RSE

Starbucks quiere alejarse del maltrato animal

A menos que vivas completamente apartado del mundo, seguramente has notado la presencia de Starbucks en casi cualquier esquina de muchas ciudades del mundo. Tan sólo en Estados Unidos, la cadena con sede en Seattle cuenta ya con más de 12 000 puntos de venta que lo convierten en todo un gigante corporativo. No hace falta señalar que la cantidad de insumos empleados para crear su variedad de productos es realmente grande, por lo que resulta increíble saber que pueden provenir de prácticas responsables.

Hace un par de semanas, la cadena anunció una actualización de su política de bienestar animal acompañada de un compromiso por adquirir insumos únicamente provenientes de fuentes que eliminen el uso de jaulas para la gestación de los cerdos, y gallinas ponedoras, eviten el uso de hormonas de crecimiento artificiales y la mutilación de animales sin anestesia y se alejen de las prácticas inhumanas de sacrificio de pollos y la estimulación de su crecimiento con excesiva rapidez.

Esta política no sólo se aplicará a los Estados Unidos, sino a nivel global y significan un gran avance en la lucha contra el maltrato animal. Además este esfuerzo de Starbucks constituye la primera ocasión en la que una importante cadena aborda el tema del rápido crecimiento de los pollos criados para consumo, de acuerdo con la Sociedad Humanitaria de Estados Unidos (HSUS por sus siglas en inglés), un problema que ocasiona un fuerte dolor a estos animales debido a la deformidad de sus piernas, que no pueden soportar su peso excesivo.

La HSUS ha trabajado de cerca con Starbucks en los últimos años ayudando a la compañía a actualizar esta política que surge a la par de la nueva ley de abastecimiento de huevos en California, misma que dicta que a partir del pasado 1 de enero todos los huevos vendidos en el estado deben provenir de gallinas libres de jaulas.

De acuerdo con la política, la prioridad de la compañía es garantizar la oferta de comida hecha con ingredientes libres de crueldad en jaulas de gestación, y aves de corral procesadas a través de sistemas más humanos; trabajando con la industria en la creación de marcos de regulación y periodos de tiempo razonables.

Aunque el periodo estimado de la transición no ha sido anunciado por la compañía aún, esta política puede ser la más amplia de bienestar animal entre las cadenas de restaurantes de acuerdo con Wayne Pacelle, CEO de HSUS.

Fuente: Care2

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

1 comentario

Dejar un comentario