3er Sector

México realizará su primera Pride Runner con fines altruistas

Hace tres décadas, en Nueva York, un puñado de corredores organizó la primera Pride Runners, carrera del orgullo de la comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bixesual y Transgénero) para demandar igualdad y contra la discriminación, así como para hacerse socialmente visibles y apoyar causas sociales.

La iniciativa se expandió por todo Estados Unidos, saltó a Toronto, llegó a varias ciudades europeas y ahora las convocatorias suelen reunir a cerca de 10 mil corredores en cada cita.

El esquema sigue siendo el mismo: un recorrido de 5 kilómetros para la comunidad LGBT, aunque aclaran que siempre con la idea de incluir a toda la sociedad y con la meta de recaudar fondos con fines altruistas.

Treinta años después, México celebrará su primera Pride Runners para combatir los estigmas y mostrar otra cara de la comunidad LGBT, esta vez relacionada con el deporte, comentó la integrante del comité organizador, Penélope Ruiz.

Esta carrera tiene además el propósito de engarzarse con las actividades del Día Mundial de la lucha contra el VIH y parte de lo que se recaude será destinado a la Casa de la Sal, institución que atiende a niños, jóvenes y adultos seropositivos.

La iniciativa surgió porque la comunidad LGBT no tenía mucha presencia en el mundo del deporte, y aunque existen varios clubes deportivos para esta población, no han sido muy visibles. Nace también de la necesidad de llenar un vacío en el tema del deporte para la comunidad, dijo Ruiz.

El circuito atravesará la segunda sección del Bosque de Chapultepec y se llevará a cabo la noche del 3 de diciembre. Se espera una afluencia de al menos 3 mil competidores y será apoyada por la Secretaría de Salud,el gobierno capitalino, Imjuve, Censida y la Clínica Condesa.

La suma que esperan recaudar para donar a Casa de la Sal es de al menos 150 mil pesos.

El encargado de la oficina de turismo enfocada a la comunidad LGBT, Gilberto Ángeles, dijo que este tipo de competencias tiene efectos positivos para una ciudad como la nuestra.

“Ayuda a visibilizar a la comunidad, confirmamos una ciudad con derechos garantizados, donde hay libertad para manifestar los afectos libremente, además de que enviamos un mensaje de que esta ciudad es gay friendly (amigable con la comunidad LGBT)”.

Pero además sirven para atraer la atención de lo que se denomina mercado rosa, es decir los ingresos que genera el consumo de la comunidad LGBT, agregó.

Tan sólo el año pasado México recibió la visita de 5 millones de personas de la comunidad LGBT,lo cual significó 8 mil millones de pesos para el país, señaló.

Fuente: Jornada.unam.mx
Por: Juan Manuel Vázquez.
Publicada: 18 de noviembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario