para resolver un problema o a partir del análisis de los errores. Este tipo de aprendizaje es crucial para el desarrollo de tus colaboradores.

Anima a este tipo de desarrollo, haciendo horarios de los empleados menos rígidos y más flexibles. Da tiempo para que aprendan a su manera y observen los procesos que les beneficien. Puede que sea necesario proporcionar una cierta cantidad de estructura, pero ten en cuenta que los empleados están más satisfechos cuando tienen flexibilidad en sus condiciones de trabajo.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

1 comentario

  • Buenas propuestas para hacer menos estresante la relación laboral, así como, alentar a los colaboradores para que participen más en la toma de decisiones. Me gustaría que se ampliara más sobre los temas y prácticas de compromiso y felicidad en el trabajo.

Dejar un comentario