Ambiental

Tendrá Monterrey un innovador Papalote Verde

El Parque Fundidora y Monterrey esperan la llegada de un nuevo museo. Se trata del innovador Museo Papalote Verde, que tendrá como eje fundamental inculcar la sustentabilidad ecológica en los niños y se ubicará de forma subterránea a unos cuantos pasos del Museo del Acero.

Su inversión total será de 20 millones de dólares, de los cuales “se tienen casi la mitad de recursos”, aseguró la directora del Papalote Museo del Niño, Marinela Servitje, tras inaugurar anoche una muestra previa de cómo será el futuro espacio cultural. Al evento también acudió el gobernador del estado, José Natividad González Parás. Esta exposición será de entrada libres y permanecerá hasta enero.

Los terrenos que ocupará este nuevo espacio –que será construido bajo tierra– fueron cedidos a manera de comodato al Museo Papalote de parte del estado a través del propio parque.

El museo contará con lo más vanguardista en tecnología para la interacción de los niños en temas relacionados con la sustentabilidad. Contará con una pantalla Imax digital en tercera dimensión y tendrá más de dos mil metros de exhibición subterránea.

De igual forma el espacio contará con un sistema de ahorro de energía que estará basado en la obtención de energía del sol a través de fotoceldas; un sistema de regulación de temperatura aprovechando el agua de riego así como los beneficios de estar bajo tierra, y para su construcción se utilizarán materiales propios de la región.

Este proyecto tendrá un costo de 16 millones de dólares en lo que respecta a la construcción del espacio, y necesitará un aproximado de cuatro millones de dólares más para dotarlo de la mejor tecnología.

Marinela Servitje señaló que aunque las principales aportaciones vendrán de la Iniciativa Privada, cualquier persona podrá dar un donativo a través de una cuenta bancaria –que será deducible de impuestos– o a través de los cajeros.

“Todos nos pueden ayudar a construir el Papalote Verde, queremos que las familias lo sientan suyo y esta es una forma de hacerlo”, declaró la promotora cultural.

La directora del espacio advirtió que “no será un museo de historia natural” sino que será un centro donde los niños puedan interactuar y comprender desde muy pequeños el significado de la sustentabilidad.

Además de la mega pantalla de cine, este espacio contará con seis ejes temáticos: Pertenezco, Soy, Comunico, Comprendo, Expreso y Pequeños.

Al estar a unos cuantos pasos del Horno 3, Servitje señaló que buscarán fomentar una alianza directa pues “los dos hablamos de la ciencia, y en ese sentido tendremos un tema en común”.

Pese a requerir de una inversión tan fuerte para su creación, la directora del Museo Papalote del Niño descartó que los precios por entrada a taquilla se fueran a disparar pues la idea es mantener los costos que el museo establece en la Ciudad de México.

“Estamos calculando un precio de 30 pesos para niños y 35 para adultos, así hemos manejado los museos que hemos hecho. La mega pantalla tendrá un precio especial pero podrá haber un paquete de 100 pesos que tenga el museo y la mega pantalla incluido”, comentó.

La construcción iniciaría en enero de 2010 y estaría listo aproximadamente 10 meses después. Además Servitje descartó que existiera algún problema por el cambio de administración gubernamental que se aproxima en el estado pues “el museo trabaja con gobernadores de todos los colores”.

No afectaría al parque
El paisaje de chimeneas, altos hornos y antiguas bodegas de la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey no será afectado por la construcción del nuevo Museo Papalote Verde pues la edificación subterránea obedece en primer plano a eso, a respetar el espacio, según declaró el arquitecto Iñaky Echeverría, creador de la obra.

Al ser un museo arquitectónico industrial de sitio, y al estar próximo a recibir la declaratoria como monumento nacional, la estética del Parque Fundidora no podría ser alterada, algo que no sucederá.

“Precisamente esa es la idea, al parque hay que aproximarse con mucho respeto. Una de las mayores preocupaciones era como poder hacer un museo nuevo sin que sea algo invasivo”, precisó Echeverría.

Sobre la constitución de los suelos de Fundidora, que durante más de 70 años recibió grandes cantidades de minerales –algunos tóxicos–, el arquitecto declaró que a falta de realizar calas (pruebas subterráneas) del suelo, no hay expectativas de que pudiese estar contaminado.

“No tendrá ningún riesgo ecológico, yo trabajo asesorado con un equipo de bioquímica ambiental que conoce bien el tema de la biorremedación y hace 10 años trabajamos en lo que fue Céntrika. Aquí básicamente esperamos encontrar hierro y no nos preocupa tanto”, consideró.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario