Gobierno Notas RSE

Reforma energética de Peña está lejos de ser “verde”: Greenpeace

Apuesta a exploración y explotación de petróleo en aguas profundas y gas shale, ambas opciones de alto impacto medioambiental, sostuvo.

La reforma energética presentada por el presidente Enrique Peña Nieto está lejos de ser “verde” porque apuesta a la exploración y explotación de petróleo en aguas profundas y de gas shale en el norte del país, ambas opciones de alto impacto social, económico y medioambiental, señaló Greenpeace.

Reforma energética

“El gas shale es la mentira de este sexenio, como en el anterior lo fue el petróleo en aguas profundas, del cual hasta ahora no se ha extraído y mucho menos vendido un solo barril de crudo. México ha invertido grandes cantidades de dinero (500 mil dólares diarios por renta de plataformas) en la exploración del Golfo para buscar crudo y no ha obtenido ninguna ganancia”, aseguró Beatriz Olivera, coordinadora de la campaña de Energía y Cambio Climático.

“Es una pena que el gobierno federal desaproveche la oportunidad histórica de transformar el modelo energético de nuestro país y nos presente sólo un espejismo de crecimiento económico basado en reservas no probadas de gas y petróleo, recursos que no son amigables con el ambiente; en vez de fijar metas claras y precisas para el impulso de las energías renovables que solo menciona en el discurso”, refirió.

La propuesta de Peña Nieto no es verde porque: Promueve el gas shale (gas de lutitas) como energía limpia. Para la obtención de este hidrocarburo se requiere perforar a más de 3 mil metros de profundidad, utilizando un método conocido como fracking, en el que se emplean grandes cantidades de agua, contaminándola con algunas de las sustancias contenidas en la mezcla para extraer el gas que son tóxicas e incluso cancerígenas, apuntó.

En Francia este procedimiento está prohibido y los gobiernos de Inglaterra, Suiza y los Países Bajos han emitido una moratoria. Aunque Estados Unidos ha impulsado la extracción y uso del gas shale, al interior del país se ha desatado un movimiento antifracking por los riesgos ambientales que representa. Colorado, Kansas, Louisiana, Nuevo México, Ohio, Oklahoma, Pennsylvania, Texas, Utah, Wyoming reportan problemas por la extracción de este gas.

En México, las posibles reservas de este gas se encuentran en el norte del país (Coahuila y Nuevo León), zona caracterizada por la escasez de agua.

Además, impulsa la exploración de aguas profundas y ultra profundas en búsqueda de petróleo: De acuerdo con el diagnóstico del gobierno federal, tenemos reservas probadas de petróleo para los próximos 10 años, tiempo en el que se espera sean encontrados nuevos yacimientos de crudo en las aguas profundas y ultra profundas del Golfo de México.

El tema de aguas profundas también representa un gran riesgo ambiental ya que plantea la posibilidad de un derrame de crudo a más de 500 metros de profundidad en el mar, que sería devastador para los ecosistemas y complicado de controlar, como ya ocurrió con los impactos provocados por el vertido de crudo de una plataforma de British Petroleum en el Golfo de México en 2010.

El panorama es desalentador porque desde la administración anterior Pemex inició la exploración en aguas profundas, el resultado: inversiones millonarias y cero ganancias, concluyó Olivera.

Fuente: La Jornada

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]