RSE

Nuevos medios y libertades ciudadanas

Desde esa perspectiva, las tecnologías de las comunicaciones y la informática estaban destinadas a convertirse en instrumentos de control político sobre los ciudadanos.

A contramano de esa tendencia, “Neuromante” de William Gibson fue una de las primeras novelas del género que vislumbró el potencial libertario de esas tecnologías: el “ciberespacio” (término que acuña Gibson en esa novela), constituía un mundo virtual en el que las personas podían ejercer su libre albedrío sin cortapisa alguna.

Según el periodista Andrés Oppenheimer, el Gobierno chino emplea a miles de personas cuya misión en lo esencial consiste en “navegar” el ciberespacio para identificar y bloquear páginas de internet cuyo contenido considera lesivo a sus intereses.

Pero además emplea el afán de lucro de las empresas de medios e informática como instrumento de presión.

En pocas palabras, las empresas de esos rubros deben someterse a las condiciones que impone el Estado chino si desean operar en ese país. Y puestos en la disyuntiva de elegir entre un mercado de mil 300 millones de personas que crece a un 10 por ciento anual, y lo que podríamos llamar su “responsabilidad social corporativa“, dichas empresas optan por inclinar la cerviz y sacrificar esta última.

Reforma, “Contracorriente”, Internacional, p. 4

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario