Noticias

Sugarpova ¿el nuevo apellido de una tenista socialmente responsable?

Chernobil

En 1896 un accidente devastador obligó a más de 300 mil personas a evacuar un radio mayor a 30 kilómetros alrededor de una planta nuclear en Chernóbil; aún hoy miles de personas sufren las consecuencias de la renombrada tragedia, la estrella del tenis internacional María Sharapova pudo ser una de ellas.

Los padres de la tenista vivían en Bielorrusia dentro del radio afectado, cuando la tragedia nuclear azotó Chernóbil. Nacida en Siberia un año después, Sharapova inició pronto su carrera en el deporte internacional, al igual que su compromiso con la responsabilidad social.

Luego de ganar su segundo titulo Grand Slam, en 2007 se convirtió en embajadora de buena voluntad en el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas gracias a sus donativos a favor de las causas sociales en las zonas afectadas por la tragedia nuclear .

En 2011, para conmemorar 25 años del accidente en Chernóbil, Sharapova grabó un video como embajadora del Programa de Desarrollo de la ONU, en el que destaca la vulnerabilidad del mundo ante este tipo de tragedias que no pueden prevenirse.

Ahora la tenista ha solicitado a la Suprema Corte de Florida (lugar donde reside actualmente) que le permita cambiar su apellido durante el US Open, para hacerlo coincidir con el de “Sugarpova”, su propia marca de caramelos destinada a la recaudación de fondos para la Fundación María Sharapova, dedicada a apoyar a estudiantes bielorrusas afectadas por el accidente.

La intención por supuesto es aprovechar el cuarto Grand Slam de la temporada para promocionar la marca en las pistas neoyorkinas, acompañado del nombre adoptado de la tenista que luce un dulce atuendo y labios encendidos en rojo.

Por desgracia, su participación en el torneo se ha puesto en duda recientemente debido a una importante lesión en el hombro derecho que ha afectado su desempeño en la cancha y podría afectar sus planes de campaña. Sin embargo, no cabe duda de que esta deportista lleva su causa en el corazón y la traslada a todos los aspectos de su vida. Una lección que sin duda muchas otras celebridades deberían aprender.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]