Comunicados de Prensa

Samsung crea Aula de Paz para contribuir a la educación de los niños de Colombia

La multinacional trabaja con la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) para apoyar el proceso educacional en la comunidad de Valledupar.

Samsung Electronics inauguró la primera ‘Aula de Paz’, un concepto deSmart School, en la comunidad de Valledupar, en Colombia, en colaboración con la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR). El objetivo de esta alianza es realizar acciones para promover la construcción de valores cívicos para la paz y la reconciliación, involucrando las personas en el proceso de reintegración.

Es un momento histórico de integración social para Colombia, y Samsung respalda esta tarea con su proyecto Smart School. Instalada en la escuela Andrés Escobar, que ha favorecido más de 1.200 niños en la comunidad, la nueva unidad proporcionará a los estudiantes acceso a los avances tecnológicos. Hoy en día, 124 personas viven en el proceso de reintegración con sus familias en la zona.

“Nuestra principal meta con este proyecto es mejorar las capacidades de reconciliación y reintegración de los niños y prepararlos para el futuro. Las innovaciones de Samsung crean un impacto positivo para las personas alrededor del mundo, mejorando las experiencias de aprendizaje a través de la tecnología, con Smart School. Estamos combinando el conocimiento de la ACR, la institución educativa y Samsung”, dice Helvio Kanamaru, gerente senior de Ciudadanía Corporativa de Samsung América Latina.

El aula digital está compuesta por un televisor inteligente UHD de 60 pulgadas, 43 tabletas para los estudiantes, un juego de realidad virtual con un Gear VR y un Galaxy S6, servidor, donación de muebles de acuerdo con el ambiente de la sala y puntos de acceso a Internet. Además, los equipos tienen garantía y mantenimiento preventivo por la empresa.

Samsung proporcionó entrenamiento a los profesores de la escuela y da asistencia para apoyar el proceso de implementar el uso de tecnología. La empresa, también, transfiere las mejores prácticas y metodologías usadas en la red de más de 100 Escuelas Inteligentes en América Latina.

Samsung y la ACR, además, están trabajando en las áreas rurales cercanas a Valledupar con la Smart School NOMADA. Es un ambiente de aprendizaje móvil y portátil, que replica la experiencia y las metodologías de la ‘Aula de Paz’ con otras cuatro comunidades rurales afectadas, pero en un modo itinerante.

“Esta Smart School está proyectada como un laboratorio para incorporar las nuevas oportunidades de aprendizaje, el uso de tecnología y la promoción de valores de paz. De esta forma, se pueden compartir las mejores prácticas que surgen de esta experiencia con otras regiones y comunidades en el país que están en las mismas condiciones”, comenta César Muñoz, gerente de Ciudadanía Corporativa de Samsung Colombia.

“Esta ‘Aula de paz’ muestra el compromiso del sector de negocios en facilitar la reconciliación del país. En la comunidad 3 de Valledupar, habita un número de veteranos, víctimas de conflicto y población vulnerable. El objetivo de la ACR es alcanzar estos territorios para apoyar. Ideas como esta ésta, integran a los niños con las nuevas tecnologías y, al mismo tiempo, descubren cómo sus entornos sociales pueden ser motores para la paz y la innovación”, complementa Joshua Mitrotti, director general de la Agencia Colombiana para la Reintegración.

Cómo combinar el aula, la tecnología y la paz

Valores de Ciudadanos para la Paz – Una de las prioridades de la Smart School de Paz es contribuir en la formación de ciudadanos a través de valores más altos de coexistencia, tolerancia, lealtad, patriotismo, compromiso con la comunidad, perseverancia, esfuerzo, independencia y respeto.

Ampliando horizontes – El mundo de la tecnología permite que los niños enriquezcan su conocimiento, amplíen sus horizontes y vean nuevas posibilidades. “Esta ‘Aula de Paz’ ayuda construir nuevos proyectos de vida en los niños y los jóvenes, contribuyendo a la construcción de la paz, la coexistencia y la reconciliación”, explica Helvio Kanamaru.

Motivación aumentada para el aprendizaje – La tecnología resulta atractiva para los niños y jóvenes, a través del entretenimiento, curiosidad y desafíos. Los niños se divierten en la experiencia, favoreciendo la motivación para aprender.

Aprendizaje colaborativo – El trabajo en equipo es necesario para una sociedad pacífica. La Smart School, con la presencia de la tecnología, invita la colaboración y la interacción. Cuando un niño encuentra una dinámica digital que le gusta, la primera cosa que hace es compartir con sus amigos, enseñarles cómo usarla e invitarlos a jugar.

Una nueva narrativa – Los niños pueden demostrar sus creaciones e historia usando la tecnología. La experiencia del aprendizaje de la Smart School es una herramienta para la reflexión sobre lo que los niños han vivido y permite contar el futuro que ellos sueñan.

Nuevas habilidades, más oportunidades – En el ‘Aula de Paz’, se favorece el desarrollo de habilidades que se exigirán en el futuro como creatividad, raciocinio crítico, solución de problemas y comunicación de ideas. “Con acceso a este tipo de experiencias de aprendizaje, podemos equilibrar las oportunidades para estos niños y jóvenes aprovechando la evolución digital”, añade Helvio Kanamaru.

Permeando la comunidad – El uso de las tecnologías móviles puede generar apertura para la interacción, las oportunidades de aprendizaje y el compromiso a nivel de la familia y la comunidad. No sólo los niños pueden llevar su aprendizaje a sus hogares, también, el aula es un centro que permite la participación de los padres, la familia y los grupos de la comunidad para contribuir al cambio social. Es un espacio que invita a investigar, interaccionar y crear unión alrededor de la tecnología.

Comunicado de Prensa.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]