Ambiental

La prosperidad baja en carbono

El mundo se está haciendo más pequeño. Las telecomunicaciones han reducido las distancias entre nosotros y cada vez nos enfrentamos a más problemas de naturaleza global que amenazan la salud y la felicidad de la gente en todas partes. Nos acercan, pues nos afectan a todos por igual. Son indiferentes a credos, colores y religiones. Por todo esto, debemos unirnos en la búsqueda de soluciones.

En ningún otro tema lo anterior es tan evidente como en el combate al cambio climático. Desde las personas afectadas por inundaciones y deslaves en el sureste de México, hasta aquellos que sufren los impactos de la erosión costal en el Reino Unido, todos tenemos un rol en la reducción global de emisiones.

Los retos son serios, pero la COP16 en Cancún mostró que, a pesar de las adversidades, la diplomacia multilateral puede entregar resultados tangibles, particularmente cuando se cuenta con una diplomacia capaz, como la provista por la Presidencia mexicana en Cancún. Las palabras deben estar respaldadas por acciones. En Reino Unido y México estamos comprometidos firmemente a vivir a la altura de nuestras promesas internacionales y reducir las emisiones de carbono.

Es tiempo de lograr un liderazgo fuerte. Hay que mejorar la planeación y definir el curso de la política en el mediano y largo plazos. En Reino Unido, estamos impulsando una reforma radical del sector eléctrico, promoviendo la eficiencia energética y el desarrollo de captura y almacenaje de carbono. Otras iniciativas, como la creación del Banco Verde de Inversión, ayudarán a asegurar que el gobierno británico de coalición cumpla su promesa de ser el más verde de la historia.

En México, varias iniciativas sobre cambio climático han sido desarrolladas en colaboración con Reino Unido. Entre ellas, el Estudio de la Economía del Cambio Climático en México, el cual apuntaló el Programa Especial de Cambio Climático (PECC) para el periodo 2009-2012, con objetivos concretos en las áreas de mitigación y adaptación. Además, el gobierno mexicano anunció en 2009 el objetivo de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 30% para el año 2020.

México también está en el proceso de desarrollar un Plan Nacional de Adaptación hacia el año 2020 y una Estrategia Nacional para Investigación sobre Cambio Climático. En el nivel local, desde 2006 México ha promovido el desarrollo de los Planes Estatales de Acción Climática y hay disposiciones para contar con éstos en todos los estados en 2012. Además, es el único país en desarrollo que ha entregado la Cuarta Comunicación Nacional a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En resumen, México quiere asegurar que la COP16 haya sido el renacimiento de un proceso productivo más que un rayo de esperanza aislado.

Atacar estos problemas está en el corazón del Acuerdo bilateral que firmamos esta semana, el cual nos ayudará a aprovechar mejor nuestras experiencias y conocimientos de los sectores público, privado y académico, para asegurar que nuestros puntos de vista sean influyentes en el debate global. Éste estimulará también un mayor involucramiento de la comunidad empresarial, quien tiene un rol vital en el combate al cambio climático.

Queremos más comercio, inversión y flujos tecnológicos bajos en carbono como un componente fuerte en nuestro plan para redoblar el comercio bilateral entre nuestros países.

Representantes de compañías del Reino Unido y México se reunieron ayer para compartir experiencias sobre cambio climático y desarrollo sustentable. Apoyamos estas iniciativas porque queremos que nuestros países aprovechen las oportunidades que surgirán como resultado de la acción global en cambio climático. Queremos que las compañías mexicanas y británicas estén al tanto de las demandas de los mercados del futuro, entregando menos emisiones y más trabajos.

Las acciones comenzarán inmediatamente: un proyecto conjunto para la construcción de capacidades en Semarnat; además otorgaremos ocho becas Chevening con el apoyo del Instituto Nacional de Ecología. Estas iniciativas generarán recursos humanos que fomenten las políticas públicas necesarias.

Nuestro compromiso es que el acuerdo fortalezca la asociación bilateral entre México y el Reino Unido. Ésta nos hará más fuertes y prósperos. En materia de cambio climático, como en otros asuntos, nuestra asociación estratégica puede contribuir a los retos globales que enfrentamos.

*Juan Elvira es secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México y Nick Clegg es viceprimer Ministro del Reino Unido.

Fuente: Reforma, Opinión, p. 14.
Articulista: Juan Elvira Y Nick Clegg*.
Publicada: 10 de abril de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

la-prosperidad

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]