Ambiental

Rumbo a la Cop 16…

Desde el Amazonas: un nuevo modelo de bienestar

Esto es el Amazonas ecuatoriano, en los márgenes del parque nacional Yasuní, la región más biodiversa del mundo, a orillas del río Napo. Llegamos a Puerto Pompeya, un pueblo que se monta los sábados para atender a los trabajadores de las petroleras, y se desmonta el resto de la semana. El aire huele a sal y cerveza, de fondo los Tigres del Norte cantan “Camelia la texana”, acompañados en coro por tres obreros petroleros ebrios. A 20 metros, un puesto de discos piratas con predicadores evangelistas. La presencia de la petrolera Repsol se siente por todos lados. No en Añangu.

Llegamos primero al “Centro de Interpretación”, un museo dedicado a ellos mismos y su historia, los habitantes kichwas de Añangu, una zona de 22 mil hectáreas otorgada por el gobierno ecuatoriano para su uso. Son apenas 25 familias y 175 personas que desde hace 12 años iniciaron un proyecto de turismo ecológico, centrado en un hotel sustentable.

“La petrolera ofrece sólo trabajo temporal. Nosotros no teníamos nada, sólo cazábamos, sembrábamos y pescábamos para comer. Se terminó lo del petróleo y pensamos que si hacíamos lo mismo acabaríamos otra vez igual. El petróleo da mucho pero dura poco. El turismo da poco pero dura mucho. Ahora las comunidades que trabajan con la petrolera no tienen y nosotros sí”, resume Pancho Tapuy, guía del complejo turístico por tres semanas cada mes, con un sueldo de 5,600 pesos.

El proyecto fue concebido en 1998, pero logró ser fundado hasta el 2004. Hoy, reciben un promedio de 250 turistas cada mes, en un conjunto de cabañas con un sistema de energía mixto (solar y generador), que regresa al lago 90% del agua usada y cuya totalidad de 61 empleados son miembros de la comunidad capacitados en Quito para cumplir su trabajo. Por lo menos un miembro de cada familia trabaja, lo que garantiza ingresos para todos. Además, las mujeres se encuentran a cargo del manejo de una agencia de viajes.

Después de pasar la noche en el hotel, nos invitan a la comunidad para la inauguración de su nueva atracción, un globo aerostático, y la celebración del décimo segundo aniversario del nacimiento del proyecto. Al caminar, ves la que solía ser una cantina, recuerdo del trabajo petrolero; y en el presente, una clínica y la escuela que llega hasta el primer año de bachillerato, resultado de 12% de ingresos totales que se invierten equitativamente en tres rubros: salud, educación y cultura.

“Queremos construir una universidad con dos carreras, una en ecología y una en turismo” me cuenta Freddie Yumbo, de apenas 16 años, y agrega: “Es apenas un plan. Ahora queremos resolver que nos quiten un pozo en el Tiputini, dentro de nuestro territorio, es ilegal en la reserva desde hace 15 años”.

Así me lo confirma Jiovanny Rivadeneyra, gerente del proyecto, “Repsol entró a nuestra reserva, nos están explotando”, y agrega, “pero lo importante es nuestro plan a futuro, queremos dedicar 40% del territorio a reserva ecológica, 20% para turismo, 20% para estudio científico y 20% actual de cultivo de palma”. No siembran nada más, ahora, todos los alimentos los compran en El Coca, la ciudad más cercana.

El proyecto no se limita a los 175 habitantes de Añangu. Actualmente becan a estudiantes de asentamientos vecinos, a quienes proveen de vivienda, educación y alimentos. Para poder beneficiar a un número mayor, construyen actualmente más dormitorios, “queremos abrir una fundación y formalizar la ayuda”, comenta Jiovanny.

¿Y el Estado? Me lo encuentro en dos momentos. En el cobro de 10 dólares de impuesto por cada turista que llega al complejo. También en Bolivar Andi, el único invitado gubernamental al festejo, representante del Ministerio de Educación, “ayudo con el proyecto educativo que tienen ellos” me cuenta, “están avanzando. Yo los felicito. El trabajo en el petróleo no es sustentable. Yo los felicito”, concluye.

Fuente: El Economista, Política y Sociedad p. 37.
Publicada: 1 de noviembre de 2010.

Click sobre la imagen para ampliar

1cop16

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]