Ambiental

Nopales, calabazas, tomates: una granja deshidratadora en Xochimilco, contra el desperdicio de comida

La granja cuenta con 101 módulos de secadores solares.

En México se desperdician cada año 88 millones de toneladas de alimentos de acuerdo con datos del estudio del Grupo Técnico de la Cruzada Nacional contra el Hambre, difundido por el Senado de la República en mayo de 2016. Gran parte de los alimentos que se desperdician son productos agrícolas frescos que no llegan a la vista del consumidor. En la actualidad existe tecnología de concentración solar que puede deshidratar muchos de esos alimentos y encontrarles nuevos consumidores.

En la Ciudad de México, en octubre de 2016 comenzó a operar, en el pueblo de Santa Cruz Acalpixca, delegación Xochimilco, la primera Granja Deshidratadora Solar, con capacidad de procesar hasta cinco toneladas de alimento fresco por semana. Dependiendo del producto que se desea deshidratar el peso final, después de retirarle el agua con energía solar controlada, puede ser de entre una y dos toneladas.

La tecnología base del proyecto, es un deshidratador solar. El primer modelo se construyó hace 12 años y tiene como base la transferencia de calor.

En la actualidad la granja, que es propiedad de la cooperativa Labizet, cuenta con más de 100 módulos de deshidratación. El producto que más procesan es el nopal, por ejemplo, una variedad que se desperdicia mucho, pero es rica en calcio y puede transformarse en harinas.

“Nosotros llevamos, como empresa cooperativa, nueve años en el rubro de deshidratación. La primera planta con la que empezamos estaba en Tláhuac y ahí comenzamos a tener contacto con productores que nos llevaban sus productos para transformación. Tecnológicamente el proceso ha tenido mejoras continuas, adaptándose a los productos. Este equipo fue diseñado para deshidratar uno de los productos que tiene más agua, que es el nopal, pero hemos ofrecido el servicio para diferentes productos que nos han llevado”, explica en la entrevista publicada en el número más reciente de la revista Forum, del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, el ingeniero Roberto Alcaraz, miembro de la cooperativa y vocero de Labizet.
Informa que desde que entró en funciones la nueva Granja Deshidratadora se han vinculado con más productores agrícolas de Milpa Alta, Xochimilco y Tláhuac. Un mayor número de agricultores les ha llevado a trabajar con una diversidad de alimentos.

Infraestructura solar

Los deshidratadores solares que usa la cooperativa constan de dos partes, que se han modificado y mejorado a lo largo de 12 años. La primera parte es un captador solar plano, que recibe la radiación del Sol y genera aire caliente mediante algo parecido al efecto invernadero porque los rayos del Sol entran y rebotan en el interior, pero ya no los deja salir por la misma superficie. En lugar de esto, envía el calor a la segunda parte del deshidratador que es un contenedor con 24 repisas, en cada una de las cuáles hay una charola, y ahí se coloca el producto agrícola que se va a deshidratar.

“Los productores nos han estado llevando grandes cantidades de nopal que no se estaba aprovechando y que se tiraba. En particular están rescatando un tipo de nopal al que algunos llaman ‘raquetas’ y llega a ver muchos tirados en los campos. Ese tipo de nopal tiene todavía muchas propiedades y es muy rico en calcio y en otros componentes. Gracias al proceso de deshidratación, los campesinos están encantados porque ahora están obteniendo harina de nopal, de alta calidad, que pueden comercializar y los nopales raqueta ya no terminan como basura, sino que generan valor”, dice Alcaraz.
Y continúa: “Hace dos años nos acercamos a la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México y le platicamos estas necesidades que nosotros vemos en el campo; muy enfocados en la necesidad de transformación de los productos frescos para darle un mayor tiempo de vida y aprovechamiento a los alimentos, que sabemos que son productos perecederos.

El doctor René Drucker fue sensible a la problemática de los productores de alimentos y después de un proceso de evaluación se logró obtener un apoyo de la Secretaría de Ciencia de la capital por 15 millones de pesos. Esos recursos tienen un impacto grande al reducir la merma que normalmente afectaba a los productores. El proyecto usa ciencia y contribuye a resolver un problema muy puntual social y económico que se genera cuando los productos frescos no logran ser comercializados rápidamente”.

Por sus características y su innovador proceso de deshidratación, la Granja se considera única en el país. Tiene como objetivo trabajar con altos niveles de eficiencia, generar mayor volumen de producto, así como darle valor agregado a los alimentos, en beneficio de los productores capitalinos.

Fuente: SinEmbargo

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact