Ambiental RSE

Forma de protección a tortugas gigantes en las Islas Galápagos

Estos dispositivos emitirán señales que serán captadas por potentes receptores desde el espacio

¿Sabías que las tortugas gigantes son los vertebrados más longevos que existen en el mundo? Ellas tienen un promedio de vida de más de 100 años y la tortuga más vieja que se conoce llegó a vivir 152 años.

Estas tortugas también son las más grandes del mundo, algunas de ellas pueden medir o hasta superar el metro y medio de longitud y también pueden alcanzar los 250 kilogramos de peso.

En las Islas Galápagos, sólo quedan 10 clases de tortugas y se estima que más de 100 mil tortugas murieron en manos de piratas, balleneros y mercaderes en los siglos XVII, XVIII y XIX.

Cuando nacen, las tortugas llegan a medir 6 cm y si sobreviven pueden alcanzar hasta los 150 años pero lamentablemente uno de los mayores desafíos que enfrentan es el creciente impacto de la actividad humana.

Científicos internacionales rastrean desde hace años las migraciones de poblaciones adultas, pero las tortugas bebé son demasiado pequeñas para que se les coloque dispositivos GPS.

Actualmente ya es posible adherir dispositivos diminutos en las tortugas recién nacidas y cada uno de ellos lanzarán señales que serán captadas por potentes receptores en la Estación Espacial Internacional.

“Al colocar estos transmisores ultralivianos en un gran número de tortugas bebé podremos seguirlas a lo largo de su vida”, le dijo a BBC Stephen Blake, coordinador del Programa de Ecología del Movimiento de las Tortugas Gigantes de Galápagos.

“Podremos comprender en qué medida logran sobrevivir, y si no lo hacen, cuál es el problema. Entender esto es crucial para la conservación de las tortugas gigantes de Galápagos en el futuro”.

Las tortugas son animales que fueron clasificados como especies en peligro y se encuentran protegidas por el gobierno ecuatoriano desde 1970.

Cuando fueron descubiertas, se estimaba que su población fuera de 250 mil ejemplares, debido a los programas de reproducción en cautiverio se han salvado se su extinción.

Estas tortugas comen hierba, hojas y cactus, duermen un aproximado de 16 horas al día y podrían vivir hasta un año sin comer ni beber debido a sus grandes reservas de agua.

Chips de rastreo

En un futuro cercano, la Estación Espacial Internacional monitoreará a varias especies,  las tortugas de Galápagos son un ejemplo de esto.

Esto comenzó por el impulso del Instituto Max Planck de Ornitología en Alemania, el cual quiere estudiar desde el espacio las migraciones de decenas de especies, desde aves hasta elefantes.

Los chips GPS estarán adaptados especialmente a las tortugas bebé que pesan apenas 60 o 70 gramos.

De acuerdo con BBC, las tortugas gigantes son animales emblemáticos de las Galápagos, hay muchos misterios sobre su vida, de acuerdo con el experto del Instituto Max Planck de Ornitología, las tortugas migran en busca de mejor comida según las estaciones.

Todavía existen islas con volcanes activos o inactivos que se eleven a más de mil metros sobre el nivel del mar y los patrones de lluvia siguen gradientes de altura.

“La parte baja de las islas, hasta unos 150 metros, tiende a recibir poca lluvia y a ser árida. Las zonas de elevación mediana, entre 150 y 350 metros son semiáridas y las áreas altas, con mayor cobertura de nubes, tienen más humedad y precipitaciones”.

Durante todo el año, las zonas elevadas tienen una gran vegetación y en temporada lluviosa las precipitaciones alcanzan esas áreas bajas que también llegan a reverdercer.

Así que las tortugas migran hacia esas zonas de menos elevación para comer vegetación nueva, rica en proteína y fácil de digerir.

Entre la migración de las tortugas hay una porción de tortugas que migra de manera parcial y de acuerdo con los científicos “no se sabe por qué sólo una porción de las tortugas migra, ya que en la mayoría de las especies migratorias toda la población lo hace”.

De acuerdo con los chips que tienen las tortugas, algunas de ellas son sedentarias, ya que sólo se han movido en un radio de unos 200 metros en los ocho años que se han monitoreado.

Otras son más impredecibles porque ellas sí son nómadas. Otro grupo se dispersa y jamás vuelve al sitio original, pero también hay otras que tienen un patrón de migración y regresan a la misma zona.

De acuerdo con el coordinador del Programa de Ecología del Movimiento de las Tortugas Gigantes de Galápagos, Stephen Blake, el monitoreo de las tortugas de manera tradicional con GPS o a través de la Estación Internacional, es clave para estos longevos animales.

La investigación es importante porque el hábitat de las tortugas es cambiante debido a la creciente actividad humana y esto amenaza a las rutas migratorias y el futuro de las tortugas en Galápagos.

“Las tortugas son las longevas que las ramificaciones últimas de estas perturbaciones a las rutas migratorias no se verán durante muchos años”, de acuerdo con el investigador.

“Quizá en un futuro exista algún problema con la reproducción de las tortugas del que sólo se sabría con el tiempo, es por eso la importancia de lo qué sucede con las tortugas bebé”

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]