Noticias

Van contra el cigarro electrónico

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) iniciará operativos en tiendas y establecimientos que vendan cigarros electrónicos, debido a que estos productos están prohibidos por la Ley General para el Control del Tabaco.

En los últimos meses ha comenzado a proliferar en el país, la venta de cigarros electrónicos en comercios, cuya publicidad asienta que no contienen nicotina, por lo que pueden ser usados en sitios en donde está prohibido fumar.

La semana pasada, la Cofepris emitió cartas de advertencia a tiendas departamentales y autoridades sanitarias estatales en las que reiteró que la importación, distribución y comercialización de cigarrillos electrónicos es ilegal.

Ante el resurgimiento de portales de Internet y puntos de venta que ofrecen este producto a los fumadores, este organismo dependiente de la Secretaría de Salud, señaló que intensificará la vigilancia sanitaria en estos sitios para el aseguramiento de productos del tabaco incluyendo cigarrillos electrónicos y accesorios.

La comercialización de cigarrillos electrónicos está vetada por la fracción VI del artículo 16 de la Ley General para el Control del Tabaco, la cual prohíbe comercializar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco.

La Cofepris recordó que estos productos no cuentan con registro sanitario como medicamentos o dispositivos médicos, por lo que ni su contenido, ni sus propiedades de tratamiento para supuestamente dejar de fumar han sido comprobadas.

En este sentido, la autoridad sanitaria federal advirtió que realizará las acciones de verificación que sean necesarias para evitar la comercialización, venta, distribución, exhibición, promoción o producción de cigarrillos electrónicos y sus accesorios.

Indicó que estos productos por su diseño, apariencia y uso encuentran identificación directa con los productos del tabaco, lo cual está prohibido por la legislación nacional.

En Estados Unidos las autoridades sanitarias trabajan para que sea regulado como producto alternativo del tabaco, mientras que ésta es la segunda vez que la Cofepris alerta a la población sobre la adquisición de este cigarrillo. La primera fue en noviembre del año 2008.

Las autoridades sanitarias aseguraron que no hay evidencia científica de que este cigarrillo sea una alternativa médica para dejar de fumar, puesto que no existen pruebas de la eficacia y seguridad del producto, por lo que recomienda no comprarlo.

Fuente: El Imparcial
Publicada: 29 de Octubre de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario