Colaboraciones

Las 3Rs, se convierten en 5Rs

Por: Forma y Fondo CLXXXVI

En muchos lugares y en diferentes momentos se hace referencia a las tradicionales 3Rs, o tres pasos para ayudar a no producir tanta basura: reducir, evitando usos innecesarios para no generar desperdicios. Reutilizar: volver a utilizar productos o materiales varias veces antes de destruirlos o desecharlos. Reciclar: transformando los materiales mediante procesos naturales o industriales, para hacer productos iguales o diferentes, utilizando menos recursos naturales.

Estos tres pasos básicos que poco a poco se han ido posicionando en los hábitos de mucha gente, se enriquecieron y aumentaron a cinco. Los últimos dos también sencillos y muy lógicos: replantar y razonar. Se comienza a hablar de ellos en grandes compañías, ONG’s y también paulatinamente se convertirán en términos familiares.

Como siempre, pueden surgir comentarios en contra, iniciando con que no está bien aplicado el término. Pero, poniendo como primero de la lista el concepto de replantar, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua en su vigésima segunda edición, lo define de dos formas: volver a plantar en el suelo, o sitio que ha estado plantado. La segunda: trasplantar un vegetal desde el sitio que está a otro. Ambas enmarcan perfectamente el objetivo. Volver a plantar se asocia con deforestación, con pérdida de vida verde, suelos yermos y posibilidad de recuperación porque ya tuvo vegetación. Trasplantar un vegetal, asocia con el cultivo y cuidado que hay en los invernaderos como fábricas de plántulas, plantas jóvenes que brotaron de la semilla y que al alcanzar determinadas características, serán apropiadas para sembrarse en otro lugar.

Este paso por sí solo contribuye a contrarrestar el proceso de desertización o desertificación, ambos términos también correctos, cuya huella avanza incontenible en México. Este fenómeno tiene relación con el deterioro que sufren los ecosistemas por las variaciones climáticas y la actividad humana. Entre las causas que lo originan, está el cambio climático, malas prácticas agrícolas como el sobre pastoreo, la tala excesiva, los monocultivos, la siembra en laderas sin técnicas de conservación, el uso inadecuado y excesivo de maquinaria, la mala aplicación de agroquímicos y riego. La única solución al problema está en un cambio radical de la forma de utilizar la tierra.

La alteración en los ciclos pluviales y el calentamiento global, han convertido amplias zonas del Planeta en regiones áridas. En México, el fenómeno amenaza a la mayor parte del país. Las conclusiones científicas advierten que el 98.98 por ciento, o sea casi a totalidad del territorio nacional es vulnerable a la desertificación y al momento, casi la mitad ya está en alto riesgo.

Alentar la acción de replantar, es invitar a que las acciones emprendidas por amplios sectores de la sociedad, se repliquen hasta lograr que los árboles plantados en cada actividad tengan un seguimiento hasta lograr que sean ejemplares que sobrevivan.

La otra R nueva, repensar, es definida como: volver a pensar algo con detenimiento, reflexionar. En otras palabras, también es familiar el término desde un punto de vista de conciencia ambiental. Con frecuencia se recomienda: pensar si la impresión del documento es necesaria, lo fácil que es ahorrar energía cuando los aparatos no están en uso, por ejemplo desconectando los cargadores de los celulares y apagando los focos. La suma de esas casi desapercibidas acciones, aporta un gran ahorro y despierta la solidaridad y la responsabilidad individual.

Sin distinción, todos somos parte de la solución del problema del deterioro ambiental. La carrera por producir más productos consumibles es diaria y provoca la generación de más basura, pero la cara opuesta es que cada vez existen menos lugares para su disposición final, junto con los serios problemas que ello implica. Si se entierra, contamina suelos y mantos freáticos. Si se quema, contamina el aire. Y si se arroja a los drenajes provoca inundaciones. Y si se vierte a los cuerpos de agua, los contamina y elimina flora y fauna acuáticas.

No se pueden olvidar los otros tres pasos, ya que las tres Rs son los conceptos básicos de la ecología. Reducir. Este concepto puede ser el más importante de todos ya que es el principio de la disminución en la generación de desechos, así como en el uso correcto de los productos; en su conjunto alivian el incremento de los problemas ambientales. Para fabricar productos de cualquier tipo se necesitan materias primas, además de agua, energía, minerales, derivados de petróleo y más., que pueden tardar un tiempo inimaginable en renovarse.
Es común adquirir artículos que no son indispensables, sólo por el gusto de comprar. Bien se puede participar, reduciendo el uso de desechables, papel aluminio, bolsas de plástico, el uso indiscriminado del automóvil cuando es posible caminar y el consumo de agua y energía eléctrica.

Reutilizar: no es más que emplear repetidamente o de diversas formas diversos productos consumibles. No hay que descartar lo que puede ser usado otra vez, ya que cuantos más objetos se reutilicen, menos basura se produce y se ayuda a la conservación de los recursos no renovables, al gastar menos en producir nuevos artículos. Entre lo más común está el papel. Las hojas escritas por una cara se pueden aprovechar por la otra. Las envolturas, cajas y bolsas de regalo, tratadas con cuidado también se puede usar. Los juguetes son fáciles de reutilizar, exceptuando los desechables o los que ni de nuevos funcionan. Los envases de vidrio se pueden tener diversos usos en el hogar y en el trabajo y si son de bebidas se canjean al adquirir otros.

Reciclar: si no se puede reducir el consumo ni reutilizarlo, posiblemente es reciclable. Es decir, se pueden obtener nuevos productos aprovechando materiales obtenidos de otros viejos. El papel se desecha separando periódico, revistas, cajas y empaques de cartón. El vidrio, también se deposita por separado, al igual que las latas, envases de bebidas y los diferentes tipos de plásticos.

La forma: si todos consumimos y todos habitamos en un lugar común, el Planeta Tierra, todos somos parte de la crisis y de las diferentes alternativas de solución.
El fondo: la creatividad del ser humano es amplia y encontrará muchas más formas de ayudar a resolver los problemas ambientales, porque con ellos: TODOS SOMOS NATURALEZA.

ACACIA FUNDACIÓN AMBIENTAL A. C. [email protected]

Este artículo es responsabilidad de quien lo escribe y no refleja la opinión de Expok ni de sus colaboradores.

Fuente: Acacia Fundación Ambiental A.C

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario