Podría resultarte extraño pero para él es una de las mejores soluciones ¡Conoce los detalles!

Con el cambio climático que sufre el planeta, en algunos lugares, la cantidad de animales marinos disminuye en diferentes áreas del planeta mientras que en otras, aumenta.

Con cada uno de esos cambios, las aguas malas que se acercan a la playa y llevan consigo especies peligrosas que pueden dañar la vida de los humanos, tales como las medusas de aguijón malva.

Las medusas son capaces de detectar la luz, olor y la coordinación, habitan en todas las áreas oceánicas principales del mundo y son capaces de soportar temperaturas extremas e incluso salinidades.

La mayoría vive en aguas poco profundas y hay algunas que habitan en profundidades de 12 mil pies.

El piquete de una medusa puede paralizar o matar a los animales pequeños como peces o crustáceos pequeños, y para los humanos son perjudiciales.

La gravedad de la picadura depende de cada especie de medusa , el poder de penetración de los nematocistos, el espesor de la piel expuesta de la víctima y la sensibilidad de la víctima para el veneno.

Las medusas son peligrosas pero para Silvio Greco, un biólogo marino de Italia, experto en conservación sostenible, dice que las medusas son comestibles.

Por el cambio climático, la contaminación y la sobrepesca, hay cuatro veces menos medusas en el Mediterráneo que en 2004.

¿Las medusas se comen?

“Me encantan los mariscos y las medusas me recuerdan a las ostras ya que cuando las comes, experimentas una explosión del mar en tu lengua, después de todo son 90% agua de mar” dijo Silvio Greco.

Silvio cocinó medusas fritas y con la ayuda de un chef llamado Marco Visciola, las preparó en una pasta de tempura hecha de papas, harinas de trigo y arroz, mezclada con agua gasificada.

Entre el Chef y él, frieron las medusas sin sal, debido a que la medusa ya tiene el sabor salado del mar y sin sazonarla manifiesta su sabor.

Pero hacer este platillo no significa “reto perverso” ya que de acuerdo con BBC, esto forma parte de una campaña que Greco promueve en el festival Slow Fish, un evento que se realiza cada dos años en el Porto Antico de Génova, Italia para fomentar la pesca sostenible y el consumo responsable.

La filosofía de Greco es: “Sino puedes derrotar a las medusas, cómetelas”.

De acuerdo con el biólogo, las medusas son un gran problema para la biodiversidad y “son especies oportunistas que ocupa cualquier espacio vacío en el agua”.

Greco agrega que la propagación de las medusas es devastador para la cadena alimenticia y los ecosistemas, es por eso “que el hombre debe ser el nuevo depredador de las medusas”.

Mientras que el biólogo espera que esta situación cambie, él dice que comer medusa es “muy bueno” porque son ricas en proteínas y colágeno, bajas en calorías y libres de grasa.

Una de las mayores atracciones de todo el festival en cuestión de demostración de cocina es sin duda, la preparación de los platillos con medusas.

Conforme a esto, dice que las medusas son esponjosas y resbaladizas ¿Comerías una?

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.