RSE

Las cotizadas españolas cojean en materia de informes integrados

Los informes y memorias de Responsabilidad Social han proliferado de un tiempo a esta parte como herramientas de comunicación de los grupos de interés de las grandes empresas, a la vez que ponen en valor las mejores prácticas de la compañía en el ámbito social y medioambiental. En los últimos tiempos, los informes genéricos de la compañía se hacen más complejos y se encaminan hacia una única dirección: la integración.

Sin embargo, el camino de la integración parece ser largo y no exento de obstáculos, al menos en lo que se refiere a las cotizadas españolas. El estudio “El reporting integrado en las empresas del IBEX 35”, elaborado por PwC y publicado recientemente revela que las compañías del IBEX 35 todavía cojean en materia de informes integrados, al menos en comparación con las compañías del FTSE. El documento de PwC analiza las prácticas de información de las empresas IBEX 35, en materias tan importantes como la estrategia a futuro de la compañía o la gestión de riesgos, y las compara con las de los índices FTSE 350 y FTSE 100.

El documento revela que las empresas españolas muestran un nivel de avance inferior en materia de reporting integrado, en comparación con las del FTSE 350 y FTSE100. El informe presenta doce indicadores sobre el reporting integrado que se dividen en cuatro categorías distintas: drivers externos, estrategia y riesgos, recursos y desempeño. Las compañías del IBEX solamente se sitúan por delante de las del FTSE en dos de los doce indicadores.

INTEGRACIÓN

Y mientras las cotizadas españolas se muestran todavía renuentes en este sentido, a nivel global la integración se perfila como la nueva tendencia. Las organizaciones globales se hacen también eco de esta tendencia; por ejemplo Global Reporting Initiative (GRI) y el The Prince’s Accounting for Sustainability Project (A4S) presentaron su iniciativa International Integrated Reporting Committee (IIRC) con la que buscan el modo de integrar la denominada información ESG (ambiental, social y de gobierno corporativo) en los balances financieros anuales. El organismo internacional fundamenta su iniciativa en el hecho de que la información actualmente requerida conforme a normas contables y de cotización en bolsa no refleja plenamente a los factores ambientales y que, además, cuando la información sí es divulgada apenas tiene relación con el desempeño financiero y la dirección estratégica

Y el fenómeno va más allá del reporting, configurándose también como nueva herramienta de gestión. La integración coherente de la RSC en el ADN de la compañía y la búsqueda de relaciones de calidad- y prolongadas en el tiempo- con los grupos de interés son, en suma, los principales factores del cambio. Las compañías en general por lo tanto en la senda de una RSC integrada con el gobierno corporativo, mucho más “profesional”.

Desde el momento en que una compañía entronca la RSC en su ADN está enlazándola en cierto modo con sus pautas de gobierno corporativo. La necesidad de integrar la información social y medioambiental con la relativa a gobierno corporativo enlaza con las últimas pautas de la Global Reporting Initiative. El organismo ha apostado por un único informe, el “Rethink Rebuild Report”, fijando el ambicioso objetivo de que hacia 2020 deberán existir unos estándares que aúnen los indicadores financieros, los sociales los medioambientales. Para ello, se ha creado el “International Integrated Committee Secretary.

INICIATIVAS

En lo que respecta a la postura de Bruselas, su inclinación en este sentido lleva ya tiempo siendo un secreto a voces. Las últimas disposiciones de Bruselas en materia de RSE abogan por la unificación y la armonización: conceptos que impregnan en gran medida su estrategia de desarrollo sostenible de cara a 2020, estableciendo como acciones prioritarias el ahorro energético, el mercado competitivo, el liderazgo tecnológico y la negociación efectiva con los socios internacionales.

En relación al controvertido tema del reporting, el Parlamento ha propuesto también la obligatoriedad de elaborar el balance en materia de RSE mediante un documento de alcance público así como la creación de un comité parlamentario de seguimiento para cada tratado de libre comercio como punto de información y diálogo entre los diputados de la UE y los parlamentarios de los estados miembro, con el objetivo de velar por la aplicación de dicha cláusula.

Fuente: Icnr.es
Por: Beatriz Lorenzo
Publicada: 5 de marzo de 2012.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Este artículo está regular. Sinceramente no me ha gustado. Vayamos por partes. El artículo no me ha gustado. Lo primero, el titular: ¿Qué entiende por “cojear”? El reporting integrado es un concepto muy muy nuevo. Vamos, conceptualmente nació hace muy pocos años. Que haya un uso generalizado en 2011, o una práctica depurada en su confección, sencillamente es una banalidad. No sólo en el IBEX 35, sino en cualquier bolsa del mundo. Básicamente porque muy pocas empresas a nivel mundial habían emitido reporte integrado. ¡Pero es que ni siquiera hay una norma (aunque no sea obligatoria) emitida para hacer un reporte integrado, por Dios! Es más, en España se es líder en tema de reporting en RSC y estoy seguro que también pronto tomará magníficas posiciones en tema de Integrated Reporting. También hay errores de redacción en el artículo y no se termina de entender muy bien qué es el reporte integrado. Por cierto, el IIRC ya se llama International Integrated Reporting Council.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]