Academia

Innovación tecnológica: Terminan estudiantes horno poco contaminante

Alumnos de Ingeniería en Seguridad Ambiental Sustentable de la UTC presentaron el prototipo de lo que podría ser un instrumento para cocer ladrillos sin dañar el planeta

Luego de dos meses de trabajo e investigación, la sección B de la primera generación de la carrera de Ingeniería en Seguridad Ambiental Sustentable de la UTC, logró eliminar el 70 por ciento de los contaminantes emitidos por un horno para cocer ladrillos, usando como combustibles llanta y madera, creando un prototipo biotecnológico sustentable.

VANGUARDIA fue testigo desde el inicio del proyecto en el que 22 estudiantes se interesaron por hacer una aportación social a un problema, no sólo ecológico, sino económico y social de la región, pues siendo la producción de ladrillo un modo de sustento y tradición en Saltillo, poco a poco se disminuyó su potencial, sobre todo, tras la legislación que prohíbe el alto grado de contaminantes, y la producción se vino abajo.

Y es que, como se sabe, para lograr el calor suficiente para cocer los tabiques, los ladrilleros usaban como combustible llantas y otros plásticos que generan una gran cantidad de gases como el monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, bióxido de azufre y partículas sólidas, lo cual dañaba seriamente el medio ambiente.

Ante ello, los estudiantes decidieron usar los conocimientos científicos y tecnológicos adquiridos durante la carrera, como parte de su trabajo final, y al mismo tiempo aportar un implemento útil, ecológico y sustentable a los productores ladrilleros, con un horno que redujera costos y contaminación.

Ayer terminó su labor estudiantil con la presentación académica del trabajo, aunque en voz de uno de los participantes, el estudiante José Inés Olvera, aún falta continuar afinando detalles y fabricar el primero que usen los ladrilleros locales, quienes están muy interesados en él.

Prototipo

Durante la exposición ante estudiantes y maestros de la Universidad Tecnológica de Coahuila, se mostró el funcionamiento del prototipo diseñado en los terrenos anexos al plantel, el cual consta de un horno para ladrillos a escala, hecho con las especificaciones y materiales usados por los ladrilleros locales.

Para poder atrapar los humos producidos con la quema de llanta, diseñaron con material reciclable una campana laminada, a la que conectaron un tubo anexado a una bomba eléctrica que extrae los gases y los guía hasta un conducto con espreas, de las que sale agua fría sobre el humo, convirtiendo los contaminantes de estado gaseoso a sólido.

Según expresó el próximo ingeniero Pedro Aguirre, los lodos que se producen caen en un recipiente, sobre el cual utilizan un filtro biotecnológico, que reduce al máximo la contaminación del agua, la cual una vez filtrada, puede ser reutilizada en el proceso, o usada en la producción del ladrillo.

Logros

El próximo ingeniero Pedro Aguirre explicó que con este método lograron sus objetivos. Para empezar, el ecológico, logrando una efectividad del 70 por ciento en la disminución de emisión de gases contaminantes producto de la quema de llanta, y un 100 por ciento de partículas suspendidas, es decir, cero humo negro en el ambiente.

Además, el agua residual es biotratada y reutilizada, por lo que los lodos no van a dar a confinamientos o a contaminar el subsuelo. También se cumple con la sustentabilidad, ya que el costo de los materiales para el horno es de 3 mil 500 pesos.

Tomando en cuenta que los hornos de aceite que el gobierno del Estado entregó a los ladrilleros —y que ya no están siendo utilizados— costaron alrededor de 10 mil pesos cada uno, el prototipo de los estudiantes de la UTC resulta 50 por ciento más barato.

El estudiante próximo a graduarse, Juan José Trejo, dijo sentirse satisfecho con el prototipo, sin embargo, manifestó que aún falta lo más importante, que es lograr el patrocinio para que los productores de ladrillo puedan instalar uno de estos hornos, y cerrar la pinza, cumpliendo con el objetivo esencial del proyecto, que tenga viabilidad y utilidad social.

“Por lo pronto estaremos en el Ecofest de la Semac, donde esperamos encontrar quien se interese por aportar recursos y llevar estos hornos a los productores. Eso sería lo más importante, y tenemos la confianza en que se logrará”, expresó.

Fuente: vanguardia.com.mx
Por: Jesús Castro
Publicada: 08 de Septiembre de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario