Género RSE

Sexismo en el transporte público: Los hombres quieren más espacio

Muchos hombres muestran sexismo… ¿aún sentados? ¡Checa lo que significa!

Todos los días nos topamos en el metro, micro, trolebús, tren, y cualquier medio de transporte público al típico hombre que al sentarse abre las piernas. Incómodo ¿no?

El manspreading, es algo así como el “despatarre masculino” una cuestión machista o de educación. O de las dos cosas.

Se trata de cuando los hombres se sientan y abren las piernas, incomodando a las personas que están a un lado, hombres y mujeres, no importa el género. Así, insinúan sus partes íntimas e invaden el espacio ajeno al ocupar más de un asiento.

En los próximos días autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid llevarán calcomanías que advertirán sobre el “despatarre masculino”.

Esto, después de una recolección de firmas por parte de colectivos feministas pidiendo medidas como ésta en los autobuses de la EMT y en los vagones de Metro.

La empresa municipal trabajó junto al Área de igualdad del Ayuntamiento de Madrid y con el colectivo Microrretratos Feministas. “La misión de este nuevo icónico pictográfico es recordar la necesidad de mantener un comportamiento cívico y de respetar el espacio de todo el mundo a bordo del autobús”.

Esta peculiar manera de sentarse transmite dominio, expresa afán de conquista y supone un allanamiento en toda regla del territorio vecinal.


Los hombres abren sus piernas excesivamente mientras que las mujeres, en las mayorías de las ocasiones adoptan justo la postura contraria, piernas juntas o cruzadas, evitando cualquier contacto o roce con el hombre.

Este comportamiento no verbal, los analistas le llaman distancia proxémica. Termino que hace referencia al uso que hacemos del espacio. El “despatarre invade la burbuja privada de la persona que tenemos a un lado y suele generar rechazo por parte del que lo padece”.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario