¿Es cierto que los inversionistas ven más allá de la utilidad y el crecimiento?

Cubiertos vía shutterstock

Cubiertos vía shutterstock

El CEO toma la palabra. “Good day to everyone. Thank you for joining us for our four quarter 2015 conference call”. Del otro lado de la línea, esperan conocer los resultados anuales de una empresa mexicana con trayectoria centenaria y presencia en más de 50 países.

Durante 20 minutos, el directivo habla de lo retador que fue 2015 y del contexto global de debilidad económica. A pesar de ello, dice con un tono ligeramente más firme, aumentaron las ventas y el EBITDA, un término que quienes atienden la llamada seguramente no necesitan buscar en Wikipedia.

“Confiamos en mantener esta tendencia positiva para nuestros accionistas en los años por venir”, les dice en inglés, antes de dar paso a sus preguntas.

Una tras otra van surgiendo, por parte de Barclays, JP Morgan, Goldman Sachs, Credit Suisse… Cuestionan sobre la reforma fiscal mexicana, el incremento de precios, sus proyecciones financieras, la expectativa de crecimiento en ciertos mercados…

Quince, 30, 45 minutos… ¿Es cierto que los inversionistas ven más allá de la utilidad y el crecimiento?

Realidad percibida

Existe una tendencia creciente entre los accionistas de interesarse no sólo en los márgenes de rentabilidad, ahora buscan entender las iniciativas de la compañía en medio ambiente, los beneficios que dan a sus colaboradores, las prácticas que implementan con su cadena de valor”.

En ello coinciden empresas que forman parte del IPC Sustentable desde hace cinco años, cuando fue lanzado por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Aseguran que perciben entre sus inversionistas un claro entendimiento y mejor disposición hacia los asuntos relacionados con el desarrollo sustentable.

“Entre los accionistas y fondos de inversión es totalmente claro el tema de la sustentabilidad. Saben perfectamente qué es responsabilidad corporativa o sustentabilidad. En este gremio todos conocen la parte de responsabilidad corporativa”, comenta Adriana Garza, gerente divisional de Responsabilidad Corporativa de Walmart de México y Centroamérica.

Incluso, dicen, ser parte de la muestra del IPC Sustentable los ha posicionado mejor entre los accionistas.

“Ser parte del IPC Sustentable nos valida ante nuestros accionistas en muchos aspectos de nuestra forma de operar, significa que un tercero avala que sigues las mejores prácticas en gobierno corporativo, medio ambiente y responsabilidad social”, considera Patricio Diez de Bonilla, director ejecutivo de Finanzas de Gentera.

No titubean ni un momento en asegurar que ser parte de IPC Sustentable les ha permitido atraer mayor inversión… aunque ahí es donde comienzan las dudas.

“Sí nos ha permitido atraer más inversionistas, aunque es difícil medir qué tanto. No tenemos una métrica para darnos cuenta [de los beneficios de estar dentro del índice]. Es un hecho que la compañía ha venido generando valor en los últimos años, ¿pero qué tanto ha contribuido el IPC Sustentable? No lo sabemos”, explican desde el área de Finanzas de Grupo Bimbo, solicitando atribuir las declaraciones a la empresa sin citar al entrevistado.

—¿Diría que ha sido determinante en la generación de ese valor para Bimbo?

—No, no debe ser algo realmente material en esto. Aunque está ahí para ayudar.

—¿Lo describiría como rentable?

—Uhm… La palabra rentable no aplica [para describirlo].

En términos de algún impacto financiero adicional que haya obtenido la empresa por estar dentro del IPC Sustentable, como acceso a nuevos mercados o incentivos gubernamentales, responde:

—Por ahora no hemos visto ese beneficio puntual.

El contraste

Para la Bolsa mexicana, el éxito del IPC Sustentable es mucho más palpable. En 2014 aseguraba que se había logrado posicionar entre los índices sustentables con mejores rendimientos del mundo.

Desde su colocación en la BMV, a la cual buscamos sin obtener respuesta, el índice sustentable ha registrado un rendimiento acumulado de 187%, contra 118% del IPC medido en igual lapso.

En promedio, ofrece un rendimiento anual de 17%, de acuerdo con José Balmori, director de la Facultad de Negocios de la Anáhuac, institución que diagnostica a las emisoras que son evaluadas para formar parte de la muestra.

De acuerdo con el académico, apenas 200 mil de los 120 millones de mexicanos invierten en la Bolsa, es decir 0.16%, y de esos muy pocos se interesan en el tema de la sustentabilidad.

En Estados Unidos, la inversión socialmente responsable asciende a 6.57 billones de dólares, lo que representa 17% de los 25.2 billones de dólares que suma el mercado total de inversión en ese país, de acuerdo con datos de The Forum for Sustainable and Responsible Investment (US SIF)

Europa lleva la delantera en este tema, ya que existen regulaciones al respecto para los fondos de pensiones. Ecovalores estima que aproximadamente 20% de estos recursos internacionales se destinan a mercados emergentes, principalmente China, India, Rusia y Brasil, aunque entre 3 y 6% son destinados a México y otros países de América Latina.

Ante este panorama, la apuesta del IPC Sustentable —explica Balmori— es atraer inversionistas institucionales internacionales.

“Al IPC Sustentable le ha ido bien, la mejor prueba es el interés que ha generado. Recientemente, Black Rock compró el índice para sus clientes o su canasta de acciones mientras que Thomson Reuters está interesado en él”, asegura.

Activo intangible

Para las emisoras, sin embargo, el impacto más tangible del IPC Sustentable escapa al ámbito financiero.

—¿Tendría algún impacto financiero para Walmart salir del IPC Sustentable?

-En términos financieros no tendría impacto en la acción. En todo caso, la pérdida en valor sería antes, pues cuando te sacan de estos índices es porque hiciste algo. El impacto de salir del IPC Sustentable sería meramente reputacional.

—¿Dejaría de atraer inversión vinculada a accionistas o fondos con un enfoque sustentable?

—No sabría decir, no podemos medirlo como tal. Lo que sí es que cada vez más fondos de inversión sustentables y no sustentables toman en cuenta si estás en este índice para invertir o no.

El beneficio de estar dentro del IPC Sustentable, consideran, se da más en términos de reputación e imagen.

“Pertenecer al IPC Sustentable es un elemento que nos diferencia del resto de las empresas y fortalece nuestra reputación”, considera Adriana Garza.

Funciona si y sólo si el desempeño financiero de la empresa va viento en popa. De lo contrario no es útil, explica Patricio Diez.

“Lo primero que buscan los inversionistas, evidentemente, es el rendimiento de sus inversiones. De nada sirve ser una empresa socialmente responsable cuando el desempeño del negocio es pobre o no es adecuado. Cuando esto pasa, estés o no estés en el índice sustentable la verdad es que tu acción va valer menos”.

Consideran incluso, y sin dar mayores detalles, que el IPC Sustentable tiene áreas de oportunidad.

“Sin duda hay ciertas estrategias que el índice tiene que aterrizar y ver bien hacia dónde va ir en los siguientes años, aunque en lo que concierne a Grupo Bimbo no esperaríamos salir del índice”.

Glamour ¿útil?

De regreso en la sala de juntas, una hora de preguntas ha pasado. La conference call termina. ¿Referencias al desarrollo sostenible, a la responsabilidad social? Ninguna. Los participantes se desconectan y siguen con su día.

A la hora de la comida o cena, se sentarán en la mesa y utilizarán cubiertos. Cuchara, tenedor y cuchillo, ¿se necesita más? No, pero ahí están: esos cubiertos adicionales que sólo sirven para dar glamour a lo que ya existe y es elemental. Un plus, un extra, un adicional.

¿Algún parecido con los índices de sustentabilidad? Mera coincidencia.

Acerca del autor

ExpokNews