Noticias

Wal-Mart: SER o no ESR

walmart_logo.gif

La noticia cayó como alcohol sobre herida abierta: Wal-Mart, la cadena de supermercados más grande del mundo, inició en Estados Unidos, un abierto cabildeo entre sus trabajadores para advertirles del riesgo de un eventual triunfo de Barack Obama.

Wal-Mart es, o al menos lucha por ser, un modelo de RS, tal como lo demuestran sus políticas sobre medio ambiente, incluyendo las regulaciones a proveedores sobre sus empaques; pero también es un hecho que, al menos en Norteamérica, su cuna, tienen fuertes problemas de tipo social, específicamente en el ámbito laboral.

Hoy, el tema vuelve a ser del más alto interés, ya que al parecer, en una serie de reuniones, gerentes y jefes de departamento fueron advertidos de que que el eventual triunfo de Obama favorecería la sindicalización de los trabajadores y obligaría a la empresa a cerrar sucursales y a despedir a miles de personas.

La pregunta vueleve a ser: Wal-Mart ¿Y la responsabilidad social?

Los derechos humanos son los derechos básicos que todas las personas tienen por el solo hecho de ser humanos. Estos se pueden dividir en dos categorías básicas:

Derechos civiles y políticos: Como el derecho a la vida, a la libertad, igualdad ante la ley y libertad de expresión.
Derechos económicos, sociales y culturales: Como el derecho al trabajo, a la alimentación, a la educación y a la seguridad social.

Hay que señalar que los derechos humanos son inherentes, inalienables, universales, indivisibles e interdependientes.

De modo que, cómo es posible que a los colaboradores de una empresa —sin mencionar que se trata del mayor empleador privado en Estados Unidos— se les coarte su libertad de expresión tratando de influir en su decisión política más elevada, la de elegir al presidente de su propia nación. Es el derecho más básico de toda democracia.

Las prácticas de Wal-Mart fueron denunciadas por el periódico The Wall Street Journal.

Los desencuentros entre Wal-Mart y el candidato demócrata no son nuevos. De hecho, en el inicio de su campaña por la Presidencia, el senador por Illinois convirtió al gigante de las ventas al menudeo en objeto de sus ataques para denunciar las condiciones draconianas en los contratos y beneficios de los casi 100 mil trabajadores en planta.

La polémica está dada y al parecer, algunos de los altos funcionarios del reatiler parecen decir: ¡Hey! Podemos ser socialmente responsables, pero demócratas no.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario