RSE

10 palabras irresponsables que debes evitar con tus colaboradores

¿Las dices?, ¿con que frecuencia?… Es mejor que dejes de decir estas palabras.

La inteligencia emocional existe y es un pilar que puede fomentar que un colaborador sea más productivo. Sin embargo, un gran porcentaje de empleadores aun descartan los beneficios de integrarla a las empresas y su trato con los colaboradores es bastante denigrante…

Con esta relación negativa, también vienen una serie de frases que pueden impactar de manera negativa en los colaboradores y personas a tu alrededor.  

Para evitar estas malas prácticas y resaltar el impacto que tienen nuestras palabras, decidimos compartirte 10 palabras que pueden hacer sentir inferiores a las personas.

1-. ¡No puedes!

Cuando le dices a alguien que no puede hacer algo, a menudo terminarán creyéndote (tengas razón o no).

Esto es particularmente cierto si la persona ha llegado a confiar y respetar sus opiniones.

2-. Insultos “pequeños”

¡Qué tonto!, ¡qué mensa!… por más irrelevantes que se escuchen, estas palabras pueden tener mucho peso en una persona y estas son solo una de esas palabras que no debes usar.

Si realmente crees que alguien tiene una inteligencia por debajo del promedio, decirles que son tontos no hará nada para alentarlos o motivarlos.

3-. Irresponsable

Si tus padres te llamaron irresponsable, ya sabes cómo se siente. Reserva este tipo de palabras para situaciones en las que estén realmente justificadas, o  puedes correr el riesgo de alienar e intimidar a quienes te rodean.

4-. Inútil…

En el libro: The Hidden Messages in Water, el científico japonés, Masaru Emote detalló algunos experimentos que realizó sobre el impacto de las palabras tanto en el mundo como en nuestra salud.

Uno de sus experimentos más notables fue dos frascos de arroz idénticos uno al lado del otro, etiquetando uno como «Gracias» y el otro como «Tonto». Luego llevó los frascos a una escuela local y les pidió a los estudiantes que repitieran esas frases dos veces al día… ¿El resultado?

El arroz que había sido alabado a diario permaneció blanco y esponjoso, mientras que el otro se desintegró en un desorden negro y pegajoso. Suena como la Zona Crepuscular, pero ese fue el resultado de su experimento.

Incluso este experimento ya se había realizad con plantas. ¡Checa a continuación!

5-. ¡No!

La madre de todas las palabras negativas: «no». Esta puede impactarnos hasta el fondo. De hecho, una investigación señala que reaccionamos más lentamente a la palabra «no» que a «sí».

Incluso nuestros cerebros responden de manera diferente cuando nos dicen que no. Este es un gran recordatorio para usar esta palabra con moderación, mencionan.

6-. ¡Mal!

Usar esta palabra para describir las acciones de alguien, o peor aún, su carácter, es inútil y groseramente inespecífico.

A menos que las acciones de alguien sean realmente «malas», es probable que haya palabras mucho más precisas y útiles que pueda usar para ofrecer una crítica constructiva.

7-. Incompetente

Esta es una de las palabras favoritas de algunos empleadores, quienes la utilizan para intimidar a sus colaboradores.

Una cosa es decirle a un colaborador que necesita esforzarse más o que no cumple con sus expectativas y otra historia es decirles que son incapaces de hacer su trabajo.

8-. ¡Qué decepción!

¿Hay algo peor que decir que eres una decepción total para alguien? Una mejor alternativa podría ser decir: «Estoy decepcionado por lo que hiciste».

Esto permite señalar de manera empática y responsable el error.  

Otra oración puede ser: «Bueno, intentemos esto de una manera diferente la próxima vez».

9-. ¡Esto es un error!

A veces, no hay duda de que algo está mal. Sin embargo, estar resaltando el error y exponiéndolo ante todos probablemente creará una brecha en la relación laboral.

10-. ¡Eres inferior!

Esta es una palabra que no deja dudas sobre cómo te sientes realmente. Si le dice a alguien que es inferior a usted o a otra persona, también podría decirle que simplemente se rinda.

La importancia de la inteligencia emocional

Un estudio realizado por la consultora Towers Watson entrevistó a 32,000 empleados de treinta países. Las conclusiones de él son tajantes: para el 72% de las personas es más fácil comprometerse con su trabajo si considera que su superior es eficaz.

Towers Watson señala que para mejorar la productividad en las empresas, sus empleados deben ser felices. No obstante, y tal y como se lee en una publicación de El País de España, las empresas se encuentran constantemente con una insatisfacción personal.

Por otra parte en The Jordan Harbinger Show analizaron cómo las habilidades y comportamiento de los empleadores importan quizás incluso más que nuestras otras habilidades cognitivas y puede ser un predictor aún mayor del éxito.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact