RSE

Impulsa Ford productos verdes

Aprovechan elementos de la naturaleza para incluir en diversos componentes de sus autos

La estrategia “verde” de Ford es muy amplia, incluye trenes motrices diversos entre los que figuran híbridos, eléctricos y a mediano plazo celdas de combustible.

Sin embargo, contrario a lo que algunos grupos ecologistas consideran, Ford no da por muertos a los motores de combustión interna, es decir a gasolina y a diesel.

Ford tiene actualmente una línea de motores eficientes llamada EcoBoost que logra reducir el tamaño del motor para reducir el consumo de combustible y emisiones a la vez que combina el desempeño de un motor más grande.

Además incluye el uso de biomateriales que reducen el uso de derivados del petróleo y a la vez vuelven más sencillo reciclar el auto.

Ecoboost
Ford está trabajando en aumentar la eficiencia y reducir las emisiones de los motores a gasolina usando el concepto EcoBoost. Consiste en la combinación de inyección directa de combustible, turbocargador y sistema de tiempo variable para las válvulas.

Mediante esta tecnología es posible reducir el tamaño del motor, con lo que un V6 ofrece desempeño similar al de un V8 combinado con el consumo de un V6.

En pocas palabras, permite a un motor pequeño obtener el desempeño de uno más grande mientras conserva o reduce las emisiones y consumo propios de su tamaño.

Ford empezó la implementación de este concepto con el motor V6 de 3.5 litros y continuará con el motor 4 cilindros de 2 litros y posteriormente en los de 1.6 y 1 litros de desplazamiento.

Híbridos y eléctricos
En cuanto a trenes motrices que usan energéticos alternos, Ford lanzó al mercado a finales del año pasado su primer vehículo eléctrico, que es la camioneta de carga Ford Transit Connect. La unidad recorre entre los 80 y los 128 kilómetros de distancia con la carga completa de sus baterías.

El motor eléctrico tiene una potencia de 134 hp con un torque máximo de 173 libras-pie.

Según Ford, acelera de 0 a 96 km/h (60 MPH) en 12 segundos en vacío, mientras que si se agrega carga el tiempo para lograr la misma aceleración aumenta a 15 segundos.

El interior tiene un volumen interior de 3,851 litros y su capacidad de carga será de 454 kilogramos.

La estrategia de electrificación de Ford continuará con la versión eléctrica del nuevo Focus, que estará a la venta a finales del año en Estados Unidos.

Uno de los puntos sobresalientes del Focus eléctrico es que su batería se recarga en sólo 3 o 4 horas.

Más modelos que Ford lanzará posteriormente son versiones limpias de la nueva camioneta monovolumen Focus C-Max, una de ellas híbrida y otra híbrida “plug-in”, es decir que se conecta a la pared para recargar sus baterías.

Además Ford tendrá una colaboración con Toyota para desarrollar de manera conjunta un sistema híbrido para autos con tracción trasera y camionetas SUV.

Para que los autos híbridos y eléctricos tengan éxito Ford, considera que esta tecnología debe ser económica para que una mayor cantidad de personas tengan acceso a ella.

Ford tiene la expectativa de que para el 2025 el 25 por ciento de los vehículos que produzca sean híbridos.

Celdas de combustible
Al igual que otros fabricantes, Ford también está desarrollando la tecnología de celdas de combustible.

Esta tecnología muy bien podría ser la solución a largo plazo a las necesidades de transportación limpia pues ofrece conducción a largas distancias como un auto a gasolina o diesel.

A diferencia de los autos eléctricos, un auto con celda de combustible no presenta la preocupación de lo que sucederá si se acaban las baterías.

Y a diferencia de un auto a gasolina, diesel o híbrido, uno que usa celda de combustible no contamina en lo absoluto, pues por su escape despide vapor de agua.

El “combustible” que usan los autos con celda de combustible es hidrógeno y hace falta que se implemente una red de estaciones de servicio que ofrezcan este energético.

La celda de combustible tiene una serie de membranas cubiertas con un material catalizador, como platino, que separa los protones y electrones del hidrógeno.

Los electrones generan electricidad y los protones se usan para continuar la reacción química en el resto de las membranas de la celda de combustible.

Actualmente se ha logrado una vida de 6,000 horas para las celdas de combustible, las cuales son el equivalente de 240,000 km en un auto con motor a gasolina.

En este período de vida la degradación de la celda de combustible es mínima, del orden del 10 por ciento.

Actualmente están trabajando en mejorar el ciclo de vida de la celda de combustible, para aumentarlo a 10,000 horas.

Bio materiales
La estrategia verde de Ford también incluye investigación de bio-materiales que se basan en recursos renovables y fáciles de reciclar.

También tiene la finalidad de reducir el uso de derivados del petróleo, que presenta problemas potenciales por la volatilidad política de algunas de las principales regiones que contienen este hidrocarburo.

Ford en el Mustang 2007 introdujo cojines de asientos hechos a base de soya y actualmente el 75 por ciento de todos los cojines y respaldos de sus asientos están hechos del material.

Esto ha evitado el uso de un millón 362 mil kilogramos de petróleo y la emisión de 6 millones 810 kilogramos de CO2 a la atmósfera.

La estrategia es usar materiales que existen en exceso en una región y en lo posible evita usar materiales que sean necesarios para alimentos en dicha ubicación.

Por ejemplo, en la región de Norteamérica usa soya para los asientos, mientras que en Asia usa aceite de palma. Además investiga reemplazar fibra de vidrio usada para reforzar plástico con fibras naturales como de trigo o cáscaras de coco.

En otras ocasiones algunos materiales son muy costosos y además hay que importarlos desde lejos, como por ejemplo el hule. Actualmente están experimentado con hule obtenido de plantas de diente de león o también de guayule, planta que existe en el noreste de México o en el sur de Estados Unidos.

También está investigando con dinero reciclado; pues según Ford cada año aproximadamente se desechan un millón 589 mil kilogramos de dinero en Estados Unidos.

Los billetes de Estados Unidos contienen un 90 por ciento de algodón y 10 de lino. Además está investigando materiales hechos a base de algas y maíz.

PIES:

Asiento hecho a base de biomateriales.

Está desarrollando la tecnología de celdas de combustible.

Cojines hechos de soya.

Está investigando nuevos productos reciclando billetes.

Aprovechan fibras naturales de las regiones.

Tela experimental hecha a base de maíz.

Fuente: Elnorte.com
Por: David Loji
Publicada: 9 de septiembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario