RSE

Pepsi quiere que rompas la rutina ¿con una infidelidad?

pepsi

Cuando se trata de publicidad probablemente Pepsi y Coca-Cola protagonizan una de las batallas de mayor visibilidad; y es que dentro de sus anuncios es común ver alusiones directas a la competencia que no siempre tienen en resultado deseado y el ejemplo más reciente es la campaña protagonizada por el actor Luis Gerardo Mendez, quien invita a los consumidores a romper con la rutina, que se ha quedado muy lejos de ser un golpe maestro y en cambio ha generado polémica por promover la infidelidad.

La campaña que corrió a cargo de la agencia DDB, relaciona la fidelidad de los consumidores con la marca Coca-Cola con el compromiso de tener una pareja estable, buscando dotar a Pepsi de una sensación de aventura similar al de una infidelidad.

Esta asociación provocó el descontento de algunos consumidores, que no dudaron en acusar a la marca de promover antivalores.

Es un hecho que la asociación en sí es casi un desastre publicitario que utiliza un poderoso y antiguo insight: la culpa que los consumidores manifiestan al beber una Pepsi en lugar de su refresco favorito, y el enojo que experimentan cuando algún establecimiento sirve únicamente la bebida de la competencia.

Sin embargo, más allá de la asociación entre la fidelidad que se profesa a una pareja y la lealtad que una marca genera entre sus consumidores, probablemente habría que cuestionar el manejo estereotipado de esta campaña sobre los roles de género.

El portal norteamericano Ashley Madison está dedicado a las citas extramaritales y tiene más de 500 mil usuarios en México. Su Coordinadora de Operaciones en América Latina, Daniela Torres asegura que la mayor cantidad de sus suscriptores son mujeres; así que ¿por qué encasillar únicamente a los hombres en este tipo de conductas?

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario