RSE

Trabajadoras domésticas, sin motivos para celebrar

Sufren de discriminación racial, explotación, largas jornadas de trabajo, bajos salarios, inseguridad en el empleo, hostigamiento sexual y diversas formas de violencia que atentan contra su dignidad.

El Instituto Nacional de las Mujeres informó que, en el contexto del Día de la Trabajadora Doméstica, a celebrarse el 30 de marzo, la encuesta nacional de ocupación y empleo señala que del total de mujeres ocupadas, 10.59% pertenece a este rubro, es decir, un millón 720 mil 450, cuyas condiciones laborales son, por mucho, las más extremas y menos reguladas y protegidas por la ley.

Además, 96% no cuenta con seguridad social; sólo 1.4% tiene esta prestación por parte del IMSS, 0.3% está inscrito en el ISSSTE y 2% en otra institución.

La jornada laboral de quienes se dedican a la limpieza de los hogares es, en promedio, de diez horas diarias, es decir, dos horas más del tiempo estipulado por la legislación en esta materia y carecen, en general, de las prestaciones sociales que señala la Ley Federal del Trabajo, incluso en lo que se refiere a la protección de la maternidad.

Petra Hermilo, trabajadora doméstica, explicó que el acoso sexual es muy común “de parte de los hijos de los patrones, de los mismos patrones y, cuando los padres se llegan a dar cuenta, las patronas se van contra las compañeras trabajadoras, porque dicen que ellas tienen la culpa”.

Hermilio asegura que la gente de dinero suele comprar a la servidumbre como si se tratara de objetos. “Ellas mismas dicen, yo voy a traerme a una niña, a una muchacha de allá de mi pueblo, porque puede usarla desde que amanece hasta alta horas de la noche… si la persona tiene una fiesta, pues ahí se queda hasta que termina”.

Para Marisol Araujo, quien también se dedica a este oficio, resulta incómodo que las tachen de rateras desde antes, sin tener evidencias.

“Desde que llegamos nos cierran la puerta con llave y no podemos salir hasta que llegue la patrona, revise cada uno de los rincones y, si hay algo que no le agrada, no se les paga, además de que tienen la maña de casi encuerarnos y se ha dado caso de compañeras que llegan a ser acusadas de robo para no pagarles”, abundó Araujo.

El ingreso promedio por hora de las trabajadoras domésticas es de 17.8 pesos, mientras que el de la Población Económicamente Activa (PEA) femenina es de 26.3 pesos. Del total de la PEA ocupada (mujeres y hombres), 3.9% es trabajador doméstico, de éste, 97% es mujer. Casi la tercera parte de ellas gana menos de un salario mínimo y 41.2% recibe entre uno y dos salarios mínimos.

Actualmente las mismas trabajadoras domésticas solicitaron a la Secretaría de Educación Pública y a la Secretaría del Trabajo certificar su oficio con el objeto de que puedan desempeñar su labor no sólo en el hogar, sino también en hoteles y restaurantes.

Casi la mitad de las trabajadoras domésticas trabajan menos de 35 horas a la semana; 35% entre 35 y 48 horas semanales, mientras que 13% trabaja más de 48 horas en el mismo lapso de tiempo.

Asimismo, más de 150 mil trabajadoras en servicios domésticos son mujeres menores de 20 años y casi 350 mil son mayores de 50 años; se trata de mujeres con bajos niveles de instrucción, 38% no concluyó la primaria, 24% cuenta con secundaria y sólo 2.5% tiene nivel medio superior o superior.

La tercera parte estas trabajadoras son mujeres solteras, 45.2% tienen pareja y más de la quinta parte estuvieron alguna vez unidas; más de la cuarta parte son jefas de hogar y 21.7% son hijas de familia.

El trabajo doméstico generó cerca de 20% del PIB nacional en 2002, proporción equiparable a la contribución de la industria manufacturera o del sector comercio, restaurantes y hoteles.

En el periodo 2005-2008 la participación femenina en el trabajo doméstico no varió: 96 mujeres de 14 años y más, de cada 100, realizan trabajo doméstico en sus hogares, mientras que la participación masculina ha disminuido al pasar de 62.7 por ciento a 58.4 por ciento en ese periodo. A esto se suma que 83% del trabajo doméstico es realizado por las mujeres. En promedio, los hombres le dedican 9:37 horas semanales, mientras que las mujeres 42:36 horas.

Necesario, legislar este sector: CDHDF
La Comisión de Derechos Humanos del DF resaltó la importancia de realizar modificaciones legislativas que permitan igualar los derechos y oportunidades de las mujeres que realizan labores del hogar con el resto de los trabajadores.

“La invisibilidad de las empleadas domésticas en las agendas de reivindicación de derechos tiene causas diversas, principalmente por el prejuicio profundamente arraigado de que es obligación de las mujeres cuidar de los varones y procurar la protección y el mantenimiento de un hogar”, afirmó la secretaria Técnica de la CDHDF, María José Morales.

Dijo que las mujeres deben ser observadas como parte activa y orgullosa de la fuerza laboral, con los mismos derechos y protecciones que tanto ha costado ganar a otros grupos sociales.

Datos del Conapred revelan que existe un total desconocimiento por parte de las autoridades de la situación de este grupo poblacional, pues casi 6% no recibe salario alguno por su trabajo.

“Gracias a las voces de las trabajadoras del hogar, hoy sabemos que lo anterior es sólo una posición cómoda que garantiza la reproducción de la condición de subordinación de estas mujeres”, señaló Morales.

Milenio; Tendencias p 37.
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

trabajadoras-domesticas

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Hola,por favor dejar de intentar la posible formaciíon de un GRAN SINDICATO DE LAS Ó LOS TRABAJADORES DOMESTICOS(as) ,COMO DIRÍA EL TRISTEMENYE “fox”,; no intenten dicha formaciíon ,porque este Pais, con “tanto logro sindical y sus respectivas prestaciones ,se lo va llevar el tren . Ojo,mucho ojo. Por favor no se permiten esos dramas. Claro que se les debe tratar como seres humanos que nos ayudan a las labores en casa y punto. Se les debe un trato y remuneración adecuada. Pero,punto. Bueno los saludo. Att. E. López G.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]