Gobierno

Firma México el ACTA

El Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA) pretende una mejor protección internacional de los derechos de propiedad intelectual

El Gobierno mexicano firmó el ACTA ante el Gobierno japonés, país que es el depositario de este Acuerdo, informó el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) a través de un comunicado.

“Con la finalidad de combatir de manera más eficiente el problema de falsificación y piratería en materia de marcas, invenciones, obras intelectuales y artísticas, México firmó el día de hoy el Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA) ante el Gobierno Japonés, depositario del Acuerdo.

“Este Acuerdo, firmado por el Embajador de México en Japón, Claude Heller, establece un marco general internacional con el fin de detener el comercio ilegal de productos piratas y/o falsificados, incluyendo su distribución masiva por medios digitales”, señala el documento.

En entrevista con REFORMA, Rodrigo Roque, director general del IMPI, dijo que la ratificación del ACTA deberá darse, después de que éste sea discutido de manera plural y transparente.

“Se requiere de una legislación secundaria para su aplicación, que significa la defensa de los derechos de propiedad intelectual. Nosotros seguiremos hasta el último día de esta administración insistiendo en los beneficios de este acuerdo”, mencionó.

Federico de la Garza, director de la Motion Picture Asociation (MPA), dijo que el Acuerdo resulta benéfico para México y no limita ni margina las comunicaciones y sí salvaguarda los bienes culturales del País.

“Este acuerdo no sólo trata de aspectos tecnológicos sino también de aspectos aduanales y de vigilancia contra la falsificación y mal uso de marcas, diseños y derechos de autor”, destacó De la Garza.

El IMPI aclaró que el Acuerdo no violenta los derechos humanos reconocidos por la Constitución y por los Tratados Internacionales de los que México es parte.

El año pasado, el Senado de la República advirtió que no ratificaría el pacto, ya que consideró que violaba la Constitución, e incluso hace unos días el Parlamento Europeo rechazó también ratificar la firma de este Acuerdo porque la manera en que se negoció no fue la más adecuada.

Sin embargo, a partir del 1 de septiembre el Senado mexicano tendrá nuevos actores, por lo que no se descarta que esta opinión cambie.

El Instituto mencionó que el Estado deberá ceñirse además a la legislación secundaria que el Congreso de la Unión emita en la materia, donde se reforzará la observancia y respeto irrestricto a dichos derechos fundamentales, tales como la libertad de expresión, el derecho a la legalidad, la privacidad de datos, el debido proceso y el acceso a la información y a la cultura.

“En este sentido, la firma del ACTA es un firme mensaje del Gobierno federal para que se siga discutiendo con el poder legislativo la efectiva protección de las marcas, invenciones y creaciones de los mexicanos, así como la implementación del Acuerdo, asegurando que estas garantías individuales no sean, en ningún caso, vulneradas ni transgredidas.

“Por tanto, la aplicación del ACTA no generará un ambiente de vigilancia o monitoreo a las actividades que se realizan cotidianamente en plataformas como Internet, ni para revisar o incautar equipos de cómputo ni reproductores personales de audio o video”, señaló.

Según el IMPI, el Acuerdo provee un marco general de buenas prácticas de observancia y cooperación internacional que protege los trabajos, la creatividad, las exportaciones y el bienestar de los mexicanos, y se constituye en un instrumento equitativo y razonable frente a otros derechos.

El ACTA pretende una mejor protección internacional de los derechos de propiedad intelectual de los mexicanos, atraer nuevas inversiones, asegurar las fuentes de trabajo ya existentes e incrementar la creación de empleos formales, así como fomentar la creatividad, la innovación y la competitividad de nuestras empresas, resaltó.

El IMPI refirió que surge en momentos en que México enfrenta un grave problema de falsificación de marcas y de piratería en distintas ramas industriales, que involucra desde prendas de vestir, calzado deportivo, música y cinematografía hasta productos que atentan contra la salud y seguridad de los consumidores, como medicamentos, bebidas alcohólicas, tabaco y autopartes.

En 2011, el Foro Económico Mundial señaló que el valor del comercio ilegal asciende a 1.3 billones de dólares y, de este universo, los rubros relacionados directamente con la propiedad intelectual se ubican en el orden de 360 mil millones de dólares, siendo la falsificación de medicamentos la más elevada con 200 mil millones de dólares.

Critican en redes sociales adhesión al ACTA

La decisión del Gobierno de México de firmar el Acuerdo Comercial contra la Falsificación, conocida como ACTA, fue criticada en redes sociales como Twitter.

El tema se colocó como “trending topic” nacional luego que el IMPI informara que el Embajador de México en Japón firmó el Acuerdo.

“El #Senado debe rechazar su ratificación a la luz del acuerdo tomado por unanimidad en dic del 2011”, publicó el Senador perredista Carlos Sotelo, a través de su cuenta @carlossotelog.

El año pasado, el Senado de la República advirtió que no ratificaría el pacto, ya que consideró que violaba la Constitución.

“Pésima actitud del Gob Federal: COFETEL dijo NO, Senado dijo NO, ONGs y ciudadanos dijimos NO, Parlamento Europeo NO…. pues Mx firmó ¬¬”, expresó Antonio Martínez, oficial de comunicaciones de ARTÍCULO 19, en Twitter.

Fuente: negociosreforma.com
Por: Dayna Meré
Publicada: 11 de Julio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario