RSE

“La responsabilidad social empresarial llegó para quedarse”

Asegura que el siglo XXI necesita una empresa que repiense su papel en la sociedad y que la RSC es fundamental para lograrlo

Hay quien dice que la RSC es un ejercicio de marketing de las empresas, pero lo que está sucediendo es algo mucho más profundo”, asegura este economista y sociólogo argentino que acaba de escribir un libro, Primero la gente, junto al premio Nobel de Economía Amartya Sen.

Bernardo Kliksberg explica que la empresa privada es un motor de progreso y que la RSC es fundamental para su competitividad. Opina que la responsabilidad corporativa no es un tema más, sino que es parte fundamental de la solución a los problemas que estamos viviendo.

¿Qué cree que entiende la sociedad respecto a la RSC?

La sociedad opina que una empresa es socialmente responsable cuando, en primer lugar, tiene una buena política de personal porque la RSC empieza por casa.

Y una buena política laboral quiere decir posibilidades de desarrollo, de aprendizaje y de eliminación de las formas directas y encubiertas de discriminación de género, que a pesar de los avances, sigue siendo un problema muy crítico. Hoy en día, menos del 10% de todos los ejecutivos de las empresas del mundo son mujeres.

El techo de cristal sigue siendo muy fuerte. Una buena política laboral también implica un buen equilibrio entre la vida personal y el trabajo, porque la familia es la institución pilar de la sociedad.

Y en su opinión, ¿qué define a una empresa responsable?

Uno de los aspectos es precisamente el laboral al que antes me refería. Además, una empresa responsable debe tener una relación leal con los consumidores en el sentido de ofrecer productos de calidad a precios razonables.

Además, se espera que esté comprometida con el respeto al medio ambiente, pero que no sólo que las empresas sean reactivas, sino proactivas, que sean activistas en su cuidado.

Una compañía socialmente responsable se compromete seriamente a ayudar en las grandes causas de interés colectivo de la sociedad. En América Latina, por ejemplo, significa luchar para la erradicación del trabajo infantil. Más del 11% de todos los chicos de América Latina trabajan en condiciones totalmente insalubre y eso significa que no van a poder educarse.

Lo que pide la opinión pública no es que la empresa privada desplace a las empresas públicas, sino que desarrolle alianzas estratégicas público-privadas. Un ejemplo de ello es la Fundación Gates, o el programa de Telefónica Proniño, que en seis años ha sacado a 200.000 pequeños del trabajo infantil.

¿Qué papel juega el buen gobierno corporativo en la RSC?

Un buen gobierno corporativo es fundamental para que una empresa sea socialmente responsable. Algunos estudios, incluidos los de la OCDE, dicen que los fallos en el gobierno corporativo han tenido mucho que ver para que estemos en este momento de crisis, que es la peor de los últimos 80 años. Si hubiera habido un gobierno corporativo de calidad las cosas probablemente habrían sido muy diferentes.

¿Cree que los líderes actuales y futuros tienen una buena formación en responsabilidad corporativa?

La educación es crucial. Necesitamos actuar ya, formando en RSC a las nuevas generaciones de economistas, de gerentes, de líderes empresariales de todo orden en las universidades principales de Latinoamérica.

Y ya lo hemos empezado a hacer. Yo soy fundador de una red que hemos creado con el apoyo de Naciones Unidas y el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español, que se llama Redunirse.

Esta red está constituida por las 130 universidades más importantes de 21 países y tiene por finalidad impulsar la formación práctica en RSC.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario