RSE

Sospechan que productos de Johnson & Johnson son cancerígenos; la empresa lo niega

Activistas instaron el martes a los consumidores a no comprar un champú para bebé fabricado por Johnson & Johnson hasta que la compañía deje de usar un conservante considerado por Estados Unidos como posible disparador de algunos tipos de cáncer y alergias de la piel.

En respuesta, Johnson & Johnson dijo que ha estado trabajando en la eliminación gradual de los conservantes que liberan formaldehído de sus productos para bebé desde el 2009, cuando la Campaña por Cosméticos Seguros planteó por primera vez su preocupación ante la compañía sobre su champú.

“Sabemos que algunos consumidores están preocupados por el formaldehído, es por eso que ofrecemos muchos productos sin conservantes que liberan formaldehído, y estamos eliminando este tipo de conservantes de nuestros productos para bebés en todo el mundo”, dijo la compañía en un comunicado.

La Campaña por Cosméticos Seguros, dijo en un informe que la empresa de salud utiliza el conservante quaternium 15 en la línea Johnson’s Baby Shampoo vendida en Estados Unidos y otros países.

El quaternium 15 se agrega a muchos productos cosméticos para que no se deterioren y contaminen, y el conservante funciona liberando formaldehído para matar las bacterias.

El Departamento de Salud de Estados Unidos dijo que se sabe que el formaldehído causa cáncer, aunque la exposición es difícil de evitar pues es ampliamente utilizado de alguna forma en productos de consumo y sus rastros se encuentran en el aire, sobre todo dentro de la casa.

La exposición repetida también puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle reacciones alérgicas en la piel, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

No hay restricciones sobre el uso de conservantes que liberan formaldehído en cosmética.

“Es claro que no hay necesidad de que Johnson & Johnson exponga a bebés a un conocido carcinógeno cuando la compañía ya está haciendo alternativas más seguras”, dijo en un comunicado Lisa Archer, directora de la Campaña por Cosméticos Seguros en la Fundación sobre Cáncer de Mama.

La compañía ya está fabricando champú para bebé libre de formaldehído para su venta en Japón, Sudáfrica, los Países Bajos y el Reino Unido, entre otros lugares.

“Todos los bebés merecen productos más seguros”, dijo Archer.

Johnson & Johnson niega peligro en shampoo Baby

Activistas de la salud pidieron a los consumidores no comprar el shampoo para bebé de Johnson & Johnson hasta que la compañía deje de utilizar en su elaboración dos sustancias químicas consideradas dañinas y potencialmente causantes de cáncer, el 1,4-dioxano y Quaternium-15 que liberan formaldehído.

La empresa de origen estadunidense dijo que ha estado trabajando en la eliminación gradual de los conservadores, aunque negó que su fórmula sea dañina.

Ese producto también se comercializa en nuestro país.

Al respecto, María Luisa Manzo, directora de asuntos de gobierno de Johnson & Johnson México, afirmó que trabajan en la reformulación de sus productos desde 2009, sin que ello implique aceptar que son dañinos.

“Todos los ingredientes utilizados en los productos Johnson’s Baby son 100 por ciento seguros, eficaces y aprobados por los órganos reguladores de salud en los países en los que se comercializan, entre los que figuran la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) en México y la Food and Drug Administration (FDA), en Estados Unidos”, destacó en un comunicado.

Asimismo, aclaró que “en los últimos años, la empresa ha reducido globalmente en un 33% el número de fórmulas que contienen formaldehído.

En relación al 1,4-dioxano, aproximadamente el 70% de los productos de la línea baby se ha reformulado, manteniendo niveles de seguridad mucho más rigurosos que los exigidos por los órganos reguladores del mundo entero.”

Según información de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (CANIPEC), el formaldehído está presente en todos los seres vivos y está regulado en México, de acuerdo a las tendencias internacionales, donde está categorizado como la clase más baja de peligro cancerígeno, aunque recomienda evitar la exposición prolongada.

Fuente: Excelsior.com.mx
Publicada: 3 de noviembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario