¿Son los negocios DIY, la siguiente generación de empresas responsables? – ExpokNews

Una emprendedora social encontró en los negocios DIY, una gran iniciativa para fomentar la independencia en las personas.

Bien dicen por ahí que para grandes cambios, pequeñas acciones; quizá esta frase la han entendido muy bien algunos millennials y los emprendedores de negocios do it yourself (DIY), quienes han visto en la responsabilidad social y la sustentabilidad, una motivación para fomentar un cambio positivo en su comunidad.

Negocios DIY, ¿las siguientes empresas responsables?

Las diferentes crisis sociales y ambientales han provocado en las nuevas generaciones la búsqueda de soluciones con impacto positivo en su entorno y a su vez, que fomenten en la comunidad, la adopción de nuevas prácticas.

En Londres, una emprendedora social encontró en el bricolaje y en los negocios DIY, una forma de apoyar a las personas, al ambiente y fomentar la inclusión, además de demostrar que los Negocios DIY pueden ser la siguiente generación de empresas responsables.

London Bike Kitchen como ejemplo de negocios DIY

London Bike Kitchen no es una tienda de bicicletas, tampoco una de refacciones, ni siquiera un taller tradicional… es un taller DIY de bicicletas que le ofrece a sus asistentes la capacitación para arreglar y construir sus propias bicicletas. También ofrece cursos sobre mecánica y mantenimiento, además de sesiones sobre primeros auxilios.

Todo el dinero que entra al taller es utilizado para nuevas clases y compra de herramientas a favor de los asistentes de London Bike Kitchen.

Fue fundado por Jenni Gwiazdowski, una emprendedora social que comenzó a incursionar en los negocios DIY cuando se percató que no existía un solo lugar en Londres que le permitiera construir o reparar su propia bicicleta.

La idea de abrir este taller surgió cuando su roomie, le cuestionó sobre si en Londres existía un taller de bricolaje para bicicletas; minutos después, Jenni se encontraba ya investigando qué se requería para abrir uno y pertenecer a los negocios DIY.

Hella jealous of Lock7's megaspanner 🔧🔧🔧

A post shared by London Bike Kitchen (@ldnbikekitchen) on

Introducirse en los negocios DIY no ha sido un reto fácil para Jenni, quien ha compartido en diversas entrevistas que el tiempo, el dinero y el espacio se convirtieron en sus mayores desafíos, pero a pesar de estas barreras, encontró la manera de que su proyecto saliera adelante y a la vez creara un impacto positivo en la comunidad.

¿Cuál es le impacto de este negocio DIY?

De acuerdo con Jenni, uno de los principales objetivos de este espacio es fomentar en las personas las ganas de independizarse, de aprender, de atreverse a realizar las cosas por ellos mismos, que se sientan empoderadas y capaces de realizar y ejecutar cualquier cosa que se propongan.

Quiero que la gente piense: “No sé cómo hacer eso ahora, pero puedo aprender”. Y no sólo sobre las bicicletas, sino sobre cualquier cosa, comentó Jenni.

Ese tipo de negocios DIY tiene como meta secundaria fomentar la inclusión y la equidad. De acuerdo con Jenni, la mayoría de las personas que acuden al taller son hombres, quienes se muestran más interesados y con ganas de aprender… pero su fundadora decidió cambiar eso.

Rompiendo barreras con negocios DIY

Para incentivar la participación de las mujeres y de las personas con una identidad sexual distinta, que viven bajo el miedo de preguntar y aprender en entornos tradicionales, Jenni decidió crear los lunes 2 y 4 de cada mes, una noche Women and Gender Variant (WaG).

La noche WaG tiene como principal meta crear un ambiente seguro e inclusivo donde las mujeres y las personas con diferente identidad sexual se atrevan a expresar y aclarar todos sus dudas sobre cómo arreglar o armar una bicicleta y que a su vez aprendan a usar las herramientas y empiecen a sentirse más independientes.

En un mundo ideal, no tendríamos una noche de WaG, pero la realidad es que a las mujeres en general no se les anima a recoger herramientas cuando son jóvenes, y así crecen sin tener la menor idea de cómo usar una llave inglesa.

Negocios DIY y la RSE

Los negocios DIY tienen una gran posibilidad de convertirse en empresas responsables, como en el caso de London Bike Kitchen, que reinvierte sus ganancias y se preocupa de ser un negocio inclusivo; pero además de estas prácticas, impulsa en la comunidad la no dependencia de otros servicios o compras, lo que también reduce el consumismo… y sobra decir que el objeto de esta marca es también sustentable: las bicicletas.

Para Jenni parte de la inspiración que los negocios DIY le ha dejado, fue conocer gente que se inspira en otros, que trabaja en equipo y que busca soluciones para mejorar el entorno.

El futuro más cercano para este negocio es ampliar el equipo de trabajo, encontrar un segundo espacio, incorporar más cursos y seguir inspirando a las personas.

Incluso, London Bike Kitchen, ya tiene una primera publicación que le enseña también a las personas a construir su propia bicicleta:

London Bike Kitchen, ofrece una solución a la contaminación ambiental promoviendo el uso de las bicicletas, busca fomentar la inclusión, la independencia, la confianza y la educación en las personas, y usa parte de los recursos para ofrecer trabajo justo a profesores y así ofrecer mejores cursos y herramientas.

Lo que inicio como una necesidad personal de querer reparar una bicicleta, hoy en día se ha convertido en un espacio libre y honesto para muchas personas y un modelo de negocio del que incluso muchas empresas grandes podrían aprender.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.