Por este motivo Greenpeace dice sí a la construcción de la Línea 7 del metrobús que estaría sobre Reforma

Casi todos los días, Greenpeace recibe una serie de peticiones para aprobar o rechazar proyectos de impacto positivo en nuestro entorno, pero esto no es una decisión fácil.

En los últimos días se ha cuestionado a la organización el haber emitido una opinión a favor de la construcción de la Línea 7 del Metrobús, misma que es rechazada por vecinos y que ya ha sido cancelada.

La construcción de líneas tipo Metrobús es necesaria para las alternativas de transporte para mejorar la vialidad en puntos importantes de la ciudad y con esto reducir emisiones contaminantes.

La Línea 7 del Metrobús planteaba un esquema de calle completa – prioridad y respeto al peatón y ciclista, incluyendo la ciclovía pendiente de la Estela de Luz a Periférico; ahorro superior al del 40% en tiempos de traslado así como aumento en la seguridad personal y vial de los usuarios del transporte público y reducción de 19 mil toneladas de CO2 al año, entre otros beneficios.

Pero por otro lado, la construcción afectaba también a los árboles que se encuentran alrededor. Si hubiese una compensación afectada, el retiro de algunos ejemplares no debería ser motivo para frenar obras que puedan tener una incidencia en el bien común y traer beneficios ambientales y sociales.

Sobre la suspensión de la construcción

Un juez ordenó la cancelación de la construcción de la línea 7,  fue notificado por el INAH sobre que la avenida Paseo de la Reforma es monumento histórico por determinación de ley, por lo cual solo es factible llevar a cabo obra de mantenimiento, conservación y rehabilitación en dicha vía, y que el Bosque de Chapultepec en su Primera Sección fue declarado monumento histórico el 9 de febrero de 1931.

El mandamiento ordena conservar las áreas verdes naturales que se encuentren en el Bosque de Chapultepec, lo que incluye la suspensión de la tala de árboles que se encuentren en dicha zona y la periferia.

 ¿Quiénes están a favor?

Diversas organizaciones civiles destacaron los beneficios que traerá a los usuarios la Línea 7 del metrobús, como la sustitución de 180 unidades contaminantes por 90 autobuses de doble piso con tecnología que emite muy poca contaminación.

Entre las organizaciones que respaldan este proyecto están la Comisión de Movilidad de la Coparmex CDMX, ITDP México, WRI México, El Poder del Consumidor, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, Greenpeace, IMCO, Bicitekas y Fundar.

Acerca del autor

ExpokNews