- Advertisement -
Comunicados de PrensaUVM Tuxtla desarrolla estufa revolucionaria para apoyar a comunidades rurales

UVM Tuxtla desarrolla estufa revolucionaria para apoyar a comunidades rurales

  • Adelita Max, fue desarrollada con tecnología simple que está al alcance de todos.

Como parte de la iniciativa denominada Red Nacional de Comunidades Sostenibles, el Centro de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico (CIIDETEC) de la Universidad del Valle de México, desarrolló estufas ecológicas de eficiencia energética, cuyo propósito es apoyar a mujeres que cocinan con leña en el estado de Chiapas, las cuales tienen como característica principal eliminar el humo que causa enfermedades pulmonares a quienes cocinan con leña.

El Dr. Neín Farrera indicó que, en colaboración con la Universidad Politécnica de Chiapas y la Universidad Autónoma de Chiapas, diseñaron a Adelita Max, la estufa Revolucionaria que ahorra leña y es muy mexicana, está constituida por una triple cubierta, doble aislante térmico y doble combustión, lo cual se traduce en un ahorro superior al 50% de leña. Además de la eficiencia energética, tiene la ventaja de eliminar el humo que causa enfermedades pulmonares a quienes cocinan de esta forma.

La Red Nacional de Comunidades Sostenibles de UVM surgió con el propósito de atender los graves problemas sociales, ambientales y económicos que presentan algunas poblaciones, principalmente las rurales y marginadas del país. La Red hace una selección de comunidades, realiza diagnósticos de los aspectos socioculturales, económicos y ambientales; posteriormente lleva a cabo el diseño y la implementación de métodos, técnicas y tecnologías que aprovechen de forma integral la riqueza natural y cultural disponible localmente, para satisfacer las necesidades sociales y económicas con una alta responsabilidad ambiental.

Cabe mencionar que, en el estado de Chiapas, 659 mil 716 viviendas aún utilizan leña o carbón para cocinar, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 realizado por el INEGI. Ante estas circunstancias, la Secretaría del Bienestar indica que hacer un buen manejo de combustible es fundamental para evitar riesgos a la salud o incluso la muerte por intoxicación, ya que los fogones abiertos dispersan el humo por toda la casa, lo que puede producir irritación de ojos, garganta y enfermedades respiratorias como la bronquitis y la neumonía, además existe el riesgo de inhalación de químicos dañinos, como el monóxido de carbono.

Respecto a la fabricación de Adelita Max, el Dr. Neín Farrera detalló que fue hecha con materiales de larga duración y es móvil, su peso es de 60 kilogramos, es una estufa de gran tamaño, con un comal de 60 por 70 centímetros. Es única por su capacidad de cocción de alimentos, la temperatura en el comal alcanza más de 400 grados centígrados en pocos minutos y su tamaño permite cocinar varios alimentos al mismo tiempo.

Es una tecnología simple que está al alcance de todos, ya que las tres universidades que forman parte de este proyecto, además de realizar este desarrollo tecnológico, buscan que llegue a todos los usuarios potenciales. Por ahora ha llegado a cocinas rurales y debido a su éxito, se proyecta que llegue a más personas en la región sureste de México y Centroamérica, expuso.
 
“Lo más importante es que tiene aplicaciones en pequeños negocios de cocina tradicional, cocinas económicas, comedores rurales, comedores comunitarios, comedores en zonas de desastres, escuelas o albergues rurales, iglesias rurales e, inclusive, este tipo de lugares de zonas periurbanas, donde se cocina con leña o biomasa. El propósito del proyecto es que se utilice solo un mínimo de biomasa o leña, que sean desechos de podas de arboles o arbustos que en estas regiones tropicales son abundantes y muchas veces provocan incendios o los mismos campesinos hacen quemas para limpiar sus terrenos cuando van a sembrar sus cultivos”, expresó.

La Señora Adelita, quien tiene una cocina económica en una comunidad del estado de Chiapas, fue una de las mujeres beneficiadas por este desarrollo y comentó que esta estufa le ha sido muy útil ya que además de que no están expuestas al humo producido por la leña, calienta en menor tiempo, por lo tanto, ha podido incrementar su producción de tortillas.  

Por otro lado, ha significado un ahorro en el consumo de leña (3 veces menos). “Con dos leñitos sigue caliente desde la mañana cuando se lo pusieron, cuando antes le poníamos seis leños”, expresó.

Los investigadores que están al frente del proyecto de Adelita Max Estufa Ecológica son el Dr. Roberto Berrones, la Dra. Gabriela Palacios Pola, el Dr. Gabriel Castañeda Nolasco, la Dra. Yolanda Pérez Luna, el Dr. Raúl Pavel Ruiz, el Dr. Joel Moreira Acosta y el Dr. Neín Farrera Vázquez. Se trata de un equipo conformado por estas tres universidades, el que impulsa e investiga esta tecnología en los aspectos de energía, salud, alimentación y su importancia dentro de la vivienda, así como el hábitat, de manera sistémica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR