RSE

Fragmentos de la Investigación de las Fundaciones Empresariales en China de CSR Asia

La oficina de Beijing de CSR Asia está conduciendo actualmente una investigación acerca de “las mejores prácticas” de las Fundaciones Empresariales en las inversiones sociales. Cuando esté completo, presentaremos recomendaciones para una estrategia de mejores prácticas a la medida de las empresas chinas. Esta investigación mejorará el conocimiento, entendimiento y efectividad de las inversiones sociales realizadas por medio de las fundaciones empresariales en China. Este artículo es un resumen preliminar de algunos de nuestros hallazgos.

Las fundaciones empresariales se han enfrentado a muchos retos, por lo cual este estudio de la oficina de Beijing de CSR Asia, es crucial. En los años 80, la cantidad de fundaciones empresariales creció rápidamente, pero se redujo después de 1996, cuando el Ministerio de Asuntos Civiles tomó el control de las mismas. Durante el periodo entre 1999 y el 2004, casi no hubo nuevas fundaciones. Sin embargo, en junio de 2004, una serie de nuevas normativas fomentó el desarrollo de fundaciones sin oferta pública, la primera siendo la Heungkong Charitable Foundation. A ésta, la siguieron más fundaciones de empresas privadas desarrolladas para mejorar el bienestar público en China, haciéndose más presentes después del Terremoto de Wenchuan en el oeste de China. Entre el 2006 y el 2010, la cifra de fundaciones empresariales aumentó de 349 a 1,977. Y a pesar de este gran incremento, aún son insuficientes para proveer la debida asistencia.

A diferencia de los Estados Unidos y el Reino Unido, las fundaciones empresariales chinas se clasifican en dos categorías: de oferta pública y sin oferta pública. Las fundaciones con oferta pública pueden recaudar fondos del público, mientras que las que son sin oferta pública, no pueden. Debido a esto, se alega que debido a las leyes en China, no existe una entidad llamada Fundación Empresarial como tal. En cambio, las empresas deben de crear sus fundaciones por medio del esquema sin oferta pública, ya que el derecho a recaudar fondos del público no está garantizado. Las fundaciones sin oferta pública pueden recibir fondos de una o varias personas, una o varias organizaciones o una mezcla de ambas. Las empresas matrices pueden brindar apoyo financiero a sus fundaciones de dos formas. La primera fue implementada en un principio por la Fundación Narada, y en ésta las fundaciones reciben fondos de las ganancias hechas por inversiones originalmente proporcionadas por la empresa matriz, con la matriz solventando cualquier déficit entre la inversión inicial y los fondos de la fundación. La segunda forma se ejemplifica por la Fundación Bright China, que además de recibir una cantidad fija proveniente de una inversión inicial, también obtiene fondos de la empresa matriz que transfiere cierto porcentaje de sus ganancias cada año a la fundación.

Hoy en día, las fundaciones empresariales tienen una presencia significativa en China. Sin embargo, aún se necesita mayor entendimiento acerca de lo que son las mejores prácticas en otros países, y cómo pueden adaptarse para amoldarse a las operaciones empresariales en China.

Fuente: Csr-asia.com
Por: Robyn Campbell, [email protected]
Publicada: 31 de agosto de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • hola amigos en nuestro pais nececitamos quien invierta para cenbrar comida ay muchas tierras actas para diferntes cultivos agricolas y acpodriamos esportar para supais lla que en nuestro pais nocontamos con tienpos de hieladas

Dejar un comentario