La mayor ganadora de subastas de medidores cuenta con una fundación que apoya la educación

Naciones Unidas indica que cerca de 700 millones de pobres en el mundo no tienen acceso directo a este servicio.

Grupo IUSA, del empresario Carlos Peralta, fue una de las mayores ganadoras de la pasada licitación vía subasta hecha por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mediante la cual dotará de un millón 788 mil medidores de luz de baja tensión, lo cual significa un 48% de la subasta realizada.

Esta empresa y Controles y Medidores Especializados (Conymed), la otra mayor ganadora de la subasta (39%), están inmiscuidas en una investigación por la Comisión Federal de Competencia (Cofece) debido a la posible realización de prácticas monopólicas en la venta de medidores al Estado.

¿Tienes prácticas de responsabilidad social estas empresas?

En un ejercicio realizado por Expok se identificó que una de las maneras que tienen estas empresas de demostrar que están comprometidos con la responsabilidad social en el país ha sido el apoyo educativo a población vulnerable y de escasos recursos, alrededor de donde se ubican sus instalaciones, en el Estado de México.

La Fundación Alejo Peralta de Grupo IUSA se dedica mayormente a tareas de ayuda a la educación enlazada a la Tecnología de la Información (TICs), proyectos ambientales, salud, así como asistencia en caso de desastres naturales.

Ernesto Carrillo, coordinador Operativo de la Fundación Alejo Peralta, declaró a ExpokNews que uno de los factores clave que maneja la organización es el fomento a la educación del futuro, en donde las TICs son una prioridad a impulsar en niños, adolescentes y jóvenes de zonas vulnerables a través de su programa Enseñando para una vida mejor.

Carrillo enfatizó que entre los aspectos educativos que impulsan están otorgar tablets a los estudiantes, equipar aulas y tener presencia de sus dos camiones-aula, lo que permite que adolescentes y jóvenes de comunidades rurales en donde no cuentan con electricidad aprendan de las TICs y se sientan incluidos en el desarrollo nacional.

Explicó que de esta manera se colabora en mitigar la migración juvenil y el abandono escolar, así como en evitar que los adolescentes se conviertan en blanco del crimen organizado.

Este programa se ha llevado hasta el sistema de educación media y superior del Estado de México, en el plantel del Instituto Tecnológico del municipio de Jocotitlán, para que la juventud tenga contacto directo con un nuevo esquema de aprendizaje, el cual ha redituado en que dicho plantel sea piloto de diversos proyectos digitales de la Secretaría de Educación Pública federal (SEP).

El directivo de la Fundación Peralta indicó que su programa Enseñando para una vida mejor ha venido operando desde agosto del 2008, capacitando hasta el momento a 4,646 jóvenes que por sus condiciones no habían tenido la oportunidad de ser instruidos en el uso de las herramientas digitales.

Ganancias de IUSA

La ganancia estimada de IUSA en la pasada subasta CFE se calcula en un monto de 646 millones 693 mil pesos. El contrato total tiene un valor de mil 349 millones de pesos.

Al respecto, el organismo civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad recordó que Carlos Peralta es sospechoso de fingir competencia entre su empresa y Conymed, en la que su cuñado Andrés Tort es accionista.

El organismo ciudadano dio a conocer que IUSA y Conymed han logrado, conjuntamente, contratos por 11 mil 800 millones de pesos con la CFE en los últimos cinco años.

Aportaciones de IUSA a temas sociales

Entre las aportaciones económicas que de forma anual realiza la Fundación Alejo Peralta está la alianza que estableció con la Secretaría de la Marina Armada de México en la construcción de 55 casas para las personas damnificadas de Puebla por los sismos del 2017; para ello la organización otorgó un donativo por 100,000 pesos.

Otro de sus apoyos financieros a organizaciones no gubernamentales (ONGs) ha sido a Costasalvaje, que recibió una aportación de 100,000 pesos para el fortalecimiento del proyecto de conservación de la tortuga marina en la localidad de Morro Ayutla, Oaxaca.

También otorgó 49 mil pesos para el programa El Arte como Terapia, de la Fundación OMA, que surge para otorgar una alternativa amable, creativa y favorable para niños que han sobrevivido a situaciones de abuso y violencia sexual.

Igualmente dio 39 mil pesos al Fideicomiso Probosque Chapultepec, el cual es un organismo mixto que trabaja en la remodelación, rehabilitación y preservación del Bosque de Chapultepec.

El directivo de la Fundación Peralta detalló que cuentan de manera interna con un programa llamado Fondo Común, en el que empleados de la empresa de forma voluntaria realizan aportaciones y al final el Comité Técnico de la Fundación analiza qué tipo de causas en responsabilidad social se apoyarán tanto en aspectos sociales, ambientales, educativos o de salud.

Indicó que debido a este esquema, dicha bolsa de recursos económicos es variable año con año así como las causas a ser beneficiadas.

La Fundación fue creada por Carlos Peralta y también ha brindado apoyo en desastres naturales, como los huracanes Paulina (1997), Alex (2010), Ingrid y Manuel (2013), el terremoto en Haití (2010) y recientemente en San Pedro Comitancillo, Oaxaca en 2017.

Sector energía requiere pymes

El profesor en Finanzas y Emprendimiento de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), Álvaro Vargas Briones, comentó a ExpokNews que en la actualidad el sector energía en México es un nicho de grandes oportunidades para las pequeñas y medianas empresas (pymes) así como para emprendedores.

Confió en que a las pymes se les dé la oportunidad de incursionar en la cadena de suministro que es concentrada por grandes corporativos lo cuales necesitarán la participación de las pymes en sus proyectos de abasto, generación y almacenamiento de energéticos, así como creación de nuevas tecnologías.

De esta manera, los cluster de energía de las grandes empresas deberán tener en consideración a las pymes y los emprendedores para el desarrollo adecuado de sus proyectos al futuro cercano, ya sea en energéticos tradicionales o en renovables y en sus rubros de generación, distribución y almacenamiento, siendo ahí donde marcas como IUSA deben voltear a impulsar la economía y el empleo indirecto, comentó.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro