Noticias

Médicos de noche, payasos de día

En octubre de 2008 surgieron los Doctores de la Risa, agrupación de 12 hombres y mujeres que asumió la tarea de llevar alegría, bailes y música a miles de pacientes con el objetivo de apoyarlos en su recuperación.

La risa es una medicina gratuita, natural, que todos podemos desarrollar, es la frase que llevan a todas las instituciones de salud y escuelas secundarias los Doctores de la Risa en Nayarit.

Un grupo conformado por 12 hombres y mujeres, que nació en octubre de 2008, lleva la risaterapia a hospitales, asilos, albergues y a donde lo soliciten.

El dinero no está en su mente. Egresados de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) buscan como método para erradicar las enfermedades la risa, la diversión y el esparcimiento.

Más de 30 mil pacientes han sido apoyados por esta terapia desde la creación de este grupo. Las ganas de servir a la sociedad impulsaron la conformación de Doctores de la Risa.

Mario Alberto Arriero, mejor conocido como doctor Jarabito, es el encargado, junto con su esposa, la doctora Estrella, de coordinar al grupo.

“El objetivo es crear conciencia en la sociedad sobre la importancia de la risaterapia en la recuperación de un paciente, darles a conocer que la risa es creadora de sustancias, como la endorfina o la dopamina, las cuales ayudan a que el paciente no sienta tanto dolor y se recupere”.

Es domingo por la mañana, se irrumpe el silencio en el Hospital Civil del ISSSTE en Tepic: llegaron los doctores de la risa.

En el área de pediatría se asoman narices de payaso y todo se convierte en carcajadas, sonrisas, cantos y buen humor. Niños, padres de familia, bebés, hombres y mujeres se olvidan por un momento de sus problemas; la sonrisa de los doctores los amaina.

“En cada visita al hospital entregamos un pedacito de nuestro corazón, pero cuando no se puede, porque el paciente está delicado, le hacemos compañía, lo apapachamos y le hacemos sentir que alguien, además de su familia, se preocupa por él”, señala el doctor Jarabito.

Indica que su experiencia ha sido grata: “Ha cambiado mi vida, mi esposa me ha enseñado que tenemos que dar para poder recibir, y he aprendido aquí, en Doctores de la Risa, a dar sonrisas, y así he recibido muchas sonrisas y alegría.

No solo médicos de profesión se encuentran en este grupo, también ciudadanos que son capacitados con risaterapia, globoflexia y maquillaje.

El doctor Jarabito señala que cada fin de semana se reúnen para visitar a los pacientes: “No se obliga a nadie, es de forma voluntaria, porque no se obtienen ingresos por esta labor”.

“Ver la respuesta es algo que no tiene precio, las personas se olvidan por un momento de sus problemas. Los adultos comparten sus historias de vida, mostrándose emocionados por tener quien los escuche y les haga una visita”, señala.

La doctora Chapi, de nombre María Fernanda Gutiérrez Carrillo, aduce que esta labor la ha marcado: “Alguien que me ha marcado mucho en esta labor es Carlos Daniel, a quien considero como mi angelito de la guarda; él se fue el 13 de mayo de 2012, estaba luchando contra la leucemia y me dejó una gran experiencia. Para controlar nuestras emociones todos decimos que la nariz es nuestro apoyo, con la nariz no me puedo poner a llorar porque los niños dirían ‘oye, tú, vienes a darme alegría y te pones a llorar’”.

El doctor Tato, de 28 años, dijo que los tres meses que lleva en Doctores de la Risa han sido una buena experiencia, pues “lo más importante es llevar alegría a los niños enfermos, mejorar un poco la calidad de vida.

Fuente: Milenio

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]